Zona rosa en ‘terapia intensiva’

Reclamo. Propietarios de locales en la zona rosa piden que se les permita reactivarse.

Los propietarios de estos negocios solicitan autorización para trabajar, bajo el plan de bioseguridad.

La humedad y el polvo cada vez gana más espacio en las pistas de baile. Este tipo de negocios permanecen cerrados alrededor de 10 meses en Santo Domingo, causando una fuerte afectación económica a sus propietarios y trabajadores.

Las personas que ejercían la actividad en la zona rosa, en la avenida Abraham Calazacón, han declarado en duelo al turismo nocturno. Sus deudas cada día incrementan más, ya que no han cancelado los arriendos ni los productos que ofertaban.

Reclamo

Integrantes de la Asociación de Discotecas, Karaokes y Bares (Asodiskab), se concentraron en el lugar para elaborar carteles con textos referentes a la problemática que atraviesan. Los mismos que fueron pegados en las puertas de estos negocios, esto como un llamado de atención a los representantes del COE cantonal para que les permitan atender.

María Fernando Gallo, presidenta de este gremio, dijo que han buscado acercamientos con las autoridades locales, pero no han tenido resultados positivos. “Nos sentimos abandonados”, expresó.

La dirigente cree que el cierre de los centros de diversión no ha significado la reducción en las cifras de los contagios de Covid-19. En este sentido, criticó que los controles no sean equitativos, pues aumentaron las fiestas clandestinas en la ciudad.

Pérdidas

Los muebles y las pinturas de las paredes empiezan a deteriorarse. A esto se suma que muchos productos ya caducaron, ocasionando un déficit económico.

Aseguran que invirtieron en la adecuación de los accesorios para respetar las medidas de bioseguridad, pero el nuevo estado de excepción provocó el cierre de los locales. Ahora piden que se les permita trabajar, aunque sea con el 30% del aforo.

Edith Fierro, vocal de la Asodiskab, hizo un llamado de atención para que se impulse un plan de reactivación a favor de este sector. Además, reiteró que el cierre de estos negocios no ha servido para que se frenen los contagios en Santo Domingo.

Robo

Los delincuentes aprovechan que los locales pasan solos para hacer de las suyas. A Gabriela Quinotoa se llevaron el motor del aire acondicionado, problema que se suma a las facturas pendientes de pago que tiene por concepto de luz y arriendos. (JD)

Nada está dicho
El jueves 20 de mayo finaliza el estado de excepción y algunos creen que volverán la atención. Sin embargo, Wilson Rumiguano, intendente de Policía, manifestó que hasta el momento no han recibido directrices y que están a la espera de las nuevas disposiciones que se harán públicas en el transcurso de esta semana.
El dato
Dj, meseros, personal de seguridad y los bartender también son perjudicados con estos cierres.