lunes, diciembre 6, 2021
Tungurahua Destacado Pocos jóvenes quedan en Pasa

Pocos jóvenes quedan en Pasa

El silencio y la soledad es lo único que acompaña el recorrido por las calles de varias comunidades de Pasa. Parroquia ubicada a 30 minutos de Ambato.

Allí la preocupación, no solo de las autoridades, sino también de varios adultos, es que la población ha disminuido considerablemente por la migración.

Casas deshabitadas, campos vacíos que se quedaron a cargo de adultos mayores o vecinos, es el paisaje.

Y es que en la comunidad para nadie es desconocido que de a poco la población joven y adulta deja su tierra para aventurarse en el ‘sueño americano’.

 

Realidad

Con una carga de hierba a cuestas, así encontramos a María Quilligana, de 59 años. Ella asegura que vive con su esposo y una nieta.

Extraña a sus hijos, quienes hace varios meses decidieron salir de la comunidad.

“Se fueron a Estados Unidos porque aquí ya no hay trabajo”, comenta, al tiempo de indicar que aún continúan pagando un préstamo que hicieron para el viaje.

Según la moradora sus hijos se convencieron luego de ver a muchos vecinos y conocidos que también migraron.

 

EL DATO
Según datos del Ministerio de Gobierno, a nivel nacional de enero a 
marzo de este año se registraron 23.418 salidas de ecuatorianos a México.

 

La comunidad se queda abandonada

José Maiza, morador de la comunidad de Mogato, asegura que desde siempre la gente de las comunidades de este sector migra.

“Hace 20 años lo hacían a la ciudad, ya sea a Ambato y en la mayoría de los casos a Quito, Guayaquil u otras donde había trabajo”, aseguró.

Luego de a poco fueron saliendo del país a España y Estados Unidos. “Pero en este año es donde más les cogió la locura de viajar”, dijo.

Para Martha Sigue, de Llullaló El Obraje, la necesidad es la principal causa de esta migración, ya que el trabajo agrícola no genera los recursos suficientes para vivir.

“Mis primos, por ejemplo, se fueron hace tres meses, endeudándose en más de 20 mil dólares, pero dicen que ya están trabajando”, aseguró.

Según la Martha, sus primos no lograban conseguir un trabajo que les permita vivir decentemente, pero en Estados Unidos apenas llegaron consiguieron donde ocuparse.

 

Preocupación

Jaime Pacha, presidente de la Junta Parroquial de Pasa, asegura que la situación es preocupante, pues varios adultos mayores quedan a la deriva.

“Únicamente están quedando en las comunidades adultos mayores y nos preocupa porque se evidencia la falta de participación y ausentismo en los trabajos comunitarios”, comentó.

La autoridad señaló que incluso los trabajos y gestiones que se planteaban hacer con las comunidades se ven mermadas, pues la población económicamente activa ya no está.

Para Pacha a nivel país se debería plantear políticas económicas que eviten la migración y el abandono de las comunidades.

“A pesar de que no contamos con un censo, pero se puede evidenciar porque en las localidades todos se conocen, saben qué está ocurriendo en cada comunidad”, dijo. (FCT)

Noticias relacionadas

La Hora TV