El Kremlin reconoce consultas con EE.UU. sobre armas nucleares

El Presidente de Rusia, Vladimir Putin.

Las advertencias por un posible uso de armas nucleares se trato al más alto nivel. Conozca más. 

El Kremlin reconoció hoy consultas con Estados Unidos sobre armas nucleares después de que el presidente ruso, Vladímir Putin, amenazara con recurrir a todo su arsenal para defender su país ante lo que llamó «chantaje nuclear» de la OTAN.

Esas consultas se celebran «al nivel debido», explicó Dmitri Peskov, portavoz presidencial durante su tradicional rueda de prensa telefónica.

«Hay canales de diálogo, pero tiene un carácter muy esporádico. Por lo menos, permiten enviar mensajes urgentes con las posturas de cada uno», precisó.

Eso sí, Peskov dejó sin comentarios las advertencias del asesor de seguridad nacional de EE.UU., Jake Sullivan, de que su país responderá «de manera decisiva» si Moscú recurre a las armas nucleares.

«Hemos comunicado directamente, en privado, a niveles muy altos al Kremlin, que cualquier uso de armas nucleares tendrá consecuencias catastróficas para Rusia, que Estados Unidos y nuestros aliados responderemos de manera decisiva«, aseguró el asesor estadounidense.

En un discurso televisado el pasado miércoles, Putin advirtió a la OTAN de que Rusia cuenta con un arsenal «sin parangón» que le permite contrarrestar cualquier amenaza occidental.

«Quiero recordar que nuestro país también dispone de diferentes sistemas ofensivos y, en algunos componentes, son más modernos que los que poseen los países de la OTAN», afirmó.

De poco valió que el viceministro de Asuntos Exteriores ruso, Serguéi Riabkov, matizara poco después que Rusia no amenaza a nadie con armas nucleares, en una conferencia dedicada al 60º aniversario de la Crisis de los Misiles de Cuba.

El presidente de EE.UU., Joe Biden, aprovechó su intervención en la Asamblea General de la ONU para acusar a Putin de hacer «amenazas irresponsables sobre el uso de armas nucleares». (EFE)

EE.UU. critica el encuentro entre Putin y Xi y llama a China a oponerse a las maniobras de Rusia

Los presidentes de China, Xi Jinping, y de Rusia, Vladimir Putin.

China debe tomar una decisión sobre su relación con Putin, dijo un vocero del Gobierno de Estados Unidos. 

El coordinador de comunicaciones estratégicas del Consejo de Seguridad Nacional de Estados Unidos, John Kirby, ha criticado el reciente encuentro entre el presidente de Rusia, Vladimir Putin, y su homólogo chino, Xi Jinping, en Uzbekistán.

Para el alto funcionario estadounidense, «este no es el momento para tener ningún tipo de negocio como hasta ahora con el señor Putin dado lo que ha hecho dentro de Ucrania», instando así a Pekín a tomar posición respecto a Rusia y sus maniobras.

«El mundo entero debería estar alineado contra lo que está haciendo Putin (…) China tiene que tomar una decisión«, ha dicho Kriby, quien ha señalado que, si bien Pekín no ha brindado apoyo a Moscú, tampoco ha condenado la invasión de Ucrania.

«(Las autoridades chinas) no han intervenido para violar las sanciones, pero tampoco han intervenido para apoyar materialmente a Putin», ha reconocido el coordinador de comunicaciones estratégicas del Consejo de Seguridad Nacional de Estados Unidos.

Finalmente, Kirby ha señalado que el encuentro en Uzbekistán era más importante para Putin que para Xi porque el líder ruso «está muy bajo presión», con lo que considera que el presidente ruso ha tratado de «agradar a Pekín». (Europa Press)

Altos mandos militares de América abordan la seguridad ambiental y la ciberdefensa

La jefa del Comando Sur de EE.UU., Laura Richardson (c), junto a oficiales de varios países de América.

Los militares de más de 15 países se reúnen en Quito. Hubo advertencias sobre las injerencias de China y Rusia. 

Asuntos sobre la seguridad ambiental y los conflictos en la zona gris centrarán los diálogos en la Conferencia Sudamericana de Defensa (Southdec), que por primera vez se realiza en Ecuador, con la presencia de la comandante del Comando Sur de los Estados Unidos, Laura Richardson.

En el encuentro participan delegados de Argentina, Brasil, Colombia, Guayana, Perú, Paraguay, Surinam, Uruguay y Chile, así como representantes de Canadá, Francia, Países Bajos y España, entre otros.

«Nos reunimos aquí en un momento crucial cuando nuestras democracias encaran toda una serie de desafíos transversales que amenazan nuestro estilo de vida y la libertad que nos une», dijo Richardson durante la inauguración del encuentro.

La general del Ejército estadounidense anotó que las familias están «sufriendo» para «poner comida en las mesas y combustible en sus vehículos por los altos precios y la escasez de la cadena de suministros», lo que «refleja los efectos de la pandemia y la invasión rusa apresurada e injustificada» a Ucrania.

«Las organizaciones criminales transnacionales desestabilizan el vecindario que compartimos, envenenan a nuestra gente con droga y expanden los tentáculos de violencia y la corrupción alrededor de la región», agregó.

Sin embargo, Richardson subrayó que en la Southdec se enfocarán en asuntos sobre la seguridad ambiental, que involucra a actores estatales y no estatales.

«Los criminales organizados llevan a cabo minería ilegal, tala ilegal y deforestación», anotó.

Richardson mencionó estudios independientes de organizaciones latinoamericanas que concluyeron que «muchos de los megaproyectos financiados por China están causando erosión en los ríos contaminando el agua, destruyendo el terreno fértil y desestabilizando los delicados ecosistemas».

Asimismo, la jefa del Comando Sur recordó que cada año cientos de embarcaciones chinas operan en labores de pesca cerca de las Islas Galápagos y otras zonas económicas exclusivas cerca de Sudamérica.

Advertencias sobre Rusia y China

El segundo problema de seguridad que tratarán será el de los conflictos en la zona gris, especialmente en el entorno cibernético y en el informático.

«Los adversarios están infiltrando los sistemas de computadoras, robando la información sensible de las personas, datos y lavando dinero en el ciberespacio», indicó.

En Sudamérica, «China está jugando ajedrez y Rusia está jugando damas», dijo al agregar que «sus acciones multifacéticas combinadas están desestabilizando la región, empoderando el autoritarismo y socavando los principios democráticos».

«Las organizaciones vinculadas a China tienen bases en Suramérica, que pueden usar para uso militar o para, potencialmente, acceder a información sensible de ciudadanos suramericanos y estadounidenses», dijo.

También Rusia «está intentando manipular a la población mediante campañas de desinformación y actividades cibernéticas malignas», agregó.

La general estadounidense también apuntó que «Rusia continúa apoyado regímenes autoritarios en Venezuela, Cuba y Nicaragua».

Asimismo, aseguró que «todos estos desafíos transversales de seguridad son demasiado complejos como para que una sola nación los maneje por su cuenta».

«Tenemos que trabajar todos juntos, como un bien entrenado equipo de fútbol, comunicándonos activamente y jugando en nuestras posiciones respectivas en una manera armoniosa y altamente eficaz», concluyó.

Combate a las organizaciones criminales

De su lado, el ministro ecuatoriano de Defensa, Luis Lara, destacó encuentros como el de hoy, pues permiten compartir información sobre seguridad, paz y defensa «en tiempos complejos para una región, cuyos escenarios políticos económicos y sociales se modifican constantemente».

Lara consideró cada vez más urgente encontrar mecanismos de cooperación eficaces, no solamente ante las amenazas externas a la paz del continente sino, de manera especial, «ante el embate del narcotráfico, las organizaciones criminales transnacionales y la subversión».

Estos males -dijo- amenazan a la seguridad de los países y a «la existencia misma de los estados».

Las políticas de defensa regional «no pueden estar atadas a la coyuntura ni al interés político circunstancial», señaló al comentar que es imprescindible un trabajo conjunto para afrontar los desafíos y establecer cooperación permanente que permita el intercambio de información sensible en tiempo real. (EFE)

Retrasos en la comprobación de antecedentes han favorecido la posible venta de un millón de armas en 2020 y 2021

El FBI difundió la información.

Más de 11.000 personas se hicieron con un arma de fuego sin recibir la aprobación de las autoridades federales durante ese tiempo.

Los retrasos en la comprobación obligatoria de antecedentes han favorecido la obtención de más de un millón de armas de fuego en Estados Unidos en 2020 y 2021, según un informe publicado este viernes por NBC News a partir de datos de la Oficina Federal de Investigación, el FBI.

Según la legislación estadounidense, si el vendedor de armas no ha recibido la documentación oficial pertinente sobre los antecedentes del solicitante a los tres días de pedirla, puede vender el arma que se le pide.

Un total de 1.002.274 solicitudes de antecedentes han tardado más de tres días en ser respondidas, lo que habría permitido al vendedor entregar las armas a partir de las 72 horas de efectuar la petición. Ello no significa que hayan desembocado perentoriamente en la venta de un arma de fuego, pero es el porcentaje de retrasos (un 4,2 por ciento) desde al menos 2014.

El FBI constató que 11.564 personas se hicieron finalmente con un arma de fuego en esas circunstancias, lo que obligó a los agentes de la Oficina de Alcohol, Tabaco, Armas de Fuego y Explosivos a incautarse de esas armas. Pero el FBI nunca llegó a terminar la comprobación de 734.604 solicitudes al expirar el plazo máximo de 88 días tras el cual está obligado a suspender el procedimiento y «purgar» las solicitudes más allá del plazo.

Los defensores del control de armas llaman a esta limitación la «laguna legal de Charleston» porque gracias a ella un supremacista blanco compró el arma que usó para matar a nueve feligreses negros en una iglesia en Charleston, Carolina del Sur, en 2015.

El tirador admitió haber poseído drogas durante un arresto previo, lo que hacía ilegal que comprara o poseyera un arma, pero como la verificación de antecedentes no se completó después de tres días, acabó obteniendo el arma que le permitió perpetrar la masacre. (Europa Press)

Senadores de EE.UU. logran un acuerdo que aumenta el control de armas

Manifestantes en Washington.

El acuerdo incluye una revisión del proceso de compra de armas para los menores de 21 años. Además, la posibilidad de confiscar armamento. 

Un grupo de senadores de Estados Unidos anunció este un principio de acuerdo para aumentar el control sobre las armas de fuego en el país, que propone medidas de mínimos después de los tiroteos masivos en un supermercado de Buffalo (Nueva York) y en una escuela de Uvalde (Texas).

En un comunicado, el grupo de senadores, tanto demócratas como republicanos, indicó que el acuerdo incluye una revisión del proceso de compra de armas para los menores de 21 años (los autores de los tiroteos de Buffalo y Uvalde tenían ambos 18 años).

El paquete de medidas también extiende a todo el país las llamadas leyes de «alerta de peligro» («Red Flag»), ya vigentes en estados como California, Nueva York y Florida, y que permiten activar un procedimiento legal para confiscar las armas de fuego de quienes representen un peligro para terceros o para sí mismos.

El grupo de senadores que alcanzó el acuerdo consiste de 10 demócratas y 10 republicanos, de manera que es previsible que logre los apoyos necesarios para ser aprobado en el pleno del Senado, donde los demócratas gozan de una muy ajustada mayoría y necesitan apoyos republicanos para casar adelante casi cualquier iniciativa.

Otra de las medidas incluidas en el paquete está diseñada para acabar con lo que se ha venido a bautizar como «el vacío del novio», por el cual hasta ahora si alguien es acusado de violencia doméstica sin estar casado, se le permite seguir teniendo armas en propiedad, algo que no ocurre en el caso de las personas casadas.

Además de restringir ligeramente el acceso a las armas a determinadas personas y en según qué circunstancias, el acuerdo también incluye más fondos para recursos de salud mental y para reforzar la seguridad en las escuelas, dos aspectos en los que insisten los defensores de las armas cada vez que hay un tiroteo mediático en EE.UU.

El acuerdo es significativo por el hecho de que cuente con apoyos de ambos partidos -si se aprueba, sería la mayor reforma legislativa sobre armas de fuego en treinta años-, pero queda muy lejos de las propuestas de la Casa Blanca y de la mayoría de representantes del Partido Demócrata, mucho más restrictivas.

Poco después de que se anunciase el acuerdo, el presidente de EE.UU., Joe Biden, emitió un comunicado en que calificó el acuerdo de «paso en la buena dirección», pero lamentó que este «obviamente» no incluye todas las medidas que él considera necesarias.

«Cada día que pasa, se asesina a más niños en este país. Es importante que al acuerdo llegue a mi despacho lo antes posible para que pueda ratificarlo y podamos usar estas medidas para salvar vidas», apuntó.

Antes de llegar al despacho oval para ser ratificado por el Presidente, el acuerdo deberá presentarse como proyecto de ley y ser aprobado tanto en el Senado como en la Cámara de Representantes. (EFE)

Ucrania espera por más armamento la víspera de los 100 días de invasión

Ucrania. Volodimir Zelenski enfrenta la arremetida militar rusa.

Ucrania espera por más armas, en especial de Estados Unidos, un día antes de cumplirse los 100 días de la invasión rusa. 

Ucrania espera que la llegada de armas occidentales de mayor alcance y precisión modifique la situación en el frente, especialmente complicada en la región de Lugansk, donde Kiev controla apenas el 5 % y difícil en la vecina Donetsk, donde Rusia se prepara para retomar la ofensiva sobre el bastión ucraniano de Sloviansk.

«El Ejército ruso ha destruido casi todo el Donbás. El que fuese otrora uno de los centros industriales más potentes de Europa, está devastado», dijo este jueves el presidente ucraniano, Volodímir Zelenski, en un mensaje virtual al Parlamento de Luxemburgo.

A día de hoy, según Zelenski, Rusia controla aproximadamente el 20 % del territorio de Ucrania y sus tropas han entrado en 3.620 localidades del país, aunque más de un millar fueron reconquistadas luego por el Ejército ucraniano.

Hay confianza en las armas occidentales

Ucrania ha puesto ahora todas las esperanzas en la llegada de nuevo armamento moderno prometido por Estados Unidos y que aparte de misiles de largo alcance podría incluir drones de combate MQ-1C Gray Eagle.

Washington aseguró a su vez tener la promesa y «garantías» por parte de Ucrania de que no utilizará las armas que le ha enviado para atacar territorio ruso y que solo hará uso de ellos con fines defensivos.

Sin embargo, esas promesas no convencen a Moscú, que acusó al Ejército ucraniano de preparar ataques contra territorio ruso con las lanzaderas de cohetes que serán suministradas próximamente por Estados Unidos.

Según afirmó este jueves el Kremlin, el escenario sería «absolutamente indeseable y desagradable» si los equipos enviados por Washington se intentan usar contra objetivos en territorio ruso.

A la vez, desde la Presidencia rusa advirtieron de que no van a cambiar los objetivos de la campaña militar en Ucrania, pese al aumento de la ayuda a Kiev.

«Semejante suministro de armamento cada vez más moderno a Ucrania no cambia los parámetros de la operación militar especial. En cualquier caso, sus objetivos serán alcanzados», dijo el portavoz de la Presidencia rusa, Dmitri Peskov.

Mientras, para Kiev, el suministro de armas puede marcar un antes y un después en el conflicto. (EFE)