Paz en Ucrania y vigilar armas, las metas de Ecuador en Consejo de Seguridad de Naciones Unidas

El canciller, Juan Carlos Holguín, aspira a encontrar una «solución rápida» a lo que calificó como «perversa y absurda guerra» de Rusia en Ucrania. EFE

Ecuador será miembro del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas durante el periodo 2023-2024.

QUITO. Ecuador es el nuevo miembro no permanente del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas, posición que desempeñará por dos años, en los que su ministro de Relaciones Exteriores, Juan Carlos Holguín, aspira a encontrar una «solución rápida» a lo que calificó como «perversa y absurda guerra» de Rusia en Ucrania.

Holguín lamentó que las consecuencias del conflicto estén afectando a todo el mundo, porque «no es focalizado», y países como «Ecuador han sido seriamente afectados, e indudablemente también toda la región«.

«Una firme creencia de que todo conflicto en el mundo se debe debatir allí, en el seno del Consejo de Seguridad, en el seno de Naciones Unidas, con un principio de diálogo, de salida diplomática y negociada de los conflictos«, sostuvo.

El Canciller recordó que Ecuador fue uno de los primeros países de Latinoamérica que más firmemente se posicionó contra la invasión militar de Rusia en Ucrania, al punto que abortó sus planes de iniciar las negociaciones de un acuerdo de libre comercio con la Federación Rusa.

«Nunca los acuerdos comerciales o el mismo comercio exterior, que con Rusia significaba más de $1.300 millones al año (para Ecuador), iba a ser más importante del principio de violación no solo territorial, sino de todo concepto de derecho internacional y de derechos humanos«, señaló Holguín.

Tráfico de armas en la mira

El titular de la cartera de Relaciones Exteriores también anticipó que Ecuador actuará en el Consejo de Seguridad de la ONU como representante del grupo de América Latina y el Caribe. En ese sentido, espera enarbolar algunas causas que ya han sido iniciadas por México como un mayor control internacional de armas.

«Ya no es un tema de proliferación de armas nucleares, por ejemplo. Hay un problema en el uso de armas en estructuras criminales trasnacionales, problemas que estamos viviendo todos los países de la región y que tienen que ser abordados también en ese Consejo de Seguridad», explicó.

«Creemos que ese escenario específico de las estructuras criminales nacionales que operan hoy en el mundo, y que desde regiones como Sudamérica, no solo por ser países productores, sino también de tránsito, generan efectos nocivos en todo el mundo. Creo que allí tendremos un desafío y un reto», apostilló.

Holguín calificó de muy exitosa la elección de Ecuador como miembro del Consejo de Seguridad, al conseguir 190 de los 192 votos en la asamblea general de las Naciones Unidas, donde fueron elegidos cinco nuevos miembros no permanentes para el periodo 2023-2024.

«Fue una elección muy exitosa para Ecuador. Es indudablemente un gesto de confianza en lo que ha sido la política internacional de este Gobierno, coherente sobre todo por los principios en el multilateralismo, convincente de que el derecho internacional debe marcar nuestras divisiones, y sobre todo este principio de diálogo y paz», reiteró.

Socio de la Unión Europea

Precisamente, por esos mismos valores y posición firme contra la guerra es que, según el ministro, la Unión Europea (UE) eligió a Ecuador como el país de Sudamérica donde lanzar en la región su nueva estrategia de cooperación «Global Gateway», con la visita esta semana a Quito de la comisaria de Asociaciones Internacionales, Jutta Urpilainen.

Este nuevo marco tiene el objetivo de ayudar a movilizar desde el sector público y privado hasta 300.000 millones de euros en el mundo para la transición verde y digital, y para Ecuador esta meta se ha fijado en no menos de 500 millones de euros.

«Ecuador está con los principios que tiene Europa, sobre democracia, respeto irrestricto de los derechos humanos y sobre todo el Estado de derecho. Creo que eso nos une para ser un país atractivo para profundizar la cooperación», valoró Holguín.

«Además, tenemos una historia cooperación exitosa. Ecuador tiene varios proyectos con la UE que han sido exitosos, y me parece que, con la «Global Gateway», Ecuador tiene mucho potencial para recibir el presupuesto en infraestructura que puede llegar a países de renta media», concluyó. EFE

Putin predice el ocaso de Occidente y el nacimiento de un mundo multipolar

El presidente de Rusia, Vladimir Putin, durante el Foro Económico Internacional de San Petersburgo. EFE

En el Foro Económico Internacional de San Petersburgo, el mandatario ruso también habló de la invasión a Ucrania.

MOSCÚ. El presidente ruso, Vladímir Putin, predijo este 17 de junio de 2022 el ocaso político y económico de Occidente, desde Estados Unidos hasta la Unión Europea, y consideró «irreversible» el advenimiento de un mundo multipolar, del que sería parte la actual campaña militar rusa en Ucrania.

La era del mundo unipolar «se ha terminado, pese a todos los intentos de mantenerla y conservarla por todos los medios», dijo Putin durante su intervención en el Foro Económico Internacional de San Petersburgo.

En su primera participación en un gran foro desde el inicio de la «operación militar especial» hace casi cuatro meses, Putin acusó a las potencias occidentales de negarse a aceptar los cambios «revolucionarios y tectónicos» en marcha en el mundo y la aparición de nuevos centros de poder.

Putin insistió en que los viejos «patrones» occidentales ya no funcionan, ya que las normas que rigen las relaciones internacionales se manipulan a gusto de una sola potencia y sus satélites.

«Un mundo cimentado en tales dogmas es decididamente inestable», afirmó, aunque negó que Rusia vaya a apostar por el aislamiento o la autarquía y que China deba siempre «hacerle el juego» a Rusia.

EE.UU., el ‘enviado de Dios’

Acusó a EE.UU. de creerse «el enviado de Dios» desde que clamara victoria en la Guerra Fría tras la desintegración de la Unión Soviética en 1991.

«Al clamar victoria en la Guerra Fría y proclamarse el enviado de Dios en la Tierra, EE.UU. no tiene ninguna obligación, solo intereses y, por cierto, esos intereses son sagrados», denunció.

Aludió a centros como China -el líder chino, Xi Jinping, también intervino-, la India y a otros países asiáticos, latinoamericanos y africanos.

«Parece que no se dan cuenta de que en las últimas décadas en el planeta se han formado y cada vez se hacen oír más nuevos y poderosos centros», explicó.

Y añadió que esos países tienen derecho a defender y garantizar sus «intereses nacionales«.

«Creen que la hegemonía de Occidente en la política y economía mundial es una constante, es eterna. No hay nada que sea eterno. Nuestros colegas no sólo niegan la realidad, sino que intentan obstaculizar la marcha de la historia, piensan como en el siglo pasado, son rehenes de sus propias mentiras», subrayó.

Recordó que China ya es, en realidad, la primera economía mundial y que EE.UU. ha pasado de ser una potencia agrícola a ser un mero importador.

«Pero ahora el papel de EEUU ha cambiado radicalmente. De un exportador neto de alimentos a un claro importador. Hablando en planta, imprimen dinero y atraen los flujos comerciales comprando alimentos por todo el mundo», precisó.

Europa, un molino antiguo

Aunque no rechazó el ingreso de Ucrania en la Unión Europea, al no tratarse de un «bloque militar», se mostró muy duro con los Veintisiete.

«Su burocracia funciona como la piedra de un molino del siglo XVIII. Todos entienden que hicieron una tontería, pero dar marcha atrás es difícil por motivos burocráticos», argumentó.

Putin resaltó que «la UE ha perdido definitivamente su soberanía política, ya que su élite burocrática baila al son de la música de otros», aunque sus decisiones, como es el caso de las sanciones a Rusia, perjudiquen a sus economías.

Pronosticó que la política comunitaria conducirá a una profundización de «la desigualdad» y a un deterioro del «proceso democrático», en el que se ignoran «los intereses de los ciudadanos», lo que lleva a la derrota de los partidos tradicionales, aunque las nuevas formaciones tampoco tienen muchas opciones de «sobrevivir».

«Tal alejamiento de la realidad, de las demandas de la sociedad, conducirá inevitablemente al estallido del populismo y al crecimiento de tendencias extremas y radicales, a graves cambios socioeconómicos, a la degradación y a largo plazo a un cambio de élites«, destacó.

Putin predijo que en el nuevo orden mundial únicamente tendrán voz y voto los países «fuertes» y «soberanos», por lo que Rusia aprovechará las «enormes posibilidades» que se abren ante ella para «ser aún más fuerte».

‘Guerra de liberación’ en Ucrania

Putin aseguró que la intervención militar rusa en Ucrania fue el perfecto «salvavidas» para que Occidente echara la culpa a Rusia de «sus propios errores de cálculo».

«A día de hoy nuestros soldados y oficiales, los milicianos del Donbás, luchan para defender a su gente. Defienden el derecho de Rusia a un desarrollo libre y seguro como un país multiétnico que toma decisiones por su cuenta, ella misma decide su futuro», dijo.

Insistió en que, aunque un conflicto siempre es una «tragedia» y la decisión de intervenir en el país vecino fue «difícil», la operación era «necesaria» y «obligada» debido al incremento de los riesgos y amenazas en forma de ampliación de la OTAN.

«Es la decisión de un país soberano que tiene sin lugar a dudas el derecho, según la carta de la ONU, a defender su seguridad«, aseveró.

Todo fueron aplausos, aunque hubo una nota discordante, el presidente kazajo, Kasim-Yomart Tokáyev, el único mandatario que acompañó a Putin en San Petersburgo debido al aislamiento ruso.

«No reconocemos ni a Taiwán, ni a Kosovo, ni a Osetia del Sur, ni a Abjasia, y por lo visto el mismo principio se aplicará a los territorios cuasi estatales (prorrusos) de Donetsk y Lugansk», afirmó.

Después de que Putin defendiera su decisión de reconocer la independencia de las repúblicas del Donbás, el kazajo advirtió que «si el derecho a la autodeterminación se lleva a la práctica en todo el planeta, en vez de 193 Estados que integran hoy la ONU, en la Tierra surgirían más de 500 ó 600 Estados. Claro que eso sería un caos». EFE

¿Es real el peligro de escasez de alimentos en el mundo y en Ecuador?

Los cultivos agrícolas son de los más afectados por la crisis pandémica y la guerra

Los desequilibrios derivados de la pandemia, a los que se sumaron los que llegaron de la mano de la Guerra de Ucrania, han disparado los costos de producción en el agro. Dos productos clave en toda la cadena agropecuaria como el maíz y el trigo ya están seriamente afectados.

Cuatro productos son los pilares de la civilización moderna: cemento, acero, plástico y amoniaco. Todos ellos depende, en menor o mayor medida, del petróleo que está en una constante escalada al alza. Actualmente en el mundo se producen 4,5 billones de toneladas de cemento; 1,8 billones de toneladas de acero;  cerca de 400 millones de toneladas de plástico y 180 millones de toneladas de amoniaco.

Sin embargo el amoniaco es el producto que merece el primer lugar en la lista. Esto debido a que su síntesis es la base de todos los fertilizantes nitrogenados; y sin todas sus aplicaciones,  la industria de los alimentos sería incapaz de generar suficiente producción para una población mundial de miles de millones.

En países como China, la alimentación de 3 de cada cinco habitantes depende de manera indispensable de la provisión de compuestos derivados del amoniaco. Eso también pasa en el Ecuador y explica gran parte de los problemas que está experimentando la producción agropecuaria y la provisión de alimentos.

Pablo Jiménez, docente del Business de la Universidad SEK (Uisek), puntualizó que a los problemas logísticos y de reducción y encarecimiento de la oferta productiva, los cuales estallaron de la mano de la pandemia; desde 2022 se sumó el golpe la Guerra entre Rusia y Ucrania, la sequía en varias zonas del mundo y la estrategia COVID cero de China.

Ya en un primer momento de la pandemia en Ecuador un tercio de las familias redujeron su consumo diario de alimentos, tanto en el número de comidas (de 3 a 2) y en la calidad. Esto se debe no solo a la inflación creciente a nivel mundial y local; sino que también se ha vendido restringiendo la provisión de ciertos alimentos e insumos básicos.

Costos de fertilizantes por las nubes y producción local a la baja

Más del 90% de los fertilizantes nitrogenados (basado en amoniaco) que se utilizan en los cultivos agrícolas ecuatorianos vienen del exterior, es decir, son importados. El precio de esos fertilizantes se ha más que duplicado si se compara abril de 2021 con abril de 2022. Los precios de la urea también se ha disparado más del 100% y se ha reducido su oferta mundial. Antes de la guerra, Ecuador importaba el 40% de su consumo de urea desde la zona de Bielorusia y Rusia.

Eso representa un serio golpe a la producción local, sobre todo de los agricultores pequeños. Según José Xavier Orellana, asesor empresarial, si se opta por cultivar sin fertilizantes, u otro tipo de insumos ahora más caros y escasos, el rendimiento por cosecha se desploma hasta un 50%.

En Ecuador, el encarecimiento de los costos de producción, ya están afectando seriamente a dos productos agrícolas fundamentales en varias cadenas alimenticias.

Así, por un lado, ya antes de la actual crisis, solo producíamos internamente el 1% del trigo que consumimos cada año. Esa mínima producción está a la baja para este y el próximo año. Esto obliga a importar más, pero en el mundo ya hay escasez de este producto; que además se ha encarecido un 80%.

Esto tiene un efecto directo en la alimentación de la población y en la provisión de productos de la canasta básica como el pan.

Por otro lado, ya se prevé una caída total del 35% en las cosechas de maíz en Ecuador. Este producto no solo es otro de los productos de la canasta básica, sino que también es un importante componente de los balanceados para industrias como la avícola.

El 55% de los balanceados está hecho con maíz y otro 35% está basado en soja, la cual también tiene una cosecha mínima en el país.

El resultado de todos estos factores es un encarecimiento de hasta el 26% en la carne de pollo y cerdo, además de los huevos.  Por eso, si existe un real riesgo de que empeore el acceso a la alimentación básica en los hogares de menos recursos; y esto profundice el deterioro que ya provocó el primer golpe de la pandemia.

¿ Qué medidas se puede tomar?

Ya Colombia, Brasil, México, y Estados Unidos han reducido los aranceles y la tramitología para la importación de productos de la canasta básica, lo que permite bajar los precios al consumidor. Y Chile se ha modificado el bono solidario para dar más transferencias en efectivo a los más pobres.

En el caso del Ecuador, Jiménez consideró que el camino más viable es la reducción de costos mediante la revisión de aranceles y trámites. » Esas son medidas que no tienen un gran impacto fiscal; pero si ayudan a los productores y consumidores», puntualizó

Las alertas sobre escasez de alimentos y problemas de hambre, sobre todo en la población más vulnerable y de menos ingresos, han hecho que organismos como el Fondo Monetario Internacional (FMI) publiquen llamados a que los Gobiernos hagan un esfuerzo para aumentar las ayudas o bonos directos tanto para los sectores más pobres como para los productores agrícolas.

El objetivo final es reducir la creciente inflación y evitar mayores dificultades en la provisión de alimentos. En el caso de Ecuador, de acuerdo con Jiménez, el problema de esa clase de soluciones es que el Estado, a pesar de la «bonanza petrolera», sigue teniendo un presupuesto muy ajustado y con poco espacio para mayor gasto.

Desde el ministerio de Agricultura, se han anunciado medidas localizadas como la importación directa, desde el Estado, de insumos agrícolas para entregarlos a menor precio a los agricultores. (JS)

Ucrania lucha por mantenerse en pie luego de 100 días de la invasión

Ucrania. La recuperación de Ucrania pudiera tardar 50 años, según especialistas.

Ucrania resiste la ofensiva miliatar rusa. Los hospitales ya no dan más, luego de 269 ataques a instalaciones sanitarias. La OMS pide el fin de la invasión.

El presidente de Ucrania, Volodimir Zelenski, publicó en sus redes sociales un vídeo que se ha grabado él mismo en el que se le ve rodeado por su equipo más próximo y en el que asegura que «seguimos aquí» defendiendo el país de la invasión rusa. Esto fue por los cien días de la ofensiva militar.

El primer ministro, Denis Shmigalia, y el jefe de la Oficina del Presidente de Ucrania, Andriy Yermak, son algunos de los que aparecen junto a Zelenski en esta grabación en la que afirma que, tras defender a Ucrania durante cien días, la lucha continúa en busca de la victoria.

Tras enumerar a los asesores que le acompañan, el presidente subraya que «nuestro equipo es mucho más grande», añade que lo más importante es la gente del país y precisa que esa gente está con ellos.

El mandatario ucraniano publica este mensaje cuando se cumplen 100 días de la invasión rusa de Ucrania, que arrancó el pasado 24 de febrero y que está teniendo efectos devastadores para el país.

Un 20 ciento del territorio ocupado, soldados muertos y heridos en el frente de batalla, civiles muertos en los bombardeos y asedio de sus localidades, campos sin cultivar por los combates y por la ausencia de trabajadores y millones de personas que han tenido que huir del país son algunas de las graves consecuencias del conflicto.

Los hospitales ya no resisten

El sistema sanitario de Ucrania está sufriendo una grave presión, con instalaciones destruidas, otras trabajando al límite y una creciente necesidad de atención a los traumas psicológicos, señaló la Organización Mundial de la Salud (OMS).

«La OMS está haciendo todo lo posible para apoyar al Ministerio de Salud ucraniano y enviar suministros esenciales, pero la verdadera medicina que necesita Ucrania es la paz. Exigimos a Rusia que ponga fin a esta guerra», destacó en un comunicado el director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus.

La organización con sede en Ginebra recordó que en los cien días transcurridos desde el inicio de la invasión rusa el 24 de febrero se han confirmado 269 ataques a instalaciones sanitarias, en los que han muerto al menos 76 personas y otras 59 han resultado heridas.

«Esos ataques no tienen justificación y deben ser investigados. Ningún profesional de la salud debería verse obligado a trabajar bajo el filo de la navaja, pero es lo que está ocurriendo a médicos, enfermeras y conductores de ambulancia en Ucrania», añadió el director regional de OMS para Europa, Hans Kluge.

Para atender la creciente necesidad de asistencia humanitaria en Ucrania y reconstruir el sistema sanitario, la OMS pide 147,5 millones de dólares.

Del total, 80 millones de dólares irán destinados a Ucrania y 67,5 millones para ayudar a los países de acogida y recepción de refugiados, como Polonia, la República Checa, Moldavia y Rumanía. (EFE)

 

Putin responsable de la crisis alimentaria en países africanos

Erosión política y desgaste social causan incertidumbre en la región

Los problemas en América Latina han hecho que algunos gobernantes acaparen más poder.

América Latina se enfrenta a enormes retos que pudieran mostrar el camino hacia el futuro. La democracia está lastimada.

REDACCIÓN INTERNACIONAL. Latinoamérica vive un momento de gran incertidumbre política a causa de la erosión de sus instituciones y el desgaste económico y social que ha supuesto la pandemia. A esto se suma la situación que se ve agravada por la guerra en Ucrania y el desinterés de EE.UU., más preocupado de sus problemas domésticos y del desafío de Rusia y China que de colaborar con la región.

América Latina y el Caribe ha sido la región más vulnerable a la pandemia. Aunque su población representa apenas el 8,4% del total global, la región concentra el 32,1% de las defunciones reportadas por COVID-19, enfermedad que, según los datos más recientes de la Organización Mundial de la Salud (OMS), provocó de forma directa e indirecta 14,9 millones de muertes en todo el mundo.

Como consecuencia de la prolongada crisis sanitaria y social, la pobreza en la región ha alcanzado niveles sin precedentes y ha impactado fuertemente en la desigualdad y el empleo.

Se han destruido 20 millones de puestos de trabajo, un tercio de la población vive en la pobreza y la tasa de indigencia aumentó del 13,1% de la población en 2020 al 13,8% en 2021, lo cual representa un retroceso de 27 años, según la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal).

Pero la pandemia también ha servido de pretexto para que algunos gobernantes acaparen más poder y apliquen indebidamente el estado de excepción, régimen previsto constitucionalmente para situaciones especiales y que permite adoptar medidas excepcionales.

Autoritarismo y populismo

«Nuevos autoritarismos emergieron en sociedades impacientes, desconfiadas y fuertemente golpeadas por la emergencia sanitaria», señala la edición 2022 del índice Riesgo Político en América Latina, que elabora el Centro de Estudios Internacionales de la Universidad Católica (Ceiuc) de Chile.

América Latina se enfrenta a otro año complejo para la gobernanza, señala este documento. «Los niveles de incertidumbre, volatilidad, riesgo político y polarización se mantendrán altos» y, al mismo tiempo, seguirán presentes «el populismo, el sentimiento antiélite y el nativismo xenofóbico«.

En tanto, el Latinobarómetro advierte de que la mitad de los ciudadanos de la región están dispuestos a aceptar un Gobierno no democrático mientras sea capaz de resolver sus problemas.

«El panorama que presenta hoy en día América Latina desde el punto de vista de los valores democráticos y el respeto al Estado de derecho es muy precario. Yo me atrevería a decir, incluso, desolador», declara el abogado chileno defensor de derechos humanos José Miguel Vivanco. (EFE)

Tendencias desestabilizadoras

Tres grandes tendencias desestabilizadoras se están consolidando en la región, advierte José Vivanco, exdirector para las Américas de Human Rights Watch (HRW).

«La primera de ellas es la noción de que basta ser elegido democráticamente para luego ejercer el poder y gobernar de un modo que puede ser perfectamente autoritario», explica.

Un segundo aspecto, aún más grave, según Vivanco, es el retroceso en la democracia electoral y la desestabilización institucional.

Otro elemento es la creciente presencia de los militares en actividades que son propias de las autoridades civiles.

«El populismo es un estilo de hacer campaña e incluso de gobernar. Puede ser usado tanto por líderes de izquierda como de derecha»,

Patricio Navia, analista político.

La UE trata de sancionar el petróleo ruso empezando por el que llega por mar

Uno de los puntos que se definirá en la reunión del bloque europeo tiene que ver con los fondos para la reconstrucción de Ucrania.

Las sanciones, la seguridad alimentaria, la reconstrucción de Ucrania y la necesidad de mejorar la defensa del bloque son los temas que se tratarán en una cumbre de dos días.

BRUSELAS. Los líderes de la Unión Europea inician este lunes 30 de mayo de 2022 una cumbre de dos días en Bruselas en la que tratarán de sacar adelante o al menos avanzar en las sanciones al petróleo ruso, pero solo al importado por vía marítima para sortear el veto de Hungría, y dar luz verde a introducir límites temporales a los precios de la energía junto a socios internacionales.

La reunión extraordinaria, convocada por el presidente del Consejo Europeo, Charles Michel, se centrará este lunes en la invasión rusa de Ucrania y en el sexto paquete de sanciones de la UE a Moscú, el primero que incluye el petróleo, y contará con la intervención telemática del presidente ucraniano, Volodímir Zelenski, la tercera en una cumbre de líderes europeos desde que empezó la guerra.

El martes, los Veintisiete pondrán el foco en la crisis alimentaria provocada por el bloqueo de Moscú a los puertos ucranianos, y escucharán al presidente de turno de la Unión Africana, Macky Sall, a quien la UE garantizará que busca soluciones para tratar de paliar el riesgo de hambruna. También estará sobre la mesa la defensa europea.

Sanciones

Según fuentes europeas, la propuesta que está ahora sobre la mesa consiste en distinguir entre una prohibición total de las importaciones rusas por vía marítima, que estaría en vigor a finales de año, y una exención, por el momento, para el petróleo procedente del oleoducto Druzhba, el más largo del mundo y que transporta crudo desde Rusia a Ucrania, Bielorrusia, Polonia, Hungría, Eslovaquia, República Checa, Austria y Alemania.

De alcanzarse ese acuerdo de sanciones al petróleo en dos tandas, esta primera afectaría a los dos tercios del crudo que exporta Rusia a la Unión Europea, precisó un alto funcionario de la UE.

Los embajadores de los Estados miembros ante la UE, que no lograron hoy alcanzar un acuerdo, se vuelven a reunir este lunes por la mañana para tratar de avanzar en las horas previas de la cumbre.

Otra cuestión sensible a debate este lunes es la confiscación de bienes rusos, debido a las diferencias en las legislaciones nacionales.

Según el borrador de las conclusiones de la cumbre, los líderes se comprometerán a «examinar con rapidez» la propuesta que Bruselas presentó esta semana para confiscar los bienes y activos de los oligarcas rusos que intenten eludir las sanciones europeas.

El fin es obtener fondos para la reconstrucción de Ucrania que se añadirían a la ayuda de hasta 9.000 millones de euros en asistencia macrofinanciera que «la UE está dispuesta a conceder a Ucrania».

Energía

Los líderes pedirán a la Comisión que explore junto a los socios internacionales las «formas de frenar el aumento de los precios de la energía, incluida la viabilidad de introducir límites temporales de precios», según reza el borrador de conclusiones.

«Es un dossier sensible, delicado», conceden fuentes europeas, que reconocen no tener «un compromiso aún con terceros países».

Además, se verá cómo financiar el plan de Bruselas por reducir la dependencia del gas ruso, que pasa por recortar en un año el 66% de las importaciones, diversificar proveedores, desplegar renovables o apostar por el hidrógeno verde.

Crisis alimentaria

Preocupados por el «impacto directo» que la guerra tiene en la seguridad alimentaria, los 27 condenarán el martes «enérgicamente» la destrucción y apropiación ilegal por Rusia de la producción agrícola en Ucrania, instarán que cese sus ataques a infraestructuras de transporte, levante el bloqueo a puertos ucranianos del mar Negro y permita las exportaciones de alimentos, particularmente desde Odesa, según el borrador de conclusiones.

Asimismo, el Consejo va a invitar a los Estados miembros a acelerar los planes de la Comisión Europea para exportar los cereales ucranianos de esta cosecha por «diferentes rutas terrestres y puertos marítimos de la UE».

Los Veintisiete abogarán además por una coordinación eficaz para garantizar la seguridad alimentaria, mitigar la subida de precios y promover un uso más eficiente de fertilizantes, cuya escasez inquieta.

El presidente ruso, Vladímir Putin, aseguró ayer que la escasez mundial de alimentos y el aumento de precios se deben básicamente a las sanciones occidentales a Rusia, algo que niega la UE.

Por eso, según las fuentes europeas, los Veintisiete quieren hacer llegar al Presidente de la Unión Africana el mensaje «claro» de que el problema «no son las sanciones, sino la guerra rusa».

Además, los líderes europeos se comprometerán a «seguir» apoyando militarmente a Ucrania y celebrarán el reciente acuerdo para aumentar en 500 millones de euros el Fondo Europeo de Apoyo a la Paz, que ha destinado ya 2.000 millones a este fin.

Defensa

Los 27 reconocerán que la «guerra de agresión rusa contra Ucrania» ha puesto de relieve la necesidad de una UE «más fuerte y capaz en el ámbito de la seguridad y la defensa«.

En ese contexto, creen que la UE debe realizar «más y mejores inversiones» en defensa, «centrándose en las carencias estratégicas identificadas» en un informe elaborado por la Comisión y el jefe de la diplomacia europea, Josep Borrell, junto a la Agencia Europea de Defensa.

Así, considerarán «como asunto de urgencia» coordinar las necesidades de adquisición de material de defensa «a muy corto plazo», a fin de apoyar compras conjuntas para «reponer las existencias» mermadas por el apoyo a Ucrania.

Y esperan el programa europeo de inversiones conjuntas en defensa anunciado por el Ejecutivo comunitario, que se prevé incluya un instrumento para la exención del IVA en proyectos europeos de defensa. EFE

La seguridad alimentaria y energética del mundo peligran cada vez más por la guerra entre Rusia y Ucrania

El Foro Económico Mundial se inicia este 23 de mayo de 2022 con un llamado a analizar los estragos de la guerra entre Rusia y Ucrania.

Las consecuencias que enfrentará el mundo por este conflicto han marcado la agenda de los foros internacionales de Cooperación Económica Asia-Pacífico, que se realizó en Tailandia y Económico Mundial, que inicia en Ginebra.

 

BANGKOK. Estados Unidos, Chile y otros cinco países expresaron su protesta por la «agresión de Rusia contra Ucrania» que ha «desestabilizado la economía global«, tras concluir sin comunicado conjunto la reunión de representantes de Comercio de las 21 economías del Foro de Cooperación Económica Asia-Pacífico (APEC).

«Reafirmando la importancia del orden internacional basado en normas que sustenta una región de Asia-Pacífico abierta, dinámica, resiliente y pacífica, instamos encarecidamente a Rusia a que cese de inmediato en el uso de la fuerza y retire incondicionalmente todas sus tropas militares de Ucrania”, remarca la posición a la que se suman Australia, Canadá, Corea del Sur, Japón y Nueva Zelanda.

La reunión de Comercio de la APEC se celebró en Bangkok entre el sábado y el domingo, pero terminó sin consenso y sin documento final por las diferencias en las actitudes de los países participantes sobre Rusia, según diversas fuentes de las delegaciones asistentes.

Por su parte, los representantes de los siete países citados expresaron anoche su «grave preocupación» porque las acciones de Rusia amenacen la «situación humanitaria» en Ucrania y «la seguridad alimentaria y energética en el mundo«.

Esta protesta escrita llega tras el boicot protagonizado el sábado por Australia, Canadá, Estados Unidos, Japón y Nueva Zelanda, cuyos representantes abandonaron la sala de reuniones cuando tomó el turno de palabra el representante de Rusia.

El grupo regresó a la reunión unos cinco minutos después y una vez el ministro ruso de desarrollo económico, Maksim Reshetnikov, había concluido su discurso.

A la conclusión del foro, el ministro tailandés de Comercio, Jurin Laksanawisit, explicó en rueda de prensa que hubo «un asunto que ha dividido a algunos de los participantes», pero evitó precisar la razón de esta falta de consenso, y señaló que en publicará un comunicado de la presidencia, que durante 2022 alberga Tailandia.

Fundado en 1989, APEC está conformado por Australia, Brunéi, Canadá, China, Chile, Corea del Sur, Estados Unidos, Filipinas, Hong Kong, Indonesia, Japón, Malasia, México, Nueva Zelanda, Papúa Nueva Guinea, Perú, Rusia, Singapur, Taiwan, Tailandia y Vietnam.

Los países del foro en conjunto engloban a 2.900 millones de personas -el 38% de la población mundial-, un PIB combinado de 52 billones de dólares -equivalente al 62 % del PIB mundial- y un comercio valorado en 18 billones de dólares -que representa el 70% del comercio mundial-.

 

FMI también hace un llamado

 

El Fondo Monetario Internacional (FMI) también ha urgido a los estados que adopten medidas para restaurar la confianza y evitar la fragmentación geoeconómica, en un contexto en el que la economía se enfrenta «quizás» al mayor reto desde la Segunda Guerra Mundial.

En un informe presentado este 23 de mayo de 2022, cuando arranca en Davos (Suiza) el Foro Económico Mundial, el FMI ha pedido a los Estados que den prioridad a cuatro medidas para restaurar la confianza mundial: la reducción de barreras comerciales; promover acuerdos sobre la deuda de países vulnerables; modernizar los sistemas de pago transfronterizos; y afrontar la transformación hacia la energía verde.

En un momento en el que la crisis del coronavirus se ha solapado con la Guerra de Ucrania, 2.500 líderes mundiales se dan cita desde este en un foro, en el que el FMI ha hecho público un informe, firmado entre otros por la directora gerente, Kristalina Georgieva, en el que se explica por qué la comunidad internacional debe resistir ante la fragmentación geoeconómica y cómo.

Las consecuencias de la guerra

Hasta ahora con la Guerra de Ucrania 30 países han restringido el comercio de alimentos, energía y productos básicos, según los datos del fondo, que ha advertido del coste enorme que puede suponer para los estados esta desintegración.

Solo la fragmentación tecnológica supondría caídas del 5% del PIB para algunos países, según estimaciones del fondo, que ha citado a modo de ejemplo las tensiones comerciales de 2019, que conllevaron una caída del PIB mundial de casi un 1%.

La cooperación que ha habido durante las últimas tres décadas ha logrado sacar de la pobreza extrema a 1.300 millones de personas, según recuerda el fondo.

Gobierno subvencionará a pequeños productores de banano afectados por guerra

Las exportaciones de la fruta se han visto afectadas por la invasión rusa en Ucrania,

Las primeras subvenciones se entregarán a quienes tengan plantaciones de hasta diez hectáreas y se inscriban en el Ministerio de Agricultura.

QUITO. El Gobierno de Guillermo Lasso anunció este 20 de mayo de 2022 que subvencionará a más de 4.000 pequeños productores  que se han visto perjudicados por la invasión rusa en Ucrania, mercados a los que en 2021 se exportó en conjunto casi 800 millones de dólares.

En la etapa inicial de este plan, las subvenciones se entregarán a pequeños productores de banano que tengan plantaciones de hasta diez hectáreas de extensión y que se inscriban en el Ministerio de Agricultura y Ganadería, según detalló este organismo en un comunicado.

Las ayudas también servirán para paliar el impacto de la Sigatoka Negra, que también ha afectado a numerosos productores ecuatorianos de banano.

Luego de la inscripciones de los productores, la Subsecretaría de Fortalecimiento de Musáceas (SFM) del Ministerio de Agricultura inspeccionará en territorio las fincas y, en articulación con la Agencia de Regulación y Control Fito y Zoosanitario (Agrocalidad), levantará un informe de las hectáreas afectadas.

El Proyecto Integral de Diversificación Agroproductiva y Reconversión Agrícola (Pidara) recibirá el listado de productores inspeccionados e informes técnicos de cada productor y la Subsecretaría de Producción Agrícola remitirá a BanEcuador el listado de productores con la subvención que le corresponde a cada uno.

De manera adicional a estas subvenciones, el Ministerio de Agricultura también prepara un plan que incluye la entrega de kits de insumos agrícolas con materiales para la nutrición y el control fitosanitario de las plantaciones, de los que subvencionará una parte.

Además, con el apoyo de la Presidencia de la República, se reformará el Decreto Ejecutivo 1127 para eliminar la posibilidad de duplicar el control de la calidad de la fruta, de manera que la inspección solo se haga al momento de la entrega en la empacadora.

También se derogará el Decreto Ejecutivo 183, para evitar la posibilidad de que se sigan emitiendo autorizaciones para la siembra de nuevas plantaciones de banano.

Asimismo, con el objetivo de desahogar la presión financiera que enfrentan los pequeños productores, el Ministerio de Agricultura y BanEcuador presentaron el plan de refinanciamiento y reestructuración de las deudas que empieza la siguiente semana.

Las exportaciones de banano de Ecuador ascendieron en 2021 a cerca de 3.500 millones de dólares, según datos del Banco Central, de los que alrededor de 700 fueron ventas a Rusia y unos 80 a Ucrania.

A ello se suma la situación de los bajos precios que reciben los productores, lo que ha llevado esta semana al Ministerio de Agricultura de Ecuador a investigar a cuatro empresas exportadoras que fueron denunciadas por no pagar supuestamente el precio mínimo de sustentación (PMS) de la caja de este fruto, fijado en 6,25 dólares. EFE

En una guerra se salvan los tesoros que importan

Nathalia sujeta imágenes religiosas, lo que consideró lo más importante antes de huir de su casa, en Leopolis (Ucrania). EFE

Los desplazados por la guerra entre Rusia y Ucrania relatan cuál es el objeto más preciado que tomaron cuando abandonaron su hogar.

Redacción LEÓPOLIS (UCRANIA)

Llevaban casi dos meses durmiendo en albergues, colegios o polideportivos hasta que hace unas semanas estrenaron su nueva «casa», un cubículo prefabricado de diez metros cuadrados con dos literas, una mesita, taburetes y un armario con sitio de sobra para albergar los pocos objetos con los que huyeron.

Son 88 familias de las provincias de Donesk, Luganz y Jarkov que, por su especial situación de vulnerabilidad, se han mudado a estas casas construidas en solo dos semanas en el principal parque de la ciudad de Leópolis, al Oeste del país, por donde han pasado en estos dos meses de guerra millones de refugiados.

Entre los desplazados hay quienes relatan cuál es el objeto más preciado que tomaron cuando abandonaron su hogar.

Un pasaporte y un abrigo

Sergei (65 años) estaba desayunando cuando las paredes de su casa temblaron. El segundo estruendo destruyó la pared del salón. Por suerte solo tuvo heridas en una pierna. Cogió el pasaporte y su abrigo y salió de casa. Cogió el tren hacia Leópolis el 3 de marzo.

“No os puedo enseñar nada más que mi pasaporte. Es lo único que cogí, junto a un abrigo”, dice. Habla ruso y no se siente ni totalmente ruso ni totalmente ucraniano.

Un compañero fiel

Julia tiene 52 años y un perro que se llama Dina y que le ha hecho mucha compañía en los momentos más duros de su vida. “Ha perdido peso por la guerra. Antes era enorme”, dice sobre un animal al que, aún así, se ve bien alimentado. Con él salió de Járkov el 6 de marzo.

La familia

Andrei tiene 30 años, una hija de dos y una mujer embarazada. Estuvieron viviendo todos un mes en Sloviansk bajo los bombardeos. “Cuando pudimos, cogimos el tren de evacuados y vinimos a Leópolis”, relata. En Sloviansk trabajaba como ingeniero en una compañía eléctrica; ahora en Leópolis no tiene empleo y ni siquiera ha pensado en buscarlo. Aún no sabe si quiere volver a casa.

Símbolo de esperanza

Nathalia tiene 56 años y es de Sloviansk. Salió de casa con su marido y su hija en medio de un paisaje dantesco: las casas de sus vecinos acababan de ser destruidas. El ataque fue rapidísimo y cuando acabó se fueron con lo puesto. Ella trabajaba en un hospital donde solo está funcionando la parte de reanimación.Ya había tomado consigo la Virgen  para sentirse protegida y se la llevó también en su desplazamiento.

Fotos de la infancia

Kate, de 28 años, vivía en Járkov con su hija Verónica, de 4 años. Salió de allí el 15 de marzo por los bombardeos. Ella solo salvó los álbumes de fotos de su infancia y también los de su hija. EFE