¿Y la veterinaria que?

    Por: José Manuel Aguilar Reyes

    74

    Se divulgó, tras 28 días de trabajo de campo de la misión de expertos de la OMS en Wuhan (China), que buscaron las causas del origen de esta terrible pandemia a casi un año después de su inicio y cuando el flagelo deja como saldo trágico casi 2.8 millones de muertes y más de 127 millones de seres humanos contagiados, que lo más probable es que el coronavirus Sars-CoV-2 paso del reino animal al ser humano, desde el murciélago (como especie multiplicadora), pero sin determinar aún la responsable del salto final intermedio al hombre, aunque la misma ciencia, desde el inicio de este azote, responsabilizó a los pangolinos, como la responsable de este final contacto.

    Esta indefinición pudo ser la causa de no calificarse como zoonosis, dejando a la medicina veterinaria fuera de su gestión directa, justificándose la preocupación de la Sociedad Científica Ecuatoriana de Historia de la Veterinaria (SOCIEHISVET) a través de su presidente, de solicitar a la OMS en Ginebra Suiza, las razones para este incalificable soslayamiento. Pero la realidad, es que esta profesión quedó fuera del circuito de hermandad científica, privándose el mundo de sus beneficios, que pudo disminuir el impacto de la pandemia y evitar el exagerado impacto que hoy nos subyuga: a) la medicina veterinaria tiene una sostenida historia de acción frente a innumerables pandemias, que azotó al hombre y los animales en el pasado, con resultados asimilables al insistir, dos aspectos básicos: la identificación por laboratorio de los afectados y la vacunación sin pérdida de tiempo a toda la población por afectarse, acción última, que dio origen a la frase utilizada por la ciencia actual: “inmunidad de rebano”, quedándose fuera de acción los generadores de esta frase, que salvará al mundo; b) la insistencia de revisar los sistemas de salud del planeta (hoy nadie habla sobre este asunto), que evita conocer la dinámica genética de las especies animales como posibles diseminadoras de las pandemias a través de una real vigilancia epidemiológica; c) función de la medicina comparativa, que aclara muchos episodios símiles, que hoy alarman a la medicina humana, entre otros, que nos obliga preguntar: ¿y la veterinaria que?.

    jomaguila_79@hotmail.com