¡Fuego!

«Y el que no se halló inscrito en el libro de la vida fue lanzado al lago de fuego.» (Apocalipsis 20:15)


En la Biblia encontramos muchos episodios donde se habla de «Fuego». Nadab y Abiú lo utilizaron mal y murieron (Números 3:4), Dios habló a Moisés desde una Zarza ardiendo en Fuego (Éxodo 3:2), Dios consumió con Fuego a Coré cuando se reveló contra el Siervo de Dios (Números 26:10), Sodoma y Gomorra fueron destruídas por Fuego como resultado de su inmoralidad (Génesis 19:24), Dios guió al pueblo de Israel en su travesía por el desierto con una columna de Fuego durante las noches (Éxodo 13:21),

Dios pidió que todas las imágenes idólatras se destruyan en Fuego (Deuteronomio 7:5, 25), en la disputa entre Elias y Acab, Dios destruyó con Fuego el altar de los sacerdotes que adoraban a un Dios falso (2 Reyes 6:15-17), los 3 amigos de Daniel fueron puestos en un horno de Fuego por no haberse arrodillado delante de la escultura del rey y fueron rescatados por Dios sin que se les quemara un sólo pelo! (Daniel 3:1-27).

En el nuevo testamento de igual manera se menciona al Fuego, se le pide al cristiano avivar el Fuego que está dentro del creyente, es decir, permitir que Dios tome el control de nuestra vida (2 Timoteo 1:6), se nos pide soportar las pruebas de Fuego que vienen de parte de Dios que son necesarias para nuestra vida (1 Pedro 1:7), nos advierte de los dardos de Fuego que lanza el diablo (Efesios 6:16), y sobre todo, léalo bien, se nos pide arrebatar a otros del Fuego (Judas 1:23), un Fuego que según la Biblia es real y produce dolor y que está en el infierno! (Marcos 9:43-46).

Está usted libre de ese Fuego? Si no, la respuesta es el evangelio de Dios (Romanos 1:16), alguien le puede rescatar! (Mateo 20:28), usted puede pasar del fuego eterno a la vida eterna, y la Vida es Cristo! (Juan 3:16), y luego ya recatados debemos hacer saber a otros que también hay esperanza para ellos. Cristo murió por todos!
pastorfrancoloyola@gmail.com