Multitasking: ¿un beneficio o un problema laboral?

MULTITAREA. Las empresas prefieren contratar colaboradores que se desempeñen en diferentes actividades.

Realizar varios trabajos a la vez se ha convertido en un requisito para las organizaciones.

El término multitasking se refiere a la capacidad de efectuar varias tareas simultáneamente. Un estudio liderado por una escuela de negocios adscrita a la Universidad de Michigan (Estados Unidos), sugiere que el multitasking es más una ilusión que una realidad, pero, aunque sea un mito, aporta beneficios al ámbito laboral, debido a que fortalece la capacidad de atención e incluso la presión por cumplir con los objetivos. No obstante, una investigación realizada por la Universidad de Stanford (Estados Unidos), revela que las personas que asumen múltiples actividades tienen mayor riesgo de cometer errores, asimismo, presentan mayor nivel de estrés, menor calidad de trabajo y deterioros de memoria.

Al existir posturas contradictorias, en LA HORA conversamos con Beatriz Marcano, docente del Máster Universitario en Tecnología Educativa y Competencias Digitales de la Universidad Internacional de La Rioja (UNIR), a fin de solventar las inquietudes que surgen al respecto. En primera instancia, manifiesta que el término multitarea es propio de las áreas de Informática y Computación, sin embargo, hoy en día está presente en la cotidianidad.

Considera que al cumplir con diferentes tareas al mismo tiempo se alteran los niveles de eficiencia laboral o educativa: “para hacer las cosas bien debemos concentrarnos en una actividad en específico. Hay investigaciones que demuestran esta teoría, puesto que ocasiona un decrecimiento en la productividad”, señala.

El estrés y nula optimización de tiempo son otros de los efectos que originan el multitasking, por tanto, es un tema que necesita ser valorado a nivel institucional y social, comenta Marcano.

¿Las multitareas se intensificaron durante la pandemia?

Pienso que la virtualidad incrementó el uso de las pantallas, duplicando el número de tareas por realizar. En este punto es importante destacar que había personas que obligadamente debían tener contacto con una pantalla, mientras que otras las utilizaban para fines recreativos.

Durante la pandemia todos estábamos en un estado de alerta. Con mayor frecuencia revisábamos nuestros móviles para encontrar respuestas a las interrogantes surgidas a causa de la covid-19.

Esta sed de información hacía que permanezcamos más tiempo navegando en la web, lo que requería de un tiempo extra en la agenda de actividades, no obstante, hubo un momento en el que una gran mayoría se aburrió de noticias y decidió desconectarse temporalmente.

¿La sociedad actual exige que la gente sea multitasking?

Efectivamente. Desde mi punto de vista considero que existen dos tipos de multitareas: aquellas que son cumplidas por petición de otra persona, y aquellas que son ejecutadas voluntariamente como, por ejemplo: ver televisión, estar en el celular y hacer deberes del colegio al mismo tiempo.

La situación actual exige que los seres humanos seamos multifuncionales. Las empresas prefieren contratar colaboradores que ejecuten diferentes tareas, mas no siempre solicitan la ayuda de un profesional en determinada área. Este comportamiento es adoptado a nivel institucional con la finalidad de ahorrar recursos económicos, sin embargo, es importante planificar un seguimiento a nivel interno, para verificar que todos los procesos se realizan bajo los parámetros establecidos, sin vulnerar derechos.

Los trabajadores debemos desarrollar habilidades para solucionar problemas, laborar en equipo y actuar ante determinadas situaciones, por tanto, es fundamental la cooperación y el constante diálogo entre empleados y empleadores.

CONSECUENCIA. El multitasking puede originar ineficiencia laboral.

¿Cómo pueden los padres de familia lograr que sus hijos se organicen con las tareas, a fin de evitar el multitasking?

La tecnología es una gran tentación para distraerse y dispersarse. La mayoría de los recursos educativos que actualmente se dictan en los establecimientos están direccionados al ámbito digital; esto provoca que los estudiantes accedan a múltiples plataformas en busca de solución a las tareas solicitadas. Pero, al momento que ingresan a los sitios web tienen altas probabilidades de abandonar momentáneamente sus responsabilidades educativas, prefiriendo acceder a entornos destinados al entretenimiento. Frente a este contexto, es importante que organicen las actividades en un horario, para que aprovechen el tiempo y culminen con éxito las ocupaciones.

Los padres de familia tienen que motivarlos para que sean responsables académicamente. No deben permitir que vean la televisión o jueguen videojuegos mientras hacen los deberes, debido a que estos comportamientos promueven el desorden. Es necesario alejarles del espacio de trabajo todo dispositivo que genere distracción, ya que las notificaciones del celular los desconcentran del objetivo principal.

De esta manera se evita que los chicos hagan actividades simultáneas, y que depositen su atención en aquellas que realmente lo requieran.

 

TOME NOTA

Con la COVID-19 las multitareas digitales incrementaron, originando episodios de estrés y ansiedad.

EXTRACTO

“Considero que dentro de poco tiempo la enseñanza dará un importante paso y se realizará a través de realidad virtual inmersiva”.

Eficiencia por decreto

Agustín Sánchez

Nuevamente la opinión pública se ha dejado llevar por la inmediatez. Un reciente Decreto Ejecutivo, expedido por el Presidente de la República, contempla dos aspectos principales, en primer término y de manera acertada, dicta las directrices para que servidores públicos sean breves y concisos en los dictámenes, informes o actos de simple administración, con la finalidad de obviar esos extensos textos de normas transcritas en cada documento emanado de lo público, cuando lo fundamental es una adecuada motivación; y, el otro aspecto, es lo relacionado con esa absurda exigencia permanente de los entes públicos de presentar documentación tan básica como copias de cédula y certificados de votación.

Esto precisamente es lo que se ha hecho mediático, como si lo establecido en el Decreto es algo innovador y desde el día siguiente de su expedición, las entidades públicas cesarán con esos requisitos innecesarios.

Sepa estimado lector que algunos cuerpos normativos prohíben exigir la presentación de originales o copias de documentos que contengan información que repose en las bases de datos del Sistema Nacional de Registro de Datos Públicos o en archivos públicos, es decir, el Decreto 85 en su parte pertinente no llegó para solucionarnos nada, pues además de contener un error en la denominación de la ley a la que hace referencia, este solo aplica a organismos de la función Ejecutiva.

En otros términos, corresponde a las máximas autoridades de las distintas entidades públicas (ministerios, empresas públicas, municipios, etc.), exigir el cumplimiento de la Ley Orgánica para la Optimización y Eficiencia de Trámites Administrativos y su Reglamento, vigente desde el 2018, así como también recordarle a todo servidor público, que son responsables de adoptar medidas oportunas para remover los obstáculos que impidan, dificulten o retrasen el ejercicio pleno de los derechos de las personas, conforme lo señala el Código Orgánico Administrativo.

Con esto debemos tener en claro dos cosas, no todo lo que se publica en redes es realmente lo que parece, y lo más importante, la eliminación de innecesarios requerimientos como copias de cédula es una exigencia establecida en la ley desde el 2018, lo complejo se origina en el mal común de muchas personas y entidades públicas ¡cumplir la ley!