Secciones   /   Policial

Dos hombres son estrangulados en Ambato

NOV, 21, 2018 |

VERIFICACIÓN. Diferentes unidades de la Policía arribaron para tomar procedimiento de este hecho.

Un hombre y una mujer estarían involucrados en este crimen. La Policía está tras su pista.

Con unos cables de luz fueron estrangulados y asesinados Santiago Córdova, de 56 años, y un hombre conocido como ‘Sneider’, de 35 años, la tarde de ayer. Este hecho se dio en una oficina ubicada en el segundo piso donde funciona un patio y una lavadora de carros, en la avenida Quis Quis y Shyris, del barrio San Antonio.

Investigación

La zona donde se dio el crimen fue acordonada con cintas de seguridad por parte de la Policía Nacional, con el propósito de proteger la escena y levantar indicios que ayuden a dar con el paradero de los criminales.

La gente espantada sobre el hecho reveló que este sitio funciona hace aproximadamente un año y que las víctimas eran, Santiago, propietario del local y un amigo.

Jacinto (nombre protegido) adquirió un carro en este lugar y fue quien vio a los que serían los asesinos, quienes se habrían fugado a bordo de una furgoneta azul, la que dejaron parqueada a pocos metros de la escena.

El hombre dijo que hoy tenía que retirar el vehículo y pasó esta desgracia. “Una pareja ingresó al establecimiento preguntando por la víctima y como no estaba le llamaron por teléfono, a lo que les respondió que llegaba en 10 minutos”, dijo Jacinto.

Cuando Santiago llegó al negocio, Jacinto había hablado con él, por lo que le mandó a sacar unas copias, pero cuando regresó se encontró con los cuerpos.

De inmediato se comunicó con el ECU 911, por lo que arribaron ambulancias del Ministerio de Salud Pública. Los paramédicos confirmaron el deceso de las dos personas de manera violenta.

Dolor

Varios familiares de las víctimas se acercaron hasta el lugar de los hechos para indagar sobre lo ocurrido. Uno de ellos fue el hermano del occiso, quien presume que quizás alguien le debía dinero, y al llegar a la fecha y por no pagarle lo asesinó.

“Mi hermano era el dueño de este local, él prestaba dinero a la gente por hacerles un favor, el otro es un amigo de la familia de San Jacinto de la Costa”, afirmó Hugo Córdova.

Hugo solicitó que la Policía y las autoridades no dejen este caso impune y que los autores de este asesinato sean sancionados con la mayor pena.

Procedimiento

Personal de la Dirección de Muertes Violentas (Dinased), agentes de Criminalística, peritos de la Policía Judicial de Tungurahua (PJT) y de otras unidades llegaron para indagar del hecho.

También asistió Lenin Haro, fiscal de Flagrancia de Ambato, quien ordenó el levantamiento de los cadáveres hasta el Centro de Investigaciones Forenses para la necropsia de ley. (EV)