El agro exige justicia

EDUARDO CHIRIBOGA APONTE

El justo reclamo del sector lechero del país, exigiendo que la industria no mezcle el suero del queso, (que es un desecho) con la leche, me recuerda al constante reclamo del sector palmicultor, cuando la industria importa aceite rojo del exterior, con el fin de no subir el precio de la fruta de palma producida por nuestros agricultores. Y todo, siempre bajo la complicidad de los gobiernos de turno.

Pienso que de haber una sobre producción de leche a nivel nacional, su actividad debe regularse y urge su industrialización a través de las asociaciones a nivel nacional. Es muy complicado ser ganadero en un país donde el agua se expende a un precio superior al que le pagan al productor de leche. Donde el tercenero, con una mínima inversión, gana igual que un hacendado, cuyos costos de producción son infinitamente superiores. Donde el abigeato aún no es normado adecuadamente. Donde tener armas para defender el patrimonio y la familia es penado. Pregunto: ¿qué hace la Asamblea Nacional al respecto?

Las injusticias que viven quienes se dedican a la honrosa tarea de producir alimentos, aún están vigentes, a pesar de que hoy contamos con un Ministro que viene del sector productor y conoce las peripecias que hay que sortear para sobrevivir en el agro ecuatoriano. Espero que el ing. Lazo pueda plasmar sus iniciativas en lo que queda de este gobierno de transición, y no sea cambiado cada seis meses como sus antecesores, lo que ha constituido una burla al sector agropecuario.

El cambio de cultivo en las zonas afectadas por la letal enfermedad de la pudrición del cogollo en la palma aceitera empieza a darse, gracias a Banecuador. Pero aún no se socializa debidamente la estrategia del gobierno y el acompañamiento institucional respectivo, para que tenga el éxito esperado. Lo que sí queda claro, es que ni el precio del petróleo, ni el precio internacional del aceite de palma, nunca tuvieron algo que ver con los precios que se pagan al productor nacional. Por lo que las normativas que protejan a los sectores productores nacionales, aún esperan.

eduardochiribogapuntoverde@hotmail.com