Una feria para cuidar la salud de los adultos mayores

DIC, 08, 2019 |

ACTIVIDADES. Los asistentes superaron pruebas de concentración y destrezas cognitivas.

Varias decenas de adultos mayores se concentraron ayer en el parque Las Cuadras, al sur de Quito, para beneficiarse de revisiones médicas y sicológicas y conocer cómo ejercitarse y alimentarse.

La convocatoria la realizó la Administración Zonal Quitumbe y la Secretaría de la Salud, con el fin de descubrir problemas físicos, mentales y emocionales en la población mayor y encaminarlos a recibir atención médica adecuada.

Las personas que buscaron atención y orientación recorrieron, durante la mañana, las carpas instaladas en el parque en las que equipos médicos de las unidades de salud del Municipio atendieron sus requerimientos.

Les tomaron signos vitales, conversaron con los médicos, fueron sometidos a pruebas rápidas por los sicólogos, los terapistas les hicieron evaluaciones, los nutricionistas les orientaron en la manera de alimentarse saludablemente y les enseñaron actividades físicas que deben realizar a diario.
 

Cierre de actividades

Mariuxi Riofrío, sicóloga clínica de la Secretaría de Salud del Municipio comentó que con este tipo de eventos, que forman parte de la promoción de la salud mental, buscan prevenir el deterioro cognitivo y la depresión en el adulto mayor.

Contó que a lo largo del año se incentiva la prevención en salud en este grupo poblacional y que a través de los grupos 60 y Piquito, en los que participan 500 adultos mayores aproximadamente, que habitan en el sur de la ciudad, se les estimula para que estén activos. Se pone énfasis en la estimulación de la memoria, el razonamiento, ejercicio físico. Cuando se detecta casos riesgo se les deriva al especialista.
 

Temor a perder la memoria

Paola Herrera, sicóloga clínica de la Administración Quitumbe manifestó que la mayor preocupación del adulto mayor es la demencia debido a la disminución congnitiva por la edad.

Del total de las personas que fueron atendidas en el área de sicología, no se registraron deterioros graves. Para llegar a ese diagnóstico se les sometieron a pruebas rápidas, las mismas que permitieron saber si está orientado, si su memoria está conservada, su concentración.

Al saber que no registraron ningún problema, los adultos mayores se retiraron tranquilos para disfrutar de la música y danza que formó parte de la feria de salud y que les alegró la mañana. (CM)

Emprendimientos

Los adultos mayores no solo acudieron para atender su salud, sino también para exponer sus emprendimientos y manualidades, las mismas que aprenden a realizarlas en los talleres que imparten en los grupos de 60 y Piquito.

Zapatos hechos a mano, adornos navideños, figuras y adornos tejidos con mullos se juntaron con las empanadas, prístinos, ceviches y otras delicias más.

Se anunció que en 2020 continuarán con estrategias de prevención de salud.