Mapuches responden a Boric con marcha

Manifestantes se agolparon afuera de la cárcel de Temuco

Los indígenas realizaron una ceremonia frente a la cárcel de Temuco en respaldo a los presos de la etnia y en rechazo a la emergencia decretada por el Gobierno.

Redacción TEMUCO

Decenas de mapuches, convocados por el grupo radical de resistencia Coordinadora Arauco-Malleco (CAM), se concentraron ayer frente a la cárcel de la ciudad meridional de Temuco para defender a sus «presos políticos», en el inicio del estado de emergencia decretado por el Gobierno de Chile, que devolvió al Ejército el control de las rutas y las carreteras en la conflictiva región «macrosur».

Efectivos del Destacamento de Montaña N°8 Tucapel, en Temuco, se movilizaron por la provincia de Cautín y unidades de los regimientos Logístico N°3 de Victoria y de Caballería N°3 Húsares lo hicieron en Malleco y Angol.

En todas ellas, el tráfico era fluido y “normal”, según dijeron a Efe varios de los habitantes de la zonas citadas y de grandes ciudades como Temuco.

La entrada en vigor del estado de emergencia, al que el nuevo Gobierno liderado por el progresista Gabriel Boric se oponía y al que se ha resistido buscando otras alternativas, coincidió con un gran ceremonia mapuche frente a la cárcel de Temuco en la que, en ambiente festivo pero reivindicativo, participaron destacados líderes de la comunidad. (EFE)

Nuevo ataque mapuche en el sur de Chile deja 20 vehículos quemados

En el último año, la disputa territorial en el sur de Chile ha experimentado una escalada de violencia con frecuentes ataques.

Integrantes de grupos radicales mapuche atacó y amenazó a los trabajadores de una compañía de explotación de áridos que opera en la zona. 

SANTIAGO. Al menos una veintena de vehículos fueron incendiados este 28 de abril de 2022 en la región del Biobío, en el sur de Chile, una zona donde existe un enconado conflicto territorial que se ha agravado en las últimas semanas y que enfrenta al Estado, grupos radicales mapuche y grandes empresas forestales que explotan bosques, acuíferos y tierras ancestrales.

Fuentes del cuerpo policial de Carabineros (Policía militarizada) confirmaron a Efe que se trata de al menos 20 vehículos (a falta del recuento oficial), entre ellos varios camiones, los que fueron quemados en la localidad de Los Álamos, más de 600 kilómetros al sur de Santiago.

Medios locales aseguran que se trató de un grupo de personas armadas que atacó y amenazó a los trabajadores de una planta de áridos, sin que ninguno resultara herido.

En menos de una semana, se han registrado dos emboscadas a camiones en ruta que dejaron dos heridos de bala, uno de ellos grave, en La Araucanía (también en el sur), además de varios ataques incendiarios que acabaron con una casa patronal, vehículos de carga y una cabaña quemada en Biobío.

En estas y otras regiones del sur de Chile existe hace décadas un conflicto territorial entre comunidades de la etnia mapuche -la mayoritaria en el país-, el Estado y empresas agrícolas y forestales.

En el último año, esta disputa ha experimentado una escalada de violencia con frecuentes ataques incendiarios a maquinaria y predios, tiroteos con víctimas mortales y huelgas de hambre de presos indígenas.

El pueblo mapuche, la etnia indígena más numerosa de Chile, reclama los terrenos que habitó durante siglos, antes de que fueran ocupados por el Estado chileno a fines del siglo XIX en un proceso conocido oficialmente como la «Pacificación de La Araucanía» y que ahora pertenecen en su mayoría a grandes grupos económicos.

Desde que asumió la Presidencia el pasado marzo, el izquierdista Gabriel Boric cesó la militarización de la zona que el anterior mandatario, el conservador Sebastián Piñera, había decretado en octubre de 2021, y desplegó una estrategia de «diálogo» en la zona que, por ahora, no ha sido bien recibida por la comunidad local. EFE

Chile enjuiciará a mapuches

La portavoz Camila Vallejo dijo que el Gobierno no responde a presiones.

La medida se tomará contra grupos radicales mapuche, cuyos miembros quemaron 15 casas el fin de semana.

Redacción SANTIAGO

El Gobierno de Chile anunció que planteará juicios contra los autores del incendio que dejó 15 viviendas quemadas en el sur del país, un ataque que se atribuyó un grupo radical de la etnia mapuche.

“La delegación va a presentar querellas por lo sucedido en Contulmo”, confirmó la portavoz del Gobierno, Camila Vallejo, en una conferencia de prensa desde el Palacio de La Moneda, sede del Ejecutivo.

«El Gobierno no responde a presiones, sino a convicciones, y tenemos la convicción de avanzar en el camino del diálogo pero para llegar a soluciones”, agregó.

La Resistencia Mapuche Lavkenche (RML), uno de los grupos del movimiento «autonomista» mapuche se atribuyó en un comunicado público la quema de 15 viviendas en la región del Biobío, en el sur de Chile, una zona donde existe un enconado conflicto territorial entre algunos indígenas, el Estado y grandes empresas agrícolas y forestales.

El grupo lanzó una serie de advertencias al nuevo Gobierno e informó que de no cumplirse las exigencias detalladas en el documento en menos de 48 horas, se convocaría a «nuevas movilizaciones en todos los territorios».

Militares se retiran de territorio mapuche en Chile

Una de las primeras decisiones del presidente Gabriel Boric fue no prolongar más la medida al considerar que el despliegue militar complica aún más el conflicto. EFE

Los uniformados permanecieron seis meses en una zona donde hay conflictos con el Estado y madereros. 

SANTIAGO DE CHILE. Cerca de mil de militares comenzaron a retirarse este sábado 26 de marzo de 2022 tras permanecer seis meses en una zona del sur de Chile donde existe desde hace décadas un conflicto entre los indígenas mapuche, el Estado y grandes forestales, que se ha recrudecido en los últimos tiempos.

El Estado de Excepción decretado en octubre por el anterior Gobierno, presidido por el conservador Sebastián Piñera, y extendido desde entonces por el Parlamento llega a su fin este 26 de marzo, lo que implica la desmilitarización de la zona.

Una de las primeras decisiones del presidente Gabriel Boric, fue no prolongar más la medida al considerar que el despliegue militar complica aún más el conflicto y no elimina la violencia.

No prorrogar el Estado de Excepción «no implica que el Gobierno no tenga una preocupación y no tenga la tarea de garantizar la seguridad de todos los ciudadanos», dijo el subsecretario de Interior, Manuel Monsalve, quien viajó a la zona para coordinar el despliegue policial que sustituirá a los militares.

La militarización afectó a cuatro provincias del sur: Biobío y Arauco, en la región del Bíobio; y Cautín y Malleco, en la región de La Araucanía, más de 500 kilómetros al sur de la capital.

Apertura al diálogo

La nueva Administración defiende la apertura de un diálogo con todas las partes involucradas en el llamado «conflicto mapuche», que enfrenta al Estado chileno y al principal grupo indígena del país por las tierras que estos últimos habitaron durante siglos y que ahora pertenecen en su mayoría a grandes empresas agrícolas y forestales.

Los ataques incendiarios a maquinaria y predios se producen casi de manera diaria en el marco de un conflicto que le ha costado la vida tanto a comuneros mapuches como a policías.

Acercamiento fallido

La ministra del Interior, Izkia Siches, viajó a la zona el 15 de marzo para iniciar acercamientos con las partes, pero tuvo que ser evacuada de un camino rural en la localidad de Temucuicui, más de 500 kilómetros al sur de la capital, porque sufrió una emboscada, con ráfagas de disparos al aire y la colocación de un vehículo en llamas en medio de la ruta.

«El Gobierno no va a retroceder en el plan, buscando diálogo y encuentro en el territorio. Entendemos que lo que ocurre acá es violencia, pero también falta de Estado», aseguró en una rueda de prensa posterior al ataque Siches. EFE