martes, diciembre 7, 2021
Tungurahua Destacado Negocios no se sostienen y crece la morosidad en entidades financieras

Negocios no se sostienen y crece la morosidad en entidades financieras

Luego de más de un año y medio de pandemia y a pesar de que se avizora una reactivación económica, los índices de morosidad tienen un ligero incremento.

Así lo reconocen diferentes instituciones financieras de economía popular y solidaria del país, quienes aseguran que en los últimos seis meses se observa que los deudores ya no cuentan con dinero para cubrir sus deudas.

Según la Asociación de Bancos Privados del Ecuador, la tasa de morosidad en septiembre de 2019 fue de aproximadamente el 3%, mientras que en 2020 se evidenció un incremento del 1.1% ascendiendo a 4.1%, sin embargo, para septiembre de 2021 esta cifra ya bordeaba el 5% de acuerdo con datos de la Superintendencia de Economía Popular y Solidaria.

 

 

Realidad

Joffre Medina, de 42 años quedó desempleado con la llegada de la pandemia por lo que luego de buscar, sin éxito, alguna fuente de trabajo decidió emprender en la comercialización de productos agrícolas.

Para ello juntó sus ahorros e hizo un crédito en una institución financiera a fin de adquirir un vehículo que le ayude a recorrer las comunidades de su sector entregando los productos.

Todo iba ‘viento en popa’, esto mientras la ciudadanía permanecía confinada, pero luego el negocio simplemente decayó provocando que, Joffre, se atrase en los pagos de su crédito.

Para Miguel Toalombo, analista crediticio de una cooperativa de ahorros, lamentablemente es el panorama que se evidencia en muchos clientes quienes se endeudaron pensando emprender, pero las condiciones económicas del país no los acompañan y al contrario se quedaron más endeudados que antes.

“Muchos se pusieron tiendas, otros compraron maquinaria a fin de producir en cantidad, pero sin una verdadera planificación a largo plazo”, explicó.

 

EL DATO
Según la Superintendencia de Economía Popular y Solidaria 
la tasa de morosidad se encuentra alrededor del 5%.

 

Análisis

Desde la Superintendencia de Economía Popular y Solidaria se indicó que, al analizar el desempeño del PIB en el segundo trimestre de 2021, sobresale el hecho de que hay actividades económicas que presentan tasas de variación cercanas a cero y otras negativas.

Entre ellas transporte, actividades profesionales y alojamiento y servicios de comida registran una tasa de variación trimestral mínima; mientras que, la construcción, petróleo y minas, servicio doméstico y agricultura presentan tasas de variación negativas.

Esta situación tiene incidencia en toda la economía y repercute directamente en la falta de pago o el pago parcial de los créditos en todo el sistema financiero, ya que la recuperación económica observada aún no permite generar los niveles de empleo que aseguren un mayor ingreso en los hogares y empresas.

 

Análisis

Jorge Villacís, presidente del colegio de Economistas de Tungurahua explicó que esta situación nace incluso desde que el Gobierno Nacional puso en vigencia las resoluciones que permitían los diferimientos extraordinarios de créditos, medida con la que muchos ciudadanos optaron por acogerse y extender sus deudas.

“El efecto de morosidad se va a ver con más fuerza desde enero del próximo año”, dijo al asegurar que hay muchos factores que agravan la morosidad.

Según el economista son muchos los emprendimientos que continúan decayendo e incluso quebrando, por lo que se requiere políticas económicas y crediticias más blandas para que se pueda contar con una reactivación productiva.

Aseguró que la ciudadanía debe analizar previamente antes de suscribir un crédito. “Se debe buscar emprender de a poco, con el capital que cuente, luego ya una vez establecido el nicho de mercado ahí si optar con un crédito para la producción en masa”, dijo. (FCT)

 

 

¿Cómo evitar caer en morosidad?

  • Ser cautelosos al momento de usar los instrumentos de créditos.
  • Evaluar con atención la tasa de interés de los créditos para así elegir la más conveniente.
  • Planificar nuestro endeudamiento de modo que las deudas no superen el 30% del ingreso líquido mensual.
  • Tener un fondo de ahorro al que se pueda recurrir para cualquier eventualidad.
  • Tener cuidado con los productos adicionales que se pretenden adquirir, como seguros o tarjetas que sean ofrecidas por añadidura.

Noticias relacionadas

La Hora TV