Asistencia penal confirma más pagos millonarios de Chérrez

El Instituto de Seguridad Social de la Policía (Isspol) realizó inversiones ‘riesgosas’ de su portafolio, de 2014 al 2020.

Los documentos arrojaron que hubo otros pagos a la excolaboradora de José Serrano, María Paula Christiansen, adicionales al cheque de $230.000.

La asistencia penal internacional entre Estados Unidos y Ecuador pone en evidencia nuevos documentos dentro de las investigaciones por el desfalco de cerca de $900 millones al Instituto de Seguridad Social de la Policía (Isspol). Entre la documentación entregada por la justicia norteamericana aparecen otros pagos que Jorge ‘El Mago’ Chérrezseñalado como el principal responsable de la desaparición de los recursos policiales- realizó a la exfuncionaria correísta, María Paula Christiansen.

Entre las carpetas que ya tiene la Fiscalía de Ecuador se encuentran fotocopias de dos giros electrónicos que realizó Chérrez a Christiensen, que suman $97.000. En los documentos no existe una justificación de la entrega de los dineros y las autoridades buscan esclarecer por qué se dieron los pagos. En total, incluidas esas sumas, lo entregado por Cherrez a la exfuncionaria sería de $327.000.

Aunque Christiansen no está imputada por el caso Isspol, su nombre comenzó a sonar nuevamente tras la comparecencia de José Serrano, exministro del Interior del correísmo, en la Asamblea Nacional el 22 de noviembre de 2021.

Ese día, en una sesión de la comisión de Fiscalización, su presidente, Fernando Villavicencio, proyectó la imagen de un cheque de $230.000 girado en 2018 por Jorge Chérrez a  Christiensen, excolaboradora del Ministerio del Interior, cuando Serrano era el titular. En el cheque se justificaba su entrega por un tratamiento de Spa.

Este Diario buscó la versión de Diego Chimbo, uno de los abogados en el caso, pero señaló que no podría pronunciarse porque no representa a Christiansen en ese tema. Ella reside en Miami (Estados Unidos) y es propietaria del spa Mint Wellness Center, centro estético que cuenta con una sede en Quito.

El director actual del Isspol Renato González habló el viernes 17 de diciembre de 2021 con LA HORA. Allí dijo que espera que toda la entrega de información de Estados Unidos permita dar con las personas que se beneficiaron de los fondos del Isspol de manera irregular.  “Ya lo veíamos tiempo atrás. Está revelándose todo. Se determinan transferencias, cheques a diferentes personajes muchos de los cuales tendrán que dar las explicaciones oportunas aunque en este momento se mantengan como potenciales ofendidos”, dijo.

Procesos. Dentro del caso se han abierto al menos 15 investigaciones por la presunta defraudación a la entidad. La Fiscalía ha ordenado allanamientos.
Procesos. Dentro del caso se han abierto al menos 15 investigaciones por la presunta defraudación a la entidad. La Fiscalía ha ordenado allanamientos.

Otros pagos

El portal digital D’ Una informó que, entre el 1 y 30 de noviembre de 2018, Chérrez acreditó $100.000 a Mauricio Pozo, exministro de Economía en 2003 y 2020 y excandidato a la vicepresidencia de la República. Ahí, también señala que un año antes, en el 2017, Pozo había recibido otros $25.000.

El portal indica que los datos constan en uno de los cuerpos del caso que se sigue por peculado en el que están procesadas 10 personas, entre ellas cinco exfuncionarios del Seguro: David Proaño, Jorge Villarroel, Enrique Espinosa de los  Monteros, Santiago Duarte y Alfredo Valverde. La audiencia preparatoria de juicio debía realizarse el jueves 16 de diciembre, pero fue diferida para “garantizar el derecho a la defensa de los procesados” y por el cambio de juez. Aún no se ha fijado una nueva fecha.

Mauricio Pozo, quien no es investigado en este caso, respondió a un mensaje de LA HORA e indicó que el dinero corresponde a “trabajos de consultoría del 2017 y 2018, años en que no no era ni funcionario público ni se sabría de problemas de Chérrez y el Isspol”. Añadió que ha dado consultorías a firmas del país y del exterior desde que creó su consultora hace 27 años.

 Sin dar nombres, el actual director del Isspol se refirió al tema. “Si alguien ejerció un cargo público en el Gobierno anterior cuando ya estaban denunciados estos hechos, lo mínimo, por decencia, era alertar a las autoridades que estaban en función y que ya eran denunciantes, de que existieron unas conexiones profesionales anteriores”.

Añadió que recibir una transferencia no es malo, “lo incómodo es que cuando se evidencia esa relación se la trata de mantener en la clandestinidad y luego somos los primeros ofendidos”.

El caso Isspol investiga el desfalco de $900 millones. La teoría del caso apunta a que en un entramado irregular participaron casas de valores y empresas nacionales e internacionales que habrían ejecutado movimientos sin registros, garantías o fuera de los organismos de control que perjudicaron al seguro policial.

Por este caso se abrieron 15 procesos que están en investigación y buscan llegar a etapa de juicio. Entre los procesos más adelantados consta la acusación por peculado en contra de los exfuncionarios del Seguro y el caso Citadel, en el que también se investiga un posible desfalco al IESS a través de una casa de valores.