Volver a la constitución98, es trampa

    Por: Orlando Amores Terán

    Genera conflicto social, porque se eliminan derechos y garantías que contiene la Constitución2008. Ello será considerado “retrogrado”. Es darle argumentos al narco-terrorismo, para que la juventud, se pronuncie negativamente, con un efecto similar al de Chile, donde la “nueva Constitución” significa “enterrar el país de Pinochet”.

    En Ecuador, regresar a la Constitución98, será considerado un retroceso, que unificará en un bloque beligerante a indígenas, montubios, afros, ambientalistas, estudiantes, trabajadores, con: LGTBs, femi-marxistas, satanistas, pedófilos, progres, animalistas, ateos. Lo cual reafirmaría la Constitución Montecristi que se pretende eliminar; ahí está la trampa, si la CC no niega la pregunta, por vulnerar derechos.

    En cambio, nuestra propuesta, recoge el criterio mayoritario de que se eliminen las funciones Electoral; de Transparencia y Control Social; el CPCCS; se transforme el CNE en Tribunal Supremo Electoral integrado por delegados de las organizaciones políticas; se sustituya la Asamblea por un Congreso bicameral integrado por 1 senador y 1 diputado por provincia; se traslade al Senado las atribuciones del CPCCS; se cambie el modo de designación del CJ; se eliminen las regiones. Nuestra propuesta impide la oposición de los sectores que perderían “derechos adquiridos”, con el retorno de la Constitución98.

    Se concreta en exigir al presidente, disponga al CNE (Art.104 inc.2do) que convoque a Consulta Popular para cambiar la estructura narco-terrorista vigente, en base a las preguntas admitidas por la CC, mediante Dictamen 7-19-RC/19. La propuesta de Consulta para cambiar la del 2008 por la del 98 parece sencilla, pero es una trampa, beneficia al narco-terrorismo, al permitirle argumentar en contra del “viejo país”, ante un 60% del electorado que son jóvenes, quienes romantizan cambios, no “retrocesos”.

    logcaba33@gmail.com