domingo, octubre 24, 2021
Tungurahua ¿Por qué los niños no deben tomar sodas o bebidas azucaradas?

¿Por qué los niños no deben tomar sodas o bebidas azucaradas?

Si para un adulto beber sodas o refrescos azucarados es perjudicial, para un niño puede ser aún peor.

Cualquier pediatra o especialista en salud dental sabe que este tipo de bebidas puede causar daños serios al organismo de un pequeño.

A pesar de ello, la práctica sigue siendo común, pues las sodas forman parte de la dieta diaria de miles de familias en el mundo, incluso algunos bebés consumen refrescos o bebidas azucaradas en el biberón.

El cuerpo recibe el equivalente a 10 cucharaditas de azúcar, lo que es el 100 por ciento de los requerimientos de un adulto.

No vomitamos por tal cantidad de dulce gracias a que el ácido fosfórico corta el sabor y la náusea.

Una cantidad así de azúcar en un niño aumenta en 1.6% su probabilidad de ser obeso con cada lata de refresco.

Las opciones sin azúcar no son mejores, pues los químicos que contiene son potencialmente nocivos para niños menores de 3 años, en quienes puede producir pérdida de la visión, trastornos cerebrales, inflamación del páncreas y del corazón.

Y ni hablar de los dientes: el azúcar daña el esmalte de los dientes y los hace más propensos a padecer caries. (RMC)

 

El exceso de cafeína y azúcares en los niños puede ocasionar.

 

  • Nerviosismo
  • Malestar estomacal
  • Dolores de cabeza
  • Dificultad para concentrarse
  • Dificultades para dormir
  • Frecuencia cardíaca más rápida
  • Tensión arterial más elevada

Noticias relacionadas

La Hora TV