Secciones   /   Valles

¿Tres cooperativas de Quito operan sin autorización en Rumiñahui?

NOV, 18, 2017 |

Conflicto. La cooperativa Libertadores del Valle es una de las que no tiene permiso para dar servicio de transporte público dentro de Rumiñahui, según denunciaron otras operadoras.

La Asociación de Transportistas del Valle de los Chillos reclama que existe competencia desleal.

 

Las nueve cooperativas intraprovinciales que ofrecen el servicio de transporte público en el cantón Rumiñahui están al borde de un punto de quiebre. La competencia no autorizada de las compañías Termas Turis, Libertadores del Valle y Antisana, registradas para prestar servicio en Quito y entre parroquias, les ha quitado clientes, ingresos y posibilidades de crecimiento.

Según José Cando Portilla, dirigente de la Asociación de Transportistas del Valle de los Chillos, estas operadoras, cuando hacen sus rutas desde Quito hasta parroquias rurales como Píntag, La Merced o Amaguaña, ingresan ilegalmente al Valle de los Chillos y presentan el servicio urbano de transporte.

“Nosotros estamos regulados bajo el control de la Agencia Nacional de Tránsito (ANT), pero las cooperativas que vienen de Quito están bajo otra jurisdicción. Se está incumpliendo las competencias y los permisos de operación vigentes”, dijo Cando.

Además señaló que las afectaciones a sus ingresos son importantes porque las compañías registradas en el Distrito Metropolitano de Quito cobran la tarifa de 25 centavos, mientras las operadoras de Rumiñahui cobran un pasaje de 30 centavos. 

“Eso es competencia desleal porque nosotros trabajamos con la tarifa oficial de la ANT para el cantón Rumiñahui. Muchos clientes esperan a las unidades de Quito para pagar un menor pasaje y así perdemos una buena porción de los usuarios”, afirmó Cando.

250.000
personas, según la ANT, se movilizan diariamente desde el Valle de Los Chillos a Quito, y viceversa.
Por su parte, Juan Pazos, director Provincial de la ANT, expuso que cada gobierno autónomo descentralizado debe actuar en el campo de su competencia. “Los vehículos de las operadoras que vienen de Quito tienen ciertas características diferentes a las de Rumiñahui, primero, son unidades más antiguas y llevan parados (personas de pie). Las cooperativas de Rumiñahui solo pueden llevar a 40 pasajeros. Esto es otro factor de competencia desleal”, apuntó.

Además confirmó que las 400 unidades de las cooperativas de Rumiñahui pueden suplir adecuadamente la demanda del servicio. El aumento no autorizado de la oferta por parte de las compañías de Quito representa un factor que afecta la calidad del servicio y provoca que se presenten carreras para ganar clientes.

 

Solución al problema

Pazos sostuvo que para despejar esta discrepancia hay dos órganos reguladores: el Cootad y el Consejo Nacional de Competencias. Además adelantó que se solicitó al Municipio de Quito que se remita a la ANT el contrato de operación de estas tres cooperativas.

EL DATO
Las cooperativas autorizadas del Valle de los Chillos han renovado más del 45% de sus flotas en los últimos años.
"Necesitamos el documento para emitir las disposiciones a la Policía Nacional para que se pueda controlar esta situación. O viceversa, para que la Agencia Metropolitana de Tránsito (AMT) lo haga", explicó.

Así mismo, añadió que durante 18 meses se han llevado a cabo reuniones y conversaciones para establecer rutas y frecuencias que permitan a las unidades procedentes de Quito tomar vías periféricas para que no ingresen al casco urbano de Rumiñahui.

Iván Alvarado, director de Movilidad de Rumiñahui, dijo que seguirán estas reuniones tanto con el Municipio de Quito, la ANT, el Consejo Nacional de Competencias y los representantes de las tres operadoras involucradas para encontrar una solución al conflicto.

“Todos estamos buscando la mejor forma de superar el impasse. No queremos que las cooperativas de Rumiñahui lleguen a interponer recursos legales o a paralizar el servicio”, puntualizó Alvarado. (JS)

 

 

 

Más Noticias De Valles

Alangasí, tierra de arte, cultura, naturaleza y buena comida

Sábado, 09 de diciembre de 2017 | | Esta parroquia rural, al suroriente de Quito, es un tesoro que aloja a artistas, artesanos y muy buena comida.

Una publicación compartida de Diario La Hora (@lahoraec) el