Padres de familia denuncian que piden cuotas para mantenimiento educativo

Malestar. Los representantes de los estudiantes aseguran que el dinero que les piden sería para mejoras en equipamiento y hasta infraestructura.

Desde el 22 de noviembre de 2021 los estudiantes de un gran número de instituciones educativas se sumaron al retorno progresivo a las aulas, que se lleva adelante en todo el país.

Con este retorno también se generaron varios inconvenientes, entre ellos las ‘famosas’ cuotas que deben aportar los padres de familia, supuestamente para adecuaciones y mantenimiento de las instituciones educativas.

Para los padres de familia es decepcionante que cada año se tenga que aportar económicamente, mientras que las escuelas y colegios no presentan cambios significativos a pesar de la cantidad de alumnos que se maneja.

 

Realidad

“Para la construcción de obras urgentes y muy necesarias es de vital importancia solicitar la colaboración de todos los padres de familia… Se solicita la colaboración de 100 dólares por aula los mismos que se receptarán con fecha máxima el 20 de diciembre”, es la notificación que se les entregó junto con más información a los padres de familia de una institución en Ambato.

Casos como estos no son aislados, pues en otras instituciones fiscales el aporte sería de hasta 5 dólares por estudiante.

 

El Dato
Los padres de familia deben denunciar estas prácticas 
en las oficinas del Distrito de su jurisdicción.

 

Marlene Segovia, madre de familia, manifestó que la situación económica aún sigue siendo compleja y no comprende cómo se toman estas decisiones entre las autoridades de las escuelas y colegios.

“No es la primera vez, tengo tres hijos y todos los años se piden cuotas, pero no se sabe a ciencia cierta qué es lo que se hace con el dinero”, dijo.

Rolando Chisag, padre de familia, comentó que, aunque varios padres de familia muestran su malestar por este tipo de cuotas, al final deben aportar ya que existe el temor de que se tomen represalias contra los estudiantes.

“Nosotros optamos por una escuela fiscal porque no se cuenta con recursos, pero, aunque se diga que la educación es una responsabilidad del Estado, simplemente no es así”, dijo al tiempo de asegurar que la institución donde estudia su hija tiene muchas necesidades que no son cubiertas por el Estado.

En Tungurahua serían más de 3 mil estudiantes a los que se les pide la colaboración, lo que significa que se podrían recaudar alrededor de 15 mil dólares.

Para el docente Darío V., lamentablemente los profesores y autoridades de las instituciones educativas deben acudir a los padres para en algo solventar las múltiples carencias de infraestructura que tienen las escuelas.

“Aunque se diga que el Ministerio de Educación solventará todo, esto es imposible y los estudiantes seguirían con las dificultades en la infraestructura educativa”, dijo.

Tome nota
La comunidad educativa asegura que el aporte
de cuotas es una práctica normalizada.

 

Autoridades

Ximena Loroña, coordinadora Zonal 3 de Educación, explicó que las instituciones educativas reciben el apoyo del Ministerio de Educación, así como también del aporte que varios municipios locales o de la empresa privada, esto significa que los padres de familia no deben entregar ningún dinero para solventar las dificultades de las instituciones educativas.

La autoridad aseguró que, si se necesita hacer algún trámite extra, son las autoridades institucionales y distritales las que deben gestionar los recursos acercándose a los municipios, empresa pública o privada a fin de complementar esas dificultades de infraestructura.

A decir de Loroña los padres de familia a quienes se les haya solicitado estos rubros pueden acercarse a denunciar en los Distritos de Educación a fin de que se pueda conocer y realizar la investigación y respectiva sanción las mismas que van desde un sumario administrativo. (FCT)