Más borrachos y escándalos en las calles

JUL, 10, 2020 | 10:44

Operativos. Varios son los operativos que realizan las autoridades para contrarrestar esta problemática.

Con el cambio de semaforización a color amarillo en los diferentes cantones de la provincia y la flexibilización de las restricciones, se incrementan los escándalos públicos y libadores en las vías.

Según datos otorgados por el Sistema Integrado de Seguridad ECU 911 en Tungurahua a pesar de la emergencia sanitaria y del toque de queda no se pudo eliminar las alertas de esta índole.

Si bien en marzo que inició la emergencia se redujo notablemente las alertas a un promedio de 15 diarias, sin embargo, desde que los cantones pasaron a semaforización de color amarillo se evidencia el incremento gradual, pues actualmente existe un promedio de 34 avisos diarios por estas emergencias y un total de 3.823 llamadas colocando a Tungurahua como la cuarta provincia con el mayor índice de alertas por libadores y escándalos públicos luego de Guayas, Pichincha y El Oro.

Desde las autoridades se informó, además, que la mayoría de emergencias que atiende la Policía Nacional son para retirar libadores o a su vez para atender riñas callejeras debido al alto consumo de alcohol que se registra.

Realidad

Entre copas y amigos el pasado fin de semana cerca de las 00:30 en el centro de Ambato un joven pidió ayuda a gritos ya que había una pelea, los moradores del lugar pidieron auxilio al 911 y se amontonaron en este sitio mientras otros chicos con actitud agresiva dijeron que “no se metan”.

Más tarde en otro punto de la ciudad dos agentes de Tránsito fueron agredidos luego de que solicitaron documentos a cuatro sujetos que libaban dentro de un vehículo, pero estos perturbados por el alcohol les golpearon y según el parte policial la acción dejó en incapacidad de 21 días al uniformado.

Peleas, libadores en la calle y dentro de locales de diversión son los problemas que se denuncian a través de la línea única sobre todo los fines de semana.

Según el informe del ECU los viernes, sábados y domingos son cuando se registran los picos más altos.

Análisis

Para el psicólogo, Javier Rodríguez, esta situación era de esperarse, más aún cuando se vive una crisis no solo sanitaria, sino también por la búsqueda del sustento diario, la pérdida del trabajo e incluso el estrés de continuar laborando ahora ya con otras condiciones.

“Las personas somos seres muy sensibles que si no contamos con respaldos emocionales y psicológicos fuertes simplemente explotamos con cualquier pretexto o por lo menos buscamos un desahogo”, comentó al tiempo de asegurar que mucha gente ve en la bebida y amigos esa salida.

Acciones

La Intendencia conjuntamente con Policía Nacional desarrollan operativos permanentes a fin de reducir esta problemática.

Dorian Balladares, jefe de la Policía Judicial, manifestó en rueda de prensa que todavía existe inconducta por parte de la ciudadanía en donde se refleja en estas acciones de escándalos en el espacio público y libadores, dijo al tiempo de asegurar que los operativos y controles continuarán. (FCT)

DATO
Cerca del 70% de alertas se dan en Ambato.