¿Qué puedo hacer si no estoy conforme con un producto o servicio que adquirí?

molesta-chica-molest
Situación. Estos temas pueden ser tratados como publicidad engañosa.

Karina, en medio de la emoción por celebrarle la fiesta de 15 años a su hija, acudió hasta un local de costura para que le realizarán un vestido de ‘quinceañera’ para el evento que estaba organizando.

Luego de escoger el modelo y el color del vestido por el que se había decidido junto a su hija, realizó el abono por el trabajo.

Tiempo después, al cumplirse el plazo establecido, esta prenda no fue entregada, días después ya con retraso, el vestido fue entregado pero para sorpresa, no era el modelo ni el color que habrían indicado, lo que fue causante de un pedido de reembolso, lo que fue negado.

Al igual que Karina, varias personas a diario adquieren productos o servicios que no cumplen con las expectativas con las que son ofrecidos, lo que causa malestar en las personas.

Para ello existe vigente en Ecuador, la Ley Orgánica de Defensa del Consumidor en donde se determina que puede ser considerado como una infracción todo tipo de abusos por parte de empresas públicas y privadas.

Este tema puede ser tratado por la Defensoría del Pueblo bajo el nombre de publicidad engañosa. Es decir las personas que se sientan perjudicadas deben asistir hasta esta institución para tratar este tipo de casos.

Dentro de esta ley se establece que de conformidad con lo dispuesto por el numeral 7 del artículo 23 (52) de la Constitución Política de la República “es deber del Estado garantizar el derecho a disponer de bienes y servicios públicos y privados, de óptima calidad; a elegirlos con libertad, así como a recibir información adecuada y veraz sobre su contenido y características”. (VAB)