miércoles, diciembre 1, 2021
Tungurahua Destacado Posible alza de pasajes con un servicio que no mejora

Posible alza de pasajes con un servicio que no mejora

Ante la posible alza de pasajes en el transporte urbano de Ambato que se anunció en días anteriores, se analizan varios compromisos que aún no se han cumplido desde el 2015.

Manuel Zamora, presidente de la Unión de Cooperativas de Transporte Urbano de Tungurahua, dijo que la solicitud de alza de pasajes se presentó formalmente hace 60 días al Municipio.

El principal argumento para que se establezca un nuevo valor, es el incremento permanente de los combustibles.

Aunque no se determinó un costo tentativo del pasaje, que actualmente es de 30 centavos, se espera que la Dirección de Tránsito del Municipio de Ambato realice los estudios necesarios que determinen si es factible el aumento. La decisión final la tendrá el Concejo Municipal.

Estos estudios contemplan, número de pasajeros, rutas establecidas, frecuencias y distancias de recorridos, entre otros, requerimientos que se analizarán técnicamente en mesas de trabajo.

 

CIFRA: 30 centavos es el costo del pasaje urbano en Ambato desde 2015.

 

Promesas incumplidas

El último incremento en el valor de los pasajes fue el 27 de mayo del 2015. En los buses urbanos el pasaje pasó de 25 a 30 centavos y 15 centavos para los estudiantes, tercera edad y personas con discapacidad.

Esta alza estaba justificada siempre y cuando se cumplieran los parámetros establecidos por de la Dirección Municipal de Tránsito para garantizar el servicio a la ciudadanía.

Sin embargo, entre los requisitos establecidos en 2015 hay más del 50% que no se han cumplido.

Según el representante de la veeduría de 2015, Mario Mayorga, los transportistas del servicio urbano y el Municipio no han cumplido en su totalidad con los compromisos que se firmaron en ese entonces, mientras que los ciudadanos siguen a la espera de un buen servicio.

 

REALIDAD. No se respeta el aforo permitido para la movilización.

“He solicitado desde la administración anterior un informe del total de las medidas cumplidas desde hace seis años, pero nadie da una respuesta, pese a que se cobran 30 centavos a los usuarios», recalcó Mayorga.

Desde el año anterior se incorporó otro requerimiento, el del aforo del 70% debido a la pandemia, sin embargo, este requisito tampoco es cumplido.

Según la percepción de la ciudadanía, de los 13 compromisos que los transportistas asumieron en el 2015 , solo dos se han cumplido a cabalidad.

María Calero, usuaria permanente de la línea que la lleva a Terremoto, asegura que el aforo no se cumple y menos que las personas vayan solo sentadas y a velocidad moderada.

Las personas de la tercera edad  o con discapacidad también muestran su queja, porque aseguran que muchas veces los conductores del transporte urbano no los llevan y cuando se suben tienen dificultad para viajar por la falta de accesos.

 

CIFRA: 5 COOPERATIVAS de servicio urbano circulan en Ambato.

 

Otro proyecto que no se cristaliza

La implementación del sistema denominado caja común para las cooperativas de transporte urbano que operan en la ciudad se ratificó a inicios de 2015.

Este proyecto, que ya opera en otras ciudades del país como Cuenca y Guayaquil, se inició en Ambato como un piloto que contemplaba la unión de las ganancias que genera el transporte público y el posterior reparto igualitario para las cinco empresas que prestan sus servicios.

El 2016 el proyecto se inauguró con el objetivo de  conseguir ingresos más justos para todas las unidades, eliminar las competencias en las calles para ganar pasajeros y así brindar un mejor servicio.

Al poco tiempo este proyecto se interrumpió porque no hubo consenso entre transportistas.

 

Obligaciones del Municipio de Ambato 
La responsabilidad de las autoridades municipales que asumió en el 2015  
fue la capacitación sobre atención y buen servicio al usuario. 
Además, de campañas de concienciación a los usuarios para que respeten 
las paradas y hagan cola mientras esperan el transporte. 
Las paradas multimodales en donde se instalarían cámaras de seguridad 
y pantallas que expondrían las rutas y frecuencias del transporte 
urbano, además, de internet fueron de las disposiciones que hasta 
el momento no se han ejecutado.

Propuesta a análisis

Edison López, director subrogante de Tránsito, Transporte Terrestre y Seguridad Vial del Municipio de Ambato, dijo que a la entidad le compete actualizar los costos operacionales del transporte urbano y la emisión del informe de análisis técnico para que el Concejo Municipal dé el veredicto final.

El concejal Manuel Palate, presidente de la Comisión de Tránsito, aseguró que los compromisos asumidos en el 2015 solo constan en una veeduría, y no en una documentación que haya ingresado como trámite de un proceso a la Agencia Nacional de Tránsito, es decir, no existe pedido legal de los requisitos hechos a los transportistas.

“Mediante las mesas de trabajo se valorará la posibilidad de considerar un alza en el pasaje urbano, además, dependerá de lo que se estime en la Agencia Nacional de Tránsito, al no existir ninguna documentación legal de dichos compromisos”, afirmó Palate.

Wilmo Medina, presidente de la Cooperativa de Transporte Tungurahua, dijo que se trabaja articuladamente con las autoridades para analizar los estudios que se realizan y así sustentar la posición de que el alza de pasajes debe ser tomada en cuenta.

La próxima reunión se realizará el 25 de junio y se espera que en julio se conozca alguna resolución que dependerá del Concejo Municipal.

 

 

Sistema integral de transporte

Para Álvaro Corral, exdirector de Tránsito del Municipio de Ambato, el cumplimiento de estos compromisos tienen la corresponsabilidad por parte de las autoridades que no han exigido de manera formal el cumplimiento de estos requisitos.

Pese a que existe una normativa que exige algunas medidas técnicas para mejorar el servicio de transporte público, solo está en papeles, porque en ninguna ciudad se han cumplido, recalcó Corral.

Respecto a la caja común, aseguró que sí existe una en cada cooperativa de la que se emite un informe a la Dirección de Tránsito, sin embargo, no hay una general.

Según Corral la repartición de los recursos no sería la más eficaz, debido a varios factores como las rutas y frecuencias que manejan cada copperativa, por lo que prefieren hacerlo de manera más independiente.

“Debería crearse un sistema integrado que garantice que el pasaje que se paga cubra las distancias de norte al sur, sin que afecte al usuario, quien es el que más invierte en movilidad dentro de la ciudad”, dijo Corral.

Entre las soluciones que podrían funcionar está la creación de un sofware que ayude al cálculo integral, y así beneficie tanto al pasajero como al transportista y para eso es necesaria una estrategia digital, recalcó el exfuncionario.

En el caso de que el sector del transporte no cuente con los recursos suficientes se puede expandir el Simert y así designar un fondo común para mejorar las unidades, es otra opción que plantea Corral. (CNS)

 

 

Los compromisos firmados en 2015               

  • Cobrar el pasaje de transportes urbano y mantener el mismo valor para las parroquias rurales de
  • Establecer la tarifa preferencial del 50% para adultos mayores, estudiantes, personas con discapacidad.
  • Dar un buen trato a los usuarios en las paradas y dentro de las unidades.
  • Renovación de unidades que ya cumplieron la vida útil y que las nuevas unidades que se incorporen sean del año y cumplan requerimientos para personas con discapacidad como las rampas, parecidos a las unidades de transporte de la Universidad Técnica de Ambato.
  • Establecer asientos específicos para madres en gestación.
  • Instalar cámaras y botón de pánico para combatir la delincuencia.
  • Respetar las frecuencias y rutas asignadas por la Unidad Municipal de Tránsito
  • Prestar servicio de transporte urbano e interparroquial solo sentados.
  • Mantener limpias las unidades con basureros en su interior.
  • Respetar la velocidad en lugares donde se encuentran centros educativos y evitar el exceso de velocidad y cambio de rutas cuando hay congestionamiento vehicular.
  • Toda unidad debe garantizar que el pasajero llegue a su destino en todos los horarios hasta cuando acabe el horario de servicio.
  • Denunciar los actos delincuenciales y alertar a los pasajeros para que cuiden sus pertenencias.

Noticias relacionadas

La Hora TV