Precio del barril de crudo cae $10 por los temores a una recesión mundial

El valor del WTI, que es el crudo de referencia para Ecuador, pasó de $108 a $98 por barril. Bancas de inversión como Citi proyectan que el desplome puede llegar a los $65 hasta finales de 2022 y eso pone en entredicho los ingresos extraordinarios que se proyectaban para el fisco.

En la mayoría de las grandes economías mundiales, los altos niveles de inflación y las medidas que se están tomando para frenarlos (subida tasas de interés) está haciendo cada vez más reales los temores sobre un recesión generalizada. Es decir, un menor crecimiento económico y menor demanda de productos terminados y materias primas.

Así, este 5 de julio de 2022, esos temores se ha reflejado con fuerza en el precio internacional del crudo. El WTI, que es el crudo de referencia para Ecuador, pasó de $108 a $98 de un día para otro. Esto significa una caída de $10 por barril, y pone en entredicho cuál podría ser realmente el monto de ingresos extraordinarios que recibirá el Gobierno ecuatoriano hasta finales de año.

En primera instancia, y con un promedio de más de $100 por barril, el ministerio de Economía calculó excedentes por $1.200 millones. Inmediatamente, sectores políticos y sociales, analistas y académicos salieron a hacer cuentas de cómo se deberían gastar esos recursos.

Sin embargo, ante la desaceleración económica mundial, bancos de inversión como Citi ya están proyectando escenarios donde el precio del barril de WTI podría cerrar 2022 en $65. Ese precio es mayor a los $59,2 presupuestados, pero quedaría lejos de los escenarios de una nueva bonanza petrolera.

Menos ingresos, pero también menos subsidios para el fisco

Por cada $1 que aumenta el precio del barril de crudo (por encima de los $59,2 presupuestados), los ingresos para el fisco aumentan en aproximadamente $48 millones.

En este contexto, los $1.200 millones de ingresos extraordinarios se convertirían en un monto mucho menor. En este último semestre del año podría acumularse $278,4 millones, los cuales ni siquiera pueden cubrir los más de $500 millones de pérdidas en el sector petrolero por el paro de 18 días. Esto le pondría más presión al Gobierno porque sus compromisos de gastos se ha disparado en los últimos días, pero no tendrá todos los recursos que se esperaban.

Sin embargo, también hay que tomar en cuenta que el crudo ecuatoriano tiene un castigo promedio de $4. Así, con un precio internacional de $65, el pago real que sería de alrededor de $61 por barril. De esta manera, los ingresos extra llegaría a 86,4 millones. Eso quiere decir que al final se podría totalizar alrededor de $500 millones de ingresos extra por encima de lo presupuestado.

Por el otro lado, el alivio vendría por la reducción en el gasto por subsidio a los combustibles. Según las últimas cifras actualizadas por el Ministerio de Economía, por cada $1 que aumenta el precio del barril de crudo (por encima de los $59,2 presupuestados), el gasto en subsidios se incrementa en $61 millones.

Así, con un precio del barril de WTI de $65, el gasto total en esos subsidios pasaría de los $3.400 millones proyectados en los últimos días (incluida la rebaja de 15 centavos en el precio de la gasolina extra y el diésel) a alrededor de $2.000 millones. (JS)

Plan europeo para cesar compra de petróleo ruso eleva el precio del crudo

Fotografía de archivo del campo petrolero Inglewood en California (EE.UU.).

El petróleo WTI (referencia para Ecuador) subió un 4,18% y el Brent un 4,3% luego de que la presidenta de la Comisión Europea anunciara un corte a la compra de crudo ruso sin refinar desde mediados de año y de petróleo refinado desde 2023.

BRUSELAS. El precio del petróleo intermedio de Texas (WTI) abrió este 4 de mayo con una subida del 4,18 % y se situó en 106,70 dólares el barril, tras conocerse los planes de la Unión Europea (UE) para imponer un veto progresivo al petróleo ruso.

A las 09:00 hora local de Nueva York (13:00 GMT), los contratos futuros del WTI para entrega en junio ganaban 4,29 dólares con respecto al cierre de la jornada anterior.

El precio del crudo de referencia estadounidense (referencia también para Ecuador) se disparaba en reacción a la propuesta de la Comisión Europea de vetar de manera progresiva las compras europeas de petróleo ruso hasta finales de año.

Una reacción similar tuvo el petróleo Brent (referente europeo). El precio del barril de este tipo para entrega en julio subió este miércoles más de un 4,3% en el mercado de futuros de Londres por el temor de los inversores a una escasez de suministro tras la propuesta de la Comisión Europea.

El crudo del mar del Norte, de referencia en Europa, cotizó a 109,66 dólares en torno a las 12 GMT, un 4,3 % más que al cierre del martes, si bien después moderaba su ascenso y rondaba los 108,6 dólares.

Las medidas anunciadas por Europa

La Comisión Europea propuso este miércoles un veto progresivo a las compras europeas de petróleo ruso hasta finales de año: la idea sería partir con el cese de compra de petróleo sin refinar desde mediados de 2022 y concluir el año con el veto al petróleo ruso refinado.

La medida forma parte de la sexta tanda de sanciones que la Unión Europea espera imponer en los próximos días a Moscú una vez que los Veintisiete las aprueben por unanimidad y se suman a una amplia batería de medidas aplicadas desde finales de febrero con el objetivo de frenar la maquinaria de guerra del Kremlin y obstaculizar la economía de este país.

Tras el embargo de carbón que ya está en marcha, Bruselas apunta en esta ocasión al petróleo, que la UE compró a Rusia por valor de $74.000 millones en 2021 y que los Estados miembros dejarán de importar de forma progresiva de aquí a final de año.

«Será una prohibición total de importación de todo el petróleo ruso, por mar y por oleoducto, crudo y refinado», dijo la presidenta de la Comisión, Ursula von der Leyen, ante el Parlamento Europeo.

Bruselas aboga por que ese veto se implante «de manera ordenada (…) para asegurar rutas de suministro alternativas y minimizar el impacto en los mercados globales», con un veto al crudo en seis meses y un embargo a los productos refinados «para finales de año».

A falta de que la Comisión publique los detalles, fuentes europeas indicaron que Hungría y Eslovaquia, que son totalmente dependientes del petróleo ruso y no tienen salida al mar, podrían disponer de más tiempo. (EFE)

Precio del petróleo WTI supera los $105 por barril; ¿perjudica a los ecuatorianos?

El costo de la gasolina, tanto subsidiadas como liberalizadas, se dispara también

El petróleo WTI, que es el de referencia para Ecuador, ha subido más de $9 durante este 1 de marzo de 2022. La inflación se puede disparar en el país. 

Uno de los sectores más golpeados por la guerra entre Rusia y Ucrania es el energético. El costo de los combustibles, el gas y la electricidad está en una espiral ascendente a nivel mundial.

Durante este 1 de marzo de 2022, el precio del petróleo WTI, que es el de referencia para Ecuador, inició en $96,07 y actualmente está por encima de $105 por barril.

En otras palabras, en lo que va de esta jornada se ha registrado un incremento de más de $9, o de alrededor de 10%. Durante el primer día de invasión total de Rusia contra Ucrania, el pasado 24 de febrero de 2022, ya se registró una subida que llegó por encima de los $98.

Perjuicio para la economía ecuatoriana

Aunque esta situación puede parecer favorable para Ecuador, debido a que aumentan los ingresos petroleros, el bolsillo de los ciudadanos puede afectarse, porque la inflación se dispararía. Además, millones en exportaciones no petroleras están en riesgo.

El exministro de Economía, Mauricio Pozo, explicó que el problema entre Rusia y Ucrania no va a beneficiar a nadie, peor al Ecuador. «El aumento del precio del petróleo no compensará el impacto de mayores precios de derivados, mayor inflación externa, menores exportaciones, incluyendo a Rusia, y menor liquidez externa. Todos pierden», dijo.

El 12 de marzo de 2022, por ejemplo, se debe actualizar el precio de la gasolina súper, que es la única liberalizada en el país. Hace un mes, ya se cotizó a $3,68 por galón. Según estimaciones, ese combustible podría superar los $4 por galón, y encarecer aún más los costos internos.

Sanciones a Rusia complican el panorama

Las sanciones financieras impuestas por los países occidentales sobre activos, fondos, empresas y bancos rusos y en especial sobre las cuentas de Moscú en el sistema de pagos internacionales Society for Worldwide Interbank Financial Telecommunication (SWIFT), dejaron prácticamente al borde del aislamiento y colapso financiero al Kremlin.

Esta decisión llevó a la suspensión de la actividad bursátil en Moscú y a un severo derrumbe de la moneda rusa, el rublo, que se despeñó 25% cerrando a 105 unidades por dólar.

Este escenario ha complicado aún más las dificultades en el suministro de energía proveniente desde Rusia, lo que está directamente relacionado con el aumento del precio del crudo que acumula un 30% adicional desde comienzos de 2022.

Además, la escalada del conflicto llevó a que varias compañías petroleras como la neerlandesa Shell y la británica BP abandonaran sus proyectos y negocios en Rusia.

Todavía no se sabe qué pasará con otras empresas como Exxon que tiene negocios y explotaciones en común con la rusa Rosneft o empresas como Halliburton con una alta exposición en Rusia.

Aún con todo, el mercado espera con expectativa la reunión en la cual, el cartel petrolero de la OPEP+, deberá decidir si aumenta su producción para intentar atenuar la escalada en  los precios del crudo.

Arabia Saudita, el principal país productor de petróleo ya anticipó que se mostrará inclinado en mantener el aumento de la oferta en unos 400.000 barriles diarios, lo que se considera insuficiente para los países importadores.

En respuesta, los países consumidores han dicho que volverán a verter sobre el mercado una nueva porción de sus reservas estratégicas de crudo en el mundo.

El temor a una prolongación del conflicto y a una nueva interrupción en el suministro de insumos impulsó también la demanda y el precio por los metales como el oro. (JS)