martes, agosto 3, 2021
Imbabura / Carchi UTN recibe licencia para comercializar y producir cannabis en Imbabura

UTN recibe licencia para comercializar y producir cannabis en Imbabura

La universidad y su empresa pública se encargarán del proceso, para actividades medicinales e industriales.

Redacción IBARRA

La Universidad Técnica del Norte (UTN), ubicada en Ibarra, capital provincial de Imbabura, recibió la licencia para el cultivo de cannabis no psicoactivo, o cáñamo.

A través de su empresa pública, denominada La U Emprende, le apuestan a esta industria que está dando sus primeros pasos en Ecuador, yendo desde la investigación hasta la comercialización para el uso medicinal e industrial de esta planta.

La licencia, emitida por el Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG), entró en vigencia desde el 7 de junio de 2021. Según la UTN, esto permitirá proyectar nuevos horizontes para la academia, la medicina e industria desde la Sierra Norte ecuatoriana.

“La despenalización de la producción del cannabis no psicoactivo o cáñamo abre nuevas oportunidades de desarrollo científico, orientado al cultivo y comercialización del producto, en pro de la salud humana, del uso agrícola sostenible del suelo, de la producción textil, entre otros”, indicaron desde la casona universitaria.

Cannabis. Las regulaciones de cultivo en Ecuador fueron emitidas por el Ministerio de Agricultura y Ganadería en octubre de 2020. (Fotos: MAG)

Tipo de licencia aprobada

Desde octubre de 2020, el MAG emitió el reglamento para la producción, comercialización y exportación del cannabis no psicoactivo y cáñamo industrial en Ecuador, con siete tipos de licencias (ver relativa).

La Universidad Técnica del Norte y La U Emprende EP recibieron los permisos para las operaciones de la licencia tres, contemplada en el Acuerdo Ministerial 109, que avala el cultivo de cannabis no psicoactivo o cáñamo.

Marcelo Cevallos, rector de la UTN, señaló que el cáñamo es una planta multifacética, porque se utiliza prácticamente todos sus órganos, como la semilla, las hojas, el tallo, la raíz, por lo que tiene una gran potencialidad de derivados en la industria farmacéutica, alimenticia, textil…

“Hasta 1930 fue un cultivo de importancia económica. Luego se desarrollaron más variedades orientadas al cannabis psicoadictivo, lo que tradujo en que muchos países comenzaran con su prohibición total y eso hizo que casi 70 años la humanidad desconozca de esta planta, que podríamos decir es milagrosa, porque en la aplicación biomédica, por ejemplo, antes de la industria fármaco química se usaba en muchos temas de enfermedades”, mencionó, en una entrevista en medios locales.

Cevallos expuso que la licencia obtenida incluye una relación estratégica entre el MAG y La U Emprende EP, para el acompañamiento técnico durante el cultivo y la producción del cáñamo, donde se involucran especialmente las carreras de la Facultad de Ingeniería en Ciencias Agropecuarias y Ambientales (Ficaya).

“Este tema del cannabis comenzamos nosotros incluso con contactos internacionales, a inicios del 2020 (…). Hemos iniciado con la licencia tipo tres, pero estamos ya recabando toda la información necesaria para levantar el expediente de la licencia tipo seis, que es para los centros de investigación, universidades, para trabajar en lo que es el fitomejoramiento, bancos de germoplasma e investigación”, dijo.

Por el momento, el sitio asignado para este cultivo es el Campus Universitario Finca Granja Experimental La Pradera, en la zona de Chaltura, en Imbabura, en alrededor de 5 hectáreas, con el acompañamiento continuo de los técnicos del MAG.

“La licencia tipo 3 nos autoriza implementar hasta 5 hectáreas de cultivo bajo condiciones de invernadero (…). Hay que comenzar con el proceso de importación de las semillas, de cualquier parte del mundo, con genética que no tenga más del 1% de THC, que es el componente psicoadictivo del cannabis”, explicó Cevallos.

Según el rector de la UTN, para cada hectárea de cultivo de cannabis, bajo invernadero, se necesita 15 personas trabajando permanentemente, por lo que también se vuelve un importante rubro de generación de empleo.

10 años de duración tiene la licencia otorgada en junio de 2021 a la UTN 
y su empresa pública La U Emprende.

Proceso para obtener una licencia en Ecuador

El 24 de diciembre de 2019 la Asamblea Nacional despenalizó el cannabis no psicoactivo con menos de 1% de THC, lo que abrió dos líneas de cultivo: el cáñamo no psicoactivo y el cáñamo industrial, así como su aprovechamiento en el ámbito medicinal, en el tratamiento de enfermedades neurodegenerativas y en el uso industrial en fibras y otros productos.

Los interesados en obtener licencias deben presentar un plan de negocios, demostrar el origen de fondos para el proyecto, la georreferencia del lote, detalles de la finalidad de la producción y el mercado. Además, obligatoriamente se deberá tener personería jurídica.

De los siete tipos de licencias aprobadas en el Ecuador, la primera es para la importación y venta de semillas o esquejes; la segunda para la producción y venta de semillas y esquejes; la tercera para producción de cannabis no psicoactivo y cáñamo industrial; la cuarta para producción de cáñamo industrial; la quinta para producción y procesamiento de derivados; la sexta para fitomejoramiento y bancos de germoplasma; y, la séptima para comercialización y exportación.

Sin embargo, la licencia tres permite la participación en toda la cadena, es decir que se puede exportar y también producir semillas sin un permiso adicional, siempre que se cumpla con los requisitos.

Entre la documentación que deben presentar los productores o comercializadores está un certificado de antecedentes penales, tanto del representante legal, como de directores, socios, accionistas o miembros con una participación mayor al 6% del capital de la compañía.

De acuerdo a lo establecido por el MAG, por un plazo de cinco años, desde octubre de 2020, las licencias se otorgan para una producción en lotes de mínimo 2 hectáreas, lo que busca estimular la reinversión y evitar la apertura de empresas de forma especulativa.

Se estima que la emisión de los permisos no demora más de dos meses a partir de la solicitud, sin embargo se recomienda a los interesados en este cultivo informarse sobre el mercado, los requisitos de los países de destino en caso de exportación, y conocer sobre las normas de los productos terminados a través de la Agencia Nacional de Regulación, Control y Vigilancia Sanitaria (Arcsa).

Tipos de licencias aprobadas en el Ecuador

Licencia 1: Para la importación y comercialización de semillas de cannabis no psicoactivo o cáñamo, o de esquejes de cannabis no psicoactivo o cáñamo, o de semillas de cáñamo para uso industrial.
Licencia 2: Para la siembra y producción de semillas de cannabis no psicoactivo o cáñamo, o de esquejes de cannabis no psicoactivo o cáñamo, o de semillas de cáñamo para uso industrial.
Licencia 3: Para el cultivo de cannabis no psicoactivo o cáñamo.
Licencia 4: Para el cultivo de cáñamo para uso industrial.
Licencia 5: Para el procesamiento de cannabis no psicoactivo o cáñamo y producción de derivados de cannabis no psicoactivo o cáñamo.
Licencia 6: Para fitomejoramiento y/o bancos de germoplasma e investigación.
Licencia 7: Para la adquisición de derivados y/o biomasa o flor de cannabis no psicoactivo o cáñamo, o de biomasa de cáñamo para uso industrial, para exportación.

Fuente: Acuerdo Ministerial 109 del MAG.

Las fotos que grafican este reportaje son referenciales, corresponden a un 
taller con técnicos del Iniap, en Tabacundo, en marzo de 2021.

Noticias relacionadas

La Hora TV