Propiedad y comercio

Eduardo F. Naranjo C.

Un filósofo sostenía que la mayoría de problemas de la sociedad son por la propiedad privada; sin embargo, así se ha vivido durante los últimos 600 años, perfeccionándose hasta la actualidad.

En este sistema, en que se asienta la organización conocida como democracia y capitalismo, resulta útil modernizarnos en cumplimiento del artículo 227 de la Constitución de la República, que busca dar: eficacia, eficiencia y calidad en el control de la propiedad privada, lo que garantizará mejores ingresos al Estado y mucha seguridad a los propietarios y comerciantes.

Lo enunciado se está logrando por la gestión de la Dinardap, institución encargada de la organización, sistematización y control de los 15 Registros de la Propiedad y 206 Registros de la Propiedad con funciones y facultades de Registro Mercantil (Mixtos), que dispone el país.

Esto es un gran paso en la organización de la propiedad privada en el país, puesto que encaja dentro del plan de simplificación de trámites propuesto por el Mintel y ofrece mayor calidad en las certificaciones e inscripciones, garantizando el ejercicio de los derechos de propiedad y seguridad jurídica permitiendo un adecuado acceso a los servicios registrales y una mejora en la atención ciudadana.

Esto es parte de la modernización necesaria y, quizá, uno de los pocos proyectos que merecen reconocimiento al actual régimen, pues así será mucho más fácil controlar las numerosas picardías que se han producido en los ámbitos de la propiedad y del comercio.

Este largo proceso que ejecutó la Dinardap, durante varios años finalmente está mostrando resultados que permitirán mejorar las cosas y facilitarán al Estado funcionar mejor dentro de un sistema capitalista donde las propiedades y los negocios deben ser totalmente transparentes.

eduardofnaranjoc@gmail.com