FTO PRINCIPAL PAG2
DESCUIDO. Aunque haya un rebrote de Coronavirus, hay personas que le restan importancia al no cumplir las normas de bioseguridad.

En algunos buses de transporte público, se obliga a los usuarios a subir portando la mascarilla, pero al interior, muchos se la retiran.

Carmen O. es una madre de familia que a diariamente viaja en el transporte público de Atacames a Esmeraldas y viceversa. El temor de formar parte de la lista de contagiados o de fallecidos a causa del Covid- 19, la obligan a no retirarse el cubrebocas y desinfectarse las manos las veces que considere necesario mientras se moviliza en los buses.

Sin embargo, dice ser testigo de la cantidad de usuarios que le restan importancia a las medidas de bioseguridad. “Se suben con mascarilla pero luego de la retiran, tampoco cumplen con el distanciamiento social”, dijo

Ángel Hernández, es otro usuario del transporte público. A su criterio, los buses urbanos no circulan con el 75% del aforo permitido, no usan alcohol, ni mascarillas. El comportamiento de usuarios y transportistas es igual en los vehículos interparroquiales e intracantonales. Asegura que desde las estaciones terrestres los vehículos salen llenos y en la vía tampoco hay control de las autoridades.

Cumplen aforo

Sin embargo, en una entrevista anterior, el administrador de la terminal terrestre de Esmeraldas, César Romero, fue enfático en mencionar que desde la estación los buses salen con el aforo permitido. “Si los buses sobrepasan la capacidad establecida en la carretera, ya no es nuestra responsabilidad”, dijo.

El controlador de un bus de Las Palmas, es uno de los pocos que obliga a los pasajeros a usar la mascarilla. Pero eso para él no es fácil, pues a diario debe enfrentarse al insulto y todo tipo de agresiones y hasta de la destrucción de los ventanales por parte de la gente que se niega a cumplir las normas sanitarias y que no se les permite abordar la unidad de transporte.

La mañana de ayer, 29 de marzo, un grupo de cinco jóvenes, todos sin mascarillas, intentó a subirse al bus, el oficial le pidió que se coloquen el cubrebocas, ante la negativa, prohibió el ingreso.

En la siguiente parada, otra persona subió sin la mascarilla, pero según él la tenía en la mochila. Se detuvo en uno de los asientos a buscarla, pero al no hallarla, el oficial del vehículo le ofreció una. En el bus tienen la iniciativa de vender cubrebocas para que los usuarios no estén expuestos al Coronavirus.

Uso de la mascarilla
  • Lávate las manos con agua y jabón antes de ponerte la mascarilla.
  • Asegúrate de que la mascarilla está limpia. Comprueba que no tiene rasgaduras ni agujeros. No te la pongas si está sucia o presenta algún desperfecto.
  • Ajústate la mascarilla de manera que te cubra correctamente la boca, la nariz y la barbilla y no queden huecos a los lados.
  • Asegúrate de que puedes respirar cómodamente.
Mientras llevas puesta la mascarilla
  • Cámbiate la mascarilla si se ensucia o se humedece.
  • No coloques la mascarilla bajo la nariz o la barbilla ni la lleves en la cabeza: para que sea eficaz, debe cubrir en todo momento la nariz y la boca.
  • No toques la mascarilla mientras la llevas puesta. (https://www.unicef.org/es)