El panóptico presidencial

SEP, 24, 2017 | 00:30 - Por Ugo Stornaiolo

Ugo Stornaiolo

“¡Sorprendido y furioso! Cámara oculta en mi despacho, transmitiendo a control remoto. Eso es delito de violación a la intimidad”, escribía Lenín Moreno en Twitter. Añadía: “la falta de delicadeza, por lo menos decir, hace que el presidente Correa ni siquiera me comunique que existía esa cámara allí y que él monitoreaba desde su teléfono celular”. Recientemente dijo: “Ser grabados sin consentimiento es algo oscuro que va contra los valores mínimos de ética”.

Desde el ático de Bruselas, la ágil respuesta: “¡Cámara oculta manejada desde mi celular! Si el presidente Moreno prueba aquello, que me vaya a la cárcel. Si no, que renuncie a la Presidencia, ni siquiera por malo, sino por ridículo. ¡Qué vergüenza!”

Moreno habla de indelicadeza, no de espionaje. Pero como presidente ignoraba sobre los dispositivos que su antecesor colocó en el despacho. ¿Y quién lo hizo? Es como Glas, cuando niega todo. La cámara estaba desconectada, dice el fiscal Fabián Salazar (aparece en fotos con R.C.) (!!!)

¿Espionaje en Carondelet o “panóptico presidencial”?, aludiendo a Foucault. “El Gran Hermano te vigila”, decía Orwell. Es delito contra la seguridad del Estado. Nixon, expresidente de EE.UU., renunció por espiar opositores (Watergate) y Fujimori está preso, por lo mismo, en Perú. 

Aunque R.C. niegue, pocos le creen. Diez años espiando desde el poder, con persecuciones y pinchazos a líderes sociales, periodistas y políticos. Si había la cámara oculta en el despacho presidencial, ¿hay otras? Moreno no puede pedir a la Senain “atender”, como R.C., si ellos mismos colocaron el dispositivo. 

R.C. no negó la existencia de la cámara, como cuando Jalkh dijo que los mails hackeados eran reales (en la metida de manos en la Justicia). Todos ellos –R.C., Glas, Jalkh, Augusto Espinoza, Buendía, Rivadeneira, Aguiñaga o Patiño- negarán todo y hablarán de “show mediático”.

“El aparato disciplinario perfecto permitiría a una sola mirada verlo todo permanentemente”, decía Foucault. Para Orwell “no se establece una dictadura para salvaguardar una revolución; se hace la revolución para establecer una dictadura”. Controlaron todo en la década perdida y sueñan con el ático belga vacío…


ugostornaiolopimentel@gmail.com

 

 

COMENTA CON EL AUTOR

webmaster@lahora.com.ec

Más Noticias De Opinión

Independencia, responsabilidad

00:15 | | El presidente Lenín Moreno vive su primera crisis de gabinete y de las instituciones paragubernamentales.

Al pasado con vista gorda

00:10 | | Ha comenzado el ajuste de cuentas. Juicios penales, glosas y renuncias obligadas.

El futuro

00:05 | | Los socialistas auténticos solíamos gritar en los mítines políticos que el presente era de lucha y el futuro socialista.

Una publicación compartida de Diario La Hora (@lahoraec) el