Variantes del Covid 19

    Por: José Manuel Aguilar Reyes

    Hoy el mundo se debate y confunde con la presencia de las variantes del virus causante de la pandemia, resultando a la postre una terrible pesadilla que se cierne sobre la humanidad, produciendo temor a recibir la vacuna, cifra que no solo en mi país Ecuador aumenta, sino en el mundo entero, transformándose en el principal problema de salud pública.

    Mi voz médica se suma al conglomerado técnico ecuatoriano, que sabe que no hay otra salida a la crisis, sino lograr que no menos del 80% de la población, reciba las dos dosis de vacuna (inmunidad de rebaño), a fin de lograr la base inmunitaria que impida la replicación del virus en el medio, única salida a la crisis; si esto no se logra, nuevas variantes asomarán y el virus quedará flotando, causando mayores estragos que los actuales a la población.

    Ustedes amables compatriotas, están saturados de escuchar y ver las imágenes de este patógeno, a tal punto que estamos fatigados de tantas medidas de acción para impedir su avance. Cabe entonces que abuse de vuestra aceptación, para decirles que debemos conocer más su patología para entender la necesidad de vacunarse, con cualquiera de las vacunas disponibles.

    El virus causante se llama “corona” porque posee en su esfera de envoltura varias puntas, llamadas “proteínas s”, la que se inserta en la célula inyectándole el genoma y obligándola a producir millones de virus iguales, difundiéndose la enfermedad.

    Es precisamente en esta “punta” donde los científicos detectan las variantes: hasta este momento, son tres las conocidas: 1) B.1.1.7 o variante de Gran Bretaña (GB); 2) B.1.351 o variante de Sudáfrica (SD); 3) P1 o variante de Manaos o brasileña. De las tres al parecer, la tercera (P1) es la más temida porque ha demostrado 17 mutaciones o cambios en su estructura, siendo 4 las temidas: N501Y; K417T; D614G y E484K; de ellas, las dos primeras, se encuentran también en las dos variantes conocidas (GB) y (SD), las otras, son propias de la variante brasileña, siendo la ultima la que mas preocupa porque evade la acción de los anticuerpos producidos por las vacunas, pero la ciencia es tan elevada que supera esta acción, porque las vacunas disponibles producen anticuerpos “policlonales” que evitan esta neutralización, aumentando la necesidad de vacunarse, como es mi prédica actual.

    jomaguila_79@hotmail.com