Arte en la ‘nube de agua’

OCT, 14, 2019 |

LOCACIÓN. Museo Arte Larco exhibe pintura religiosa, esculturas en metal y madera, y réplicas precolombinas.
ARTISTA. Villacís viaja hasta las mecánicas del sur de Quito para recolectar el material con que realiza sus esculturas.
OBRA. Escultura de la artista quiteña Paulina Baca.
ESPACIO. Magma Arte reúne piezas de nueve artistas locales de gran reconocimiento.
FIGURAS. Sus creaciones son perso- najes icónicos de nuestra tradición y de la cultura universal.

A más de 2.800 metros sobre el nivel del mar, en el mirador del volcán Pululahua la niebla cae como un velo antes del mediodía en esta época del año. La vista de la reserva geobotánica se pinta de un blanco absoluto y helado, que da razón al nombre que los habitantes del cráter -no más de 40 familias de agricultores- le asignaron en su lengua ancestral, el quichua: ‘nube de agua’.    

Además de las tiendas de artesanía, la espectacular vista y los recorridos a pie, a caballo o en bicicleta, una atracción alternativa para quienes visitan el mirador son las galerías de arte, que se han tomado la zona para difundir el trabajo de creadores locales. 

Desde el volcán

A 17 kilómetros de Quito vía Calacalí, en el sector Caspigasí, a pocos pasos de la entrada al mirador, se encuentra el Museo Arte Larco. Desde su apertura hace solo tres meses, ha logrado llamar la atención de los turistas por la variedad de propuestas artísticas y artesanales que alberga. 

Miguel Ángel Villacís, artista y morador de la zona, cuenta que la galería es resultado del trabajo conjunto de varios emprendedores. La idea surgió, dice, por parte del ingeniero David Larco. Más tarde se unieron al proyecto colegas que compartieron con él las aulas de la Facultad de Artes de la Universidad Central, quienes hoy exhiben sus obras en este espacio.

Villacís lleva 40 años en el oficio. Se dedica al tallado en madera, la carpintería, la escultura y la pintura. “Tuve buenos maestros en Quito, Ambato e Ibarra”, recuerda. Él usa como material lo que encuentra: troncos, tubos de Pvc, cáscaras de coco, tusas del choclo, partes de auto, herramientas desechadas e, incluso, la piedra caliza del volcán son sus instrumentos para crear piezas únicas.

Él cuenta que sus creaciones han recibido gran acogida por los turistas extranjeros, quienes “se maravillan, porque no hay nada igual en su tierra”. Desde el próximo mes, el lugar abrirá talleres de pintura, escultura con objetos reciclados y tallado, con un precio de 50 centavos por clase. 

La entrada al Museo Arte Larco es libre. Todos los sábados y domingos, de 17:00 a 18:00, el grupo de danza del Museo Templo del Sol (ubicado a pocos pasos de la galería) se toma el escenario con una presentación gratuita para los visitantes. De esta forma, la comunidad del Pululahua colabora para impulsar el turismo y la revalorización el arte y la tradición. 

Magma Arte

Ubicada en las instalaciones de la hostería El Cráter, subiendo por el desvío a la derecha del mirador, la galería Magma Arte es la fusión ideal entre la estética natural y la creada por el hombre.  Escultura y pintura contemporánea, con diversas temáticas y estilos, se exhiben en este espacio que reúne la obra de reconocidos artistas nacionales como Milton Barragán, José Unda y Paulina Baca, e internacionales como la moldava Doina Vieru. 
La entrada a la galería es libre para los visitantes del hotel y del restaurante El Cráter, calificado como uno de los mejores del país por su asombrosa arquitectura, que permite una visibilidad de 360 grados del paisaje. (AA)