La memoria

ABR, 18, 2019 | 00:10 - Por Rodrigo Contero Peñafiel

Rodrigo Contero Peñafiel

La función psíquica mediante la cual podemos fijar, evocar, reconocer y localizar hechos pasados, experiencias e impresiones vividas por nosotros o las imágenes que se formaron al percibir la realidad se llama memoria; la cual tiene procesos o etapas que permiten su funcionamiento, como son: la fijación, conservación, evocación, reconocimiento, localización y reminiscencia. 

En los procesos de la memoria se retiene o almacena en la conciencia un conjunto de huellas de imágenes mnemónicas llamadas engramas, las cuales serán recordadas, revividas, evocadas gracias a nuestra memoria. La fijación y conservación de una vivencia se halla en relación directa con la intensidad, duración y repetición de la misma.

Escuchamos con mucha frecuencia: “no recuerdo”, “siempre que lo recuerde”, “solo le he visto dos veces”, “no lo conozco”, “hablamos solo una o dos veces”, “si viajamos juntos no lo recuerdo”, etc., etc. 

Mucha gente piensa que la memoria de un ordenador y de una persona son más o menos idénticas en lo que se refiere a su funcionamiento. Un ordenador es un aparato que dispone de espacio para el almacenamiento de información; también tienen memoria un teléfono, un iPod, un flash externo de USB; la información entra por algún lado, es registrada y accedemos a ella cuando la necesitamos. 

La información permanece el tiempo que sea necesario, a no ser que una falla técnica lo impida; nunca hemos escuchado a un ordenador decir que una información es más importante que otra o que se abra solo para exhibir los archivos personales o complicados. 

Nuestro cerebro con su memoria es capaz de hacer esto y mucho más todo el tiempo. Un ordenador podemos llevarlo al técnico para que lo arregle o comprar otra memoria; en el caso de nuestro cerebro cuando hay olvidos involuntarios debemos acudir al médico, psiquiatra o psicólogo, siempre que su origen sea mental para recibir el tratamiento médico-psicológico. Los olvidos intencionales o por conveniencias pueden ser avalados o descartados por peritos, que muchas veces deben recurrir a hechos y escenarios fraguados por personajes polémicos que deliberadamente van perdiendo la memoria.


rcontero@gmail.com

COMENTA CON EL AUTOR

rcontero@gmail.com

Más Noticias De Opinión

¿Es enriquecedora esa ‘cultura’?

00:15 | | Algo no va por buen camino. En casi ningún espacio público, incluidos medios de transporte, escuelas, clínicas y hospitales, restaurantes, centros de trabajo, plazas y parques deja de estar un celular en manos de personas de todas las edades, en particular de niños y adolescentes.

Adaptarse o morir

00:10 | | Como catedrático de periodismo enfrento una realidad que estremece: la falta de curiosidad que demuestran mis estudiantes y colegas.

Renovar la educación

00:05 | | Por tercera semana consecutiva toco en esta columna el tema de la educación, insisto en un aspecto de su renovación, el cual, aunque parezca paradójico, estriba en el rescate de aspectos constitutivos de nuestra tradición nacional.