Socialdemócrata o democratacristiano

    El respeto y admiración que tiene el presidente Lasso por Jaime Roldós es evidente, desde el discurso de posesión citando frases del expresidente.

    Al mismo tiempo al actual mandatario se lo ha calificado insistentemente como de derecha por su formación empresarial y ligada a la banca, sin embargo, al hacer un análisis de sus acciones y declaraciones más bien existe un alto nivel de pragmatismo en su gestión.

    Ahora bien, Roldós por principio partidista del CFP podría calificarse como populista, sin embargo, hay opiniones que su accionar fue socialdemócrata que es una mezcla entre lo social y lo económico, es decir esta tendencia ideológica busca justicia social dentro de una economía capitalista, podría estar considerada en la centro-izquierda, pero no cae en el extremo.

    Por otro lado Osvaldo Hurtado que cogobernó con Roldós es demócrata cristiano, una ideología que podría ser catalogada de centro-derecha y su atributo principal es el humanismo cristiano, consideran que la sociedad debe ser responsable de la economía y no discuten los principios del capitalismo, es decir existe un factor común entre las dos corrientes y es la creencia que debe haber un capitalismo con rostro humano.

    En fin entender a profundidad este tema a parte de ser apasionante es muy extenso, pero en resumen mi opinión se enmarca en que el actual gobierno no es de derecha como se lo ha señalado durante años por sus oponentes socialistas, para mí es una interesante fusión de los conceptos de la socialdemocracia y la democracia cristiana.

    Pero sobre todo Lasso ha demostrado hasta el momento ser coherente en sus acciones, por ejemplo, el incluir en su equipo a personas de alta valía moral y profesional como Alexandra Vela que justamente trabajó en los gobiernos de Roldós y Hurtado, y que seguramente comparten muchos criterios. Deberíamos dejar a un lado la pugna ideológica y al final de cuentas simplemente ser prácticos emulando sistemas que han generado resultados tanto en lo social como en lo económico.