Bicentenario y memoria

Eduardo F. Naranjo C.

Evocar un momento de nuestra historia republicana implica entender todos los factores y esfuerzos estratégicos que confluyeron para poder liberarnos de la sumisión al imperio español y es por eso que desempolvar la memoria es adecuado, en esta dirección apuntan las acciones, que la próxima semana la Alcaldía de Latacunga concretará al declarar iniciado todo un vasto programa de actividades que culminarán el 11 de noviembre, fecha en que los alzados en armas junto con el ejército libertador derrotaron la última resistencia española en esa ciudad.

Durante la ceremonia de inicio, la Asociación de Cotopaxenses residentes en Quito, realizará la entrega de un óleo del patrono fundacional de la ciudad, un mártir de la cristiandad, llamado San Vicente, obra realizada por el maestro cotopaxense, Nelson Román, la misma que presidirá el despacho del burgomaestre.

Esta relación simbiótica de presentes y ausentes se da y se busca, con el fin de mantener una identidad, ligada a recuerdos y gentes que fueron y serán, partiendo desde los primigenios habitantes de la zona, conquistadores , marqueses, campesinos y obreros que forjaron una urbe que fue un modelo de trabajo y cultura, donde estuvo el primer colegio fiscal, antes que el Mejía, el Vicente León, donde se educaron algunos notables personajes de la política ecuatoriana y magistrados de las altas cortes de Justicia.

Byron Cárdenas, considera la importancia de activar la memoria histórica de la ciudad y la provincia con el fin de incentivar a las juventudes a recordar el pasado glorioso para forjar un futuro sustentable, punto de vista interesante en una sociedad que aún no acaba de integrarse y proyectarse a nivel nacional. Latacunga inicia su epopeya libertaria recordando a todos los forjadores de su destino.

eduardofnaranjoc@gmail.com