Zamora: 25 años

JUN, 26, 2019 | 00:05 - Por Pablo Escandón Montenegro

Pablo Escandón Montenegro

Tiene la edad de Cristo y en los últimos 25 años, su vida ha estado dedicada al canto lírico, popular, folclórico. Instrumentista múltiple y compositor, su ciudad natal es la base de operaciones de su formación y de su proyección como artista y maestro.

Diego Zamora cumple un cuarto de siglo cultivando el mejor instrumento musical: la voz; como barítono, su capacidad actoral complementa el timbre y la tesitura de su registro vocal. Ha integrado elencos corales y como protagonista en importantes obras nacionales. Fue Javert, en ‘Los Miserables’ que se montó en el Teatro Sucre. Recientemente interpretó a Mary Kelly, la periodista travesti, en el musical Chicago. Versátil,  en ‘La flauta mágica’ de Mozart, se puso en la piel del Papageno. Pero su carrera va más allá de lo que se ha montado en el país. Como representante del Ecuador, ha sido de los mejores exponentes en Austria, por ejemplo, y estuvo con la mítica Monserrat Caballé en Barcelona, como estudiante destacado y “ahijado” de la diva catalana.

Son 25 años de recorrer el país, de ser maestro de canto, de presentarse en audiciones para ser elegido en los papeles que los directores de escena y artísticos requieren en las obras que se montan en el país.

Luego de cada participación, después de conocer el mundo, siempre regresa a la casa familiar, donde aprendió los primeros acordes de la guitarra, donde ‘Inti Illimani’ sonaba como música de fondo el aprendizaje escolar y de formación artística.

Diego Zamora es un mimado de su ciudad, que se alimenta energéticamente entre los suyos: de allí emana la fuerza de su voz, referente del canto en el país. Muchos dicen que su talento es de exportación y no se equivocan. Estos 25 años, Diego los celebra con sus compañeros de canto y de vida, dedicado a lo que más ama.


pescandon@gmail.com
 

COMENTA CON EL AUTOR

pescandon@gmail.com @pabloescand

Más Noticias De Opinión

Fiebre de una grave epidemia

00:15 | | Dentro de las cárceles se vive una verdadera guerra civil.

Sin taxis, sin celebraciones

00:10 | | En el mundo hay muchísimas cosas que preferiríamos jamás haber inventado. Hay tecnologías, ideas, herramientas o sustancias cuyos efectos han sido tan nocivos.

Bolívar, soy yo

00:05 | | Es el título de una película colombiana en la cual un actor se resiste a seguir las líneas del guion planteado por los escritores y no deja que fusilen al Libertador en Santa Marta. “Corte, corte.