Silencios cómplices

EDUARDO CHIRIBOGA APONTE

Definitivamente la estructura del presupuesto gubernamental, ha causado polémica. Los ingresos están sobrevalorados, los gastos subvalorados… en fin, el cuento ya se lo ha discutido bastante. Pero lo más preocupante es lo del aporte al IESS, que ni llega a ser lo que debería estar estipulado. Sin mencionar que la deuda del Estado al noble instituto… es mayor, inclusive, a la brecha de 8.500 millones de dólares que se requieren para tapar el hueco fiscal heredado.

Esto abrió un acalorado debate sobre la insostenibilidad de los servicios y de las pensiones jubilares en corto tiempo. Es que con 3.5 millones de afiliados… se hacen atender sobre los 8 millones de usuarios… y así, ningún seguro será eficiente ni tendrá mayor solvencia en el futuro cercano. Y como la esperanza de vida cada vez es mayor, a Dios gracias, el número de afiliados por cada jubilado debería ser superior a 8.

Modificar la edad de jubilación a los 65 años, sale siendo más viable que elevar los aportes, que alejarían aún más al empleo formal, que en un país con bajísimas inversiones y sin crecimiento escasea, entre otras recomendaciones que se han realizado públicamente, como debe ser.

Pero lo que más me llama la atención, fue la pasividad, el tibio reclamo, el secretismo, el miedo a opinar de los entendidos en la materia de cálculos actuariales y del Seguro en General, cuando Correa, muy suelto de huesos y, a través de su esbirro Richard Espinosa, le suprimió el aporte estatal del 40%. Hoy, al fin, se los escucha.

Recién se señala matemáticamente, que el dictamen del exmandatario de que no le pasaría absolutamente nada al IESS, era una temeraria falacia. Y, para colmo, se premia a la esposa del señor Espinosa, pieza clave en el otorgamiento de créditos del Biess, con un Consulado en Canadá… lo que es un secreto a voces.

Señores del gobierno, la lucha contra la corrupción, aún en mora, pasa también por sincerar las cifras amañadas que les legaron. Y pasa también por aclarar los silencios en épocas del correato, del que fueron parte.

eduardochiribogapuntoverde@hotmail.com