Sector maracuyero en crisis

Eduardo Chiriboga Aponte

EDUARDO CHIRIBOGA APONTE

Esta columna, desde hace más de dos décadas, ha venido proponiendo a las autoridades de turno, un cambio en la estructura de comercialización de lo que produce nuestro agro. El éxodo de los habitantes del campo a la ciudad, la creciente pobreza rural, su deficiente educación, los altos costos de producción, y su nula tecnificación, son sin duda parámetros que debieron guiar las políticas públicas de cualquier gobierno.

Desafortunadamente, los intereses de nuestras autoridades van por otro lado. Y no es por falta de visión de país, sino por ser uno de los países más corruptos del planeta.

Pero tanto va el agua al cántaro, que al final éste se rompe, dicen.

De las pocas agroindustrias que compraban maracuyá, hoy solo queda una. Esta apetecida fruta, es de alta demanda el exterior, y su precio no ha variado mayormente en los últimos años. No obstante, el esquema monopólico y de monopsonio que esta empresa ha implantado, genera una irritante irracionalidad y libertinaje en el cálculo del precio del kilo que los intermediarios y la industria pagan al indefenso productor.

Hace ya algún tiempo, el productor no obtiene ninguna ganancia por su duro trabajo. Hoy no cubre ni sus costos. Y este pernicioso libertinaje, se ha transformado en un problema social. Ya dejó de generar empleo. Y es allí donde tiene que intervenir el Estado. No para intervenir empresas, sino para resolver inequidades. Todos los productos tienen precios de sustentación, menos la fruta de la pasión.

En la parroquia La Unión de Quinindé, zona donde la mortandad de la palma aceitera debido a la letal enfermedad de la PC, ha generado pobreza, desempleo y desesperación en sus habitantes, los cultivos de maracuyá han sido una tabla de salvación para los agricultores. Y en tremenda crisis, que industria e intermediarios abusen de los alicaídos agricultores para maximizar sus ganancias, ha exacerbado con justa razón  al campesinado.

La reunión de la Asociación que los reagrupa, con las autoridades del MAG provincial, que se dio el pasado martes 9, se comprometieron a exigir respeto, transparencia y nueva modalidad de comercialización  a la industria monopólica. Estaremos pendientes.

eduardochiribogapuntoverde@hotmail.com