Walter Heras dice que ‘Ecuador necesita cambiar posturas para lograr la paz’

OCT, 14, 2019 | 03:00

CRITERIO. Al precisar cuáles son las dificultades a la solución del conflicto, Heras dijo que una de las primeras dificultades son las posiciones, las posturas de los involucrados.

En una nota publicada en el portal web Vatican News, el monseñor Walter Heras Segarra, vicario apostólico de Zamora Chinchipe, quien es participante en el Sínodo Especial para la Región Panamazónica, hace un llamamiento por la paz en Ecuador.

“Desde aquí, desde este Sínodo, que es un bendición de Dios porque vemos que hay tanta vida como lo es la vida de la Amazonía, donde el encuentro de los pueblos, de las culturas, el encuentro de la Iglesia universal crea un sentido de comunión, de esperanza, paz y vida; desde aquí les decimos a todos los habitantes del Ecuador que, nosotros oramos por la paz, para que vengan días mejores para nuestro país, para que se trabaje por la justicia para adquirir esa paz que tanto luchamos, dejando de lado las actitudes de cerrazón y así encontrar vías de solución pacífica y nuevamente lograr ese Ecuador de paz que tanto queremos”, es el llamado de Heras Segarra.

Ante los últimos acontecimientos de violencia y enfrentamientos que este país vive, el vicario apostólico señaló que “la situación que está atravesando Ecuador se desprende de la eliminación de los subsidios de los combustibles y otras medidas en el aspecto laboral que ha ocasionado todo este problema”. Asimismo, Heras dijo que “esta situación era una bomba de tiempo que en algún momento debía desatarse, por toda la situación y la realidad que ha venido viviendo el Ecuador durante estos últimos años”.

Además, el prelado puntualizó que, el pueblo se sentía muy reprimido por el sistema, un sistema, dijo, que ha oprimido al pueblo y que no daba apertura o no daba derecho a la protesta. “Ahora vemos que el tiempo y toda la protesta ha llevado a situaciones muy duras porque hay luchas, se puede decir, entre los mismos pobladores, grupos y grupos que están enfrentados y por su puesto la presión de la fuerza pública”.

La Iglesia, mediadora de un diálogo

En este sentido y refiriéndose al papel de la Iglesia en esta situación que atraviesa el país, el vicario apostólico señaló que “la Iglesia está jugando un papel muy importante. Desde el comienzo se ofreció como mediadora y ha sido tomada en cuenta para participar en las mesas de diálogo que se están teniendo”.