Los padres de familia demandan soluciones

SEP, 10, 2019 |

EDUCACIÓN. Los padres de familia y estudiantes en las afueras de la Dirección de Educación, exigieron que se solucione su situación.

Desesperados, indignados y cansados de esperar, los padres de familia evidenciaron ayer en la mañana su preocupación por la situación de sus hijos que todavía no pueden iniciar el año lectivo por diferentes motivos.

Las autoridades de educación les habrían convocado para ayer con el propósito de dar solución a los diferentes casos, pero cuando llegaron las puertas de la institución estaban cerradas y nadie salió a darles una explicación.

Ante esta situación la Policía Nacional tuvo que intervenir porque los padres exigían una respuesta y querían entrar a la Dirección, pero fueron impedidos, otros esperaban de manera tranquila su turno en una fila que casi alcanzaba las tres cuadras.

Zoila Terán, madre de familia, informó que desde agosto solicita la reagrupación de sus hijas porque la primera estudia en la unidad educativa Patria y quería que su hija menor vaya a esa misma escuela, pero no recibió respuesta favorable a pesar de los constantes pedidos y gestiones realizadas. Al momento la niña no acude a clases.

Darwin O., estudiante de la unidad educativa Luis Fernando Ruiz, acudió uniformado  con otro compañero para pedir una solución a las autoridades; ya que perdió el año y luego de haber sido recibido normalmente en su institución la semana anterior, y de haber comprado la lista de útiles, le informaron el viernes, al igual que a 17 compañeros más, que ya no forman parte de la institución. Aseguró que las autoridades de la institución les habrían hecho firmar un documento a sus padres para que puedan ser recibidos en otra institución, pero eso era falso porque ahora resulta que no están inscritos en ningún colegio y no pueden seguir estudiando.

María de la Cruz, madre de familia, corroboró las declaraciones del joven estudiante porque su hijo está en la misma situación en ese  mismo plantel y ahora busca una solución.

“No es posible que se dé prioridad a gente que llega de otros países que a quienes somos de la provincia, el estudio es un derecho que tienen nuestros hijos y ahora no les pueden dejar sin institución”, dijo.

Angélica Calvopiña, es una joven madre de familia de tres niños, llegó desde Pastaza y en agosto comenzó los trámites para que les asignen cupo a dos de sus hijos, para segundo y quinto de educación básica, pero no lo ha conseguido. Ayer con su hijo de dos meses de edad, permanecía en el tumulto de padres de familia que molestos solicitaban una solución, porque por diferentes situaciones sus hijos están perdiendo clases.

Este medio de comunicación intentó comunicarse con el director distrital de Educación, Víctor Olivo, pero no fue posible. El director zonal de Apoyo Seguimiento y Regulación Educativa, Cristian Díaz, informó, mediante un mensaje grabado que el inicio del proceso de traslados se realiza en base a directrices del Ministerio de Educación, donde se determina que la matrícula se puede realizar hasta 15 días antes de que termine el primer quimestre; por lo que el Ministerio está aperturando la segunda fase de matrículas y traslados que es desde el 9 de septiembre hasta el 31 de enero de 2020 y el Ministerio asegura que todos los estudiantes pueden acceder a la educación. 

En la página de Facebook del gobernador, Jorge Miño, se conoció que mantuvo una reunión con las autoridades locales de educación y habría manifestado a los padres de familia que hasta el jueves se solucionarán los procesos para garantizar la educación de todos los niños y jóvenes. (VHG)