jueves, enero 27, 2022
Tungurahua Familia de Alba Lucía pide justicia por su femicidio

Familia de Alba Lucía pide justicia por su femicidio

Cerca de ocho horas viajó, desde Tulcán a Ambato, la familia de Alba Lucía Bustos Sarmientos, para pedir justicia por su muerte.

La mujer de 46 años fue asesinada el jueves 20 de mayo de 2021, al norte de la ciudad en Quillán Loma Alto.

Su pareja Marco Geovanny L., de 59, es el principal sospechoso.

Alba Lucía era oriunda de Tulcán. Tenía dos hijos y trabajaba como artesana.

 

Plantón

La mañana de hoy, miércoles 16 de junio de 2021, afuera de la Fiscalía de Tungurahua, la familia protagonizó un plantón.

“Justicia por Luci”, se leía en los carteles que tenían en sus manos. Junto a esta frase estaba la foto de la mujer asesinada.

Paola Vela Bustos, sobrina de Alba Lucía, describe a su tía como una mujer alegre, cariñosa y luchadora.

“Mi tía venció el cáncer, no es justo que su pareja venga y la mate de esa manera”, dijo la sobrina.

La víctima vivía hace 18 años en Ambato. “Nosotros conocemos al señor desde hace 15 años, él se presentó como un hombre separado que tenía dos hijos”, contó Paola.

EL DATO: El delito de femicidio está tipificado en EL Código Orgánico Integral 
Penal (COIP) y se sanciona con una pena privativa de libertad de 22 a 26 años.

El día que Alba Lucía murió, se dijo que fue un suicidio. Eso es lo que el presunto asesino quiso que se creyera.

“Le llamaron a uno de los hijos de mi tía y le dijeron que ella se había tomado pastillas para acabar con su vida”, relató la sobrina.

Pero, la autopsia confirmó que se trató de una muerte violenta. Alba Lucía tenía laceraciones en el hígado y un trauma abdominal.

Después de la muerte, la familia se enteró que en 2019, la mujer sacó una boleta de auxilio en contra de Marco Geovanny.

“Hablamos con algunas amigas de mi tía, nos dijeron que este señor la maltrataba física y psicológicamente. Él le decía que es una cancerígena, que apesta, que está podrida y que ojalá se muera”, agregó Paola.

 

Detención

Marco Geovanny, fue detenido por los agentes de la Dinased de Tungurahua, el mismo día que se conoció el crimen.

En la audiencia de flagrancia y formulación de cargos, el juez dictaminó 30 días de prisión preventiva para el sospechoso, mientras se hacen las investigaciones.

“Pedimos que se haga justicia para Alba Lucía, ella fue una persona tan sensible, tan buena, tan humanitaria. Ella no debió morir en manos de un monstruo”, pidió Irene Sarmiento, prima de la víctima. (APQ)

 

 

Noticias relacionadas

La Hora TV