La tiza de la urgencia

SEP, 22, 2019 | 00:25 - Por FABIAN CUEVA

Fabián Cueva Jiménez

En el sistema educativo ecuatoriano se garantiza el acceso universal sin ningún discrimen. Por ello, hay 34.450 niños y jóvenes extranjeros estudiando; 16.851 son venezolanos. Acogerlos es difícil con tantos problemas económicos que tenemos, pero es  comprensible.  

El presidente de la Federación Venezolana de Maestros dice que las condiciones para el inicio del año lectivo 2019-2020 no existen y da razones: en el sector docente la seguridad social del maestro colapsó, el servicio de salud es pésimo, no hay prestaciones y se han pulverizado los sueldos, un maestro gana el equivalente a 30 dólares mensuales, motivo de renuncias permanentes.  Cada dólar equivale a 248.000 bolívares.

Con la reducción del poder adquisitivo en un 70%, educar en Venezuela resulta difícil, hay mucha deserción y disminución diaria de asistencia. Para ejemplo: el costo  del transporte es de 3.000 bolívares, si dos niños de la familia van a la escuela, gastan 6.000 diariamente, multiplicado por 5 días son 30.000 y al mes representan 120.000, aparte de los gastos escolares y alimentación. El salario básico es de 40.000.

Cínicamente Maduro dijo: “Hay jóvenes que se han ido de Venezuela con la idea de mejorar su vida en el exterior, yo les digo, vayan y vuelvan, porque país como Venezuela no han de encontrar en ningún lugar del mundo”. La Alta Comisionada de los Derechos Humanos de la ONU, Michele Bachelet, señala: “La situación económica y social sigue deteriorándose… Lo que podía ser el episodio hiperinflacionario más agudo que haya experimentado América Latina”. 

Leonardo Padrón, venezolano, en la “La tiza de urgencia” cuenta  que  recibió una circular del colegio en la que piden a los padres que conozcan sobre varias materias,  se acerquen, una tiza los espera, porque  es mejor a pupitres vacíos.


fabcueva@gmail.com

COMENTA CON EL AUTOR

fcueva@lahora.com.ec

Más Noticias De Opinión

Evo, ¿el eterno?

00:40 | | Bolivia ha vivido en los últimos meses una intensa campaña electoral. Seguramente la más compleja de las últimas dos décadas.

La paz no se conquista a patadas

00:35 | | Quito sitiada. Como Siria, cualquier ciudad venezolana o Nueva York el 11 de septiembre del 2001 (con edificio destruido). Todo en 12 días de terror. Una violencia vandálica y una barbarie injustificada, nunca vistas en el país. 

¡Vándalos!

00:30 | | Vándalo es quien destruye, daña y fractura sin importar las consecuencias.

¿Quito herida y el paro?

00:25 | | Quito llora y reconstruye: “Dale limosna mujer que no hay en la vida nada como la pena de ser ciego en Granada”.

Rebelión y barbarie

00:20 | | La hecatombe de octubre 2019 representa, en la historia, 11 días violentos de fracaso y gloria para derogar el Decreto 883 que pretendía la eliminación de subsidios a los combustibles y subía en efecto los precios de los alimentos.

Impunidad vs paz

00:15 | | Sobre la impunidad no se construye la paz, como tampoco es posible hacer desaparecer la grieta por decreto presidencial.

Las debilidades

00:10 | | Los últimos acontecimientos: violentos, destructores, terroristas, nos hicieron recordar otros pero justos levantamientos indígenas en siglos antes del XX.

¡Habemus paz!

00:05 | | La Comisión de Derechos Humanos de la ONU apela contra el uso excesivo de la fuerza policial.