Secciones   /   Planeta   /   Zoo

Buscan financiamiento para proteger a los cóndores

MAY, 25, 2019 |

La Fundación Cóndor Andino ha emprendido una campaña para recolectar fondos que permitan continuar con el trabajo de investigación y protección del cóndor andino, el ave nacional del Ecuador de la que existen alrededor de 150 individuos. 

La meta es conseguir 15 mil dólares. Tras un mes de iniciada la campaña han recibido en donación 965 dólares, informó Sebastian Kohn, director ejecutivo e investigador de la Fundación Cóndor Andino.

La totalidad de las donaciones se invertirán en la adquisición de rastreadores satelitales, porque entre los planes está marcar, en los próximos años, a por lo menos seis cóndores más; el pago de servicios satelitales; equipo de profesionales, materiales e implementos usados en las investigaciones en campo y laboratorio; bandas alares, exámenes médicos y genéticos y más.

El Fondo Peregrino y la Fundación Cóndor Andino han logrado marcar 14 cóndores, dos de los cuales han muerto (‘Felipe’ y ‘Ami’), de otros dos no cuentan con información satelital ni avistamientos en los últimos tiempos (‘Polito’ y ‘Quipo’), mientras que del resto se han registrado unos 400 reavistamientos. “Eso nos ha permitido saber que la mayoría están vivos”, manifestó Kohn.

Los cóndores que llevan rastreadores satelitales y bandas alares han brindado datos que dan cuenta de su hábitat, dormideros, sitios de forrajeo y reproducción. (CM) 

‘Felipe’

El cóndor ‘Felipe’, rescatado por Felipe Farinango, en mal estado el 25 de junio de 2013 en Quijos-Napo, y liberado un mes después en el Antisanilla-Pichincha, con rastreador satelital y banda alar número 1, fue encontrado muerto el 12 de abril de 2014 en los páramos de Napo.
 

‘Polito’

El 22 de abril de 2014, personal del parque Cóndor (Imbabura) rescató a ‘Polito’, un joven macho, herido y desnutrido. Un mes después fue liberado en la misma zona. A este ejemplar se le colocó un chip y bandas alares con el número 2.
 

‘Quipo’

Fue bautizado así en honor a su rescatista Marcelo Quipo. Se lo encontró mojado y débil el 15 de mayo de 2014 en Quijos-Napo. A este macho se lo rehabilitó y liberó el primero de julio de 2014 en el Antisanilla (Pichincha). Lleva bandas alares con el número 3.

‘Auca’ 

Se trata de una hembra subadulta. Fue marcada el 5 de octubre de 2014 en Zuleta (Imbabura) y liberada en la misma zona con rastreador satelital y bandas alares con el número 4. 

‘Zuleta’ 

Es una hembra que fue capturada, marcada y liberada en octubre de 2014, en Zuleta (Imbabura). Fue identificada con bandas alares que llevan el número 5. No lleva rastreador satelital.

‘Ares’

Fue marcada el 19 de noviembre de 2014. Se la identifica por las bandas alares con el número 6 y se la monitorea a través del rastreador satelital que le colocaron antes de su liberación.

‘Ami’

Llevó rastreador satelital y bandas alares con el número 7 desde 2015, hasta diciembre de 2018, cuando se le encontró muerta en los páramos entre Pujilí y Salcedo (Cotopaxi), por consumir carroña envenenada. Proporcionó información de sus movimientos y costumbres.

‘Chilintosa’

Es una hembra silvestre de cóndor, fue marcada con banda alar número 8 y con rastreador satelital en 2015. Ha sido vista cerca del volcán Cotopaxi y del Centro de Rescate Ilitio.

‘Sisa’

 Se trata de una hembra adulta que fue marcada y liberada en abril de 2015 en Ilitio (Cotopaxi). Se la identifica por las bandas alares que tienen el número 9. Ella no lleva rastreador satelital.

‘Chunka’

Se la encontró en 2015 con varios perdigones en su cuerpo. Fue tratada en el centro de rescate Ilitio en Cotopaxi y liberada el mismo año. Los datos satelitales indican que duerme, forrajea y vuela por los páramos de Zaruma. Datos que permitieron saber los dormideros y zonas de uso en el sur del país.

‘Paway’

Fue rescatado en Tababela (Pichincha), rehabilitado, marcado y liberado en Zuleta (Imbabura). Lleva rastreador satelital y se lo identifica con el número 11. Fue reavistado hasta 2019 unas tres veces.

‘Linda’

Nació en el peñón del Itsco, en la reserva Antisanilla. Se la capturó, marcó y liberó en sus primeros vuelos. Tiene bandas alares con el número 12 y rastreador satelital. Ha sido vista varias veces en este año.

‘Morro’ 

Sobrevivió al consumo de carroña envenenada en enero de 2019 en Cotopaxi. Su rescate y rehabilitación permitió marcarlo con bandas alares y rastreador satelital. Ha pasado la mayor parte de su tiempo en Cotopaxi y Pichincha.

‘Fletcha’

Es la primera pichona marcada en el mismo nido, en el peñón del Itsco, ubicado en la reserva Antisanilla. En noviembre de 2018 le colocaron un rastreador satelital y lleva bandas alares con el número 14. Actualmente se observan sus primeros vuelos. De ella se conseguirá información de las primeras etapas de vida del cóndor.

Más Noticias De Zoo

Lo que no sabías de las ballenas jorobadas

Sábado, 22 de junio de 2019 | | A pesar de que se mantienen en el agua, no son peces, sino mamíferos que necesitan de oxígeno para vivir.

Estudian la mirada enternecedora de los perros

Sábado, 22 de junio de 2019 | | La investigación publicada el lunes en la revista de la Academia estadounidense de ciencias (PNAS) analizó cuatro lobos y seis perros domésticos.

El olinguito, un carnívoro vegetariano

Lunes, 27 de agosto de 2018 | | Las madres crían un solo cachorro por vez. Su pelaje es largo, denso, suave y es rojizo.

Tras la conservación del águila andina

Lunes, 27 de agosto de 2018 | | Es considerada como el depredador tope del ecosistema. Su población está a la baja.

El tapir, el ‘jardinero del bosque’

Lunes, 27 de agosto de 2018 | | Vive en reducidas zonas de Perú, Colombia, Ecuador y Venezuela. Es tímido y dócil.

Los aproximadamente 2.000 osos de anteojos que existirían en Ecuador luchan por sobrevivir

Lunes, 27 de agosto de 2018 | | Las manchas blancas en el rostro son como sus huellas dactilares, son únicas en cada individuo, lo que ha ayudado a los estudiosos a identificarlos y a cuantificarlos.

Tras el ‘Rey de los Andes’

Lunes, 27 de agosto de 2018 | | El cóndor es el ave más grande que surca los cielos ecuatorianos. Está en peligro y se busca protegerlo.