Huellas imborrables

SEP, 22, 2018 | 00:05 - Por ROQUE RIVAS ZAMBRANO

Roque Rivas Zambrano

Cuando vi las fotos de Eliana no la reconocí. Tenía tantos moretones en el rostro que era imposible poder distinguir sus rasgos. Pude identificarla en aquellas imágenes en las que salía sonriente con su hija. Tal vez estuvo en alguna de mis clases. Lo extraño, cuando eres profesor, es pensar que una de tus estudiantes es víctima de violencia física y psicológica por su pareja. 

El caso de Eliana copó las redes y los medios de comunicación. Ella –que aún no se recupera de las secuelas– comenta sobre su relación  de años con Raúl. La constante eran los celos. Le prohibía ponerse vestidos cortos, faldas, blusas descotadas. No le gustaba que compartiera con sus amigas, ni con su familia. Criticaba a su mamá y procuraba que todo el tiempo se lo dedicara a él. 

Cuando le preguntan si tuvo indicios de maltrato de su novio, respira, traga saliva, y cuenta que cuando se alteraba y le reclamaba por situación, le daba cachetadas y le decía que jamás encontraría una personas que la quisiera como él, que se preocupara como él. Afirmaba amarla, pero su amor le provocaba miedo y dolor. 

Un día Eliana recibió una propuesta para actuar en un video de una banda de rock. Pretendía ser una crítica al maltrato intrafamiliar. En el corto, ella tenía que simular ser la pareja de otra persona. Le pidió permiso a Raúl para participar. Él estuvo de acuerdo, pero cuando vio el proyecto final, donde su novia estaba muy cerca de otro hombre estalló. 

La golpeó brutalmente, hasta casi matarla. De no ser por los amigos y vecinos, Eliana no viviría para contarlo. Después de hacer viral el episodio, y de las denuncias, Raúl recibió dos meses de cárcel. Esa es la pena en Ecuador -donde seis de cada diez mujeres son maltratadas- para un agresor, para un potencial asesino.


[email protected]


 

COMENTA CON EL AUTOR

[email protected]

Más Noticias De Opinión

¡No compliquen el progreso!

| Las leyes de reactivación económica aprobadas, el nuevo equipo económico, y demás “caramelos” que don Lenín ha intentado para captar la inversión, y por ende el empleo tan escaso el día de hoy, se aprecian insuficientes, para darle un vuelco al estado de estancamiento en que nos dejó en régimen anterior.

Soy venezolano

| Ahora que tengo su atención estimado lector, tengo que aclarar que soy ecuatoriano y de esta tierra Tsáchila, pero el título de la presente hace alusión al factor común de muchas esquinas y semáforos de mi ciudad, jóvenes venezolanos llenos de vida con rótulos y niños en brazos pidiendo un apoyo de caridad a cambio de unos cuantos dulces, que cuadro tan triste.

Activismo en Santo Domingo

| Sin duda alguna, este año 2019 marca el inicio de una etapa de activismo ambiental en Santo Domingo, una nueva etapa en la que se dio el paso trascendental de protestar en redes sociales para actuar en territorio.

Incompetencia e incompetentes

00:15 | | Tal vez la promesa más atractiva de Lenín Moreno y su partido cuando aspiraban al Palacio de Carondelet fue que, por año, crearían 250 mil nuevos empleos.

Nosotros los indefensos

00:10 | | Al señor A un irresponsable le choca el auto después de pasarse la luz roja, su esposa va a la clínica y el auto chocado al patio de la Policía, para sacarlo debe pagar cerca de quinientos dólares.

Escopolamina

00:05 | | Son las 11:00 del sábado. Liss va a su trabajo. Su padre la deja en la puerta del Centro Comercial donde queda el local en wl que labora.

GALERIA DE VIDEOS