Jóvenes ingieren alcohol por sus parte íntimas

Los jóvenes ya no ven solamente la necesidad de consumir alcohol de forma tradicional, sino que usan otros métodos para hacerlo.
Problema. Los jóvenes ya no ven solamente la necesidad de consumir alcohol de forma tradicional, sino que usan otros métodos para hacerlo.

Esta práctica es cada vez más común entre los adolescentes de la provincia, quienes no piensan en las repercusiones que eso conlleva para su salud.

Son casi las 20:00 del martes 7 de noviembre de 2023, Julia (nombre protegido) llega a su casa con todas la apariencia de haber bebido, sin embargo, el aliento no la delataba.

Su mamá se percató de la actitud “chistosa” de su hija y decidió ver qué era lo que tenía pero no encontró nada.

Julia, de tan solo 17 años, le había pedido permiso para ir a hacer deberes en la casa de una amiga, pasada la medianoche la adolescente empezó a sentirse mal y los cólicos fueron tal que tuvieron que trasladarla a una casa de salud privada para que sea atendida.

En el centro médico, al examinarla, la menor comentó que tenía un tapón que había ‘bañado’ con whisky para poder disfrutar de la tarde en la casa de su compañera de colegio.

Pero este no es el único caso, pues Julia contó que ese día ocho de sus amigas y amigos se pusieron alcohol en sus partes íntimas para poder sentir los ‘placeres’ de ingerir licor sin ser descubiertos por sus padres.

 

TOME NOTA 
El grado de intoxicación alcohólica es más rápido por éstas vías (anal y vaginal), debido a los tejidos en esas zonas del cuerpo.

 

Algo parecido le ocurrió a Daniel, de 14 años, cuyos amigos le dijeron que era la forma de experimentar su primera borrachera sin que sus abuelitos, con quienes vive en Pondoa al norte de Ambato, se den cuenta.

El adolescente cuenta que en un inicio la sensación de ponerse un algodón empapado de licor en sus partes íntimas no fue mala, pero luego la sensación de angustia le hizo creer que algo estaba mal con su organismo, “incluso se me hizo incómodo luego ir al baño”.

Esa no es una práctica nueva y genera preocupación entre padres de familia, quienes no saben cómo actuar frente a este tema, sobre todo porque no saben si sus hijos están o no recurriendo a esta práctica.

EL DATO 
Desde la Organización Mundial de la Salud el consumo de alcohol en la adolescencia puede alterar el crecimiento vital saludable, llevar a comportamientos poco saludables y aumentar el riesgo de sufrir trastornos relacionados con el alcohol en la edad adulta.

 

Complicaciones

Para la gineco-obstetra Karla Mejía esta actividad genera un grave riesgo para la salud en quienes la llevan a cabo. Explica que el alcohol administrado por esta vía puede dañar las paredes vaginales, puede provocar intoxicación y hasta causar la muerte.

“Yo inclusive tuve una paciente que llegó con una hemorragia terrible, sus padres no sabían a qué se debía, hasta que pudimos dar con lo que pasaba, la situación para la menor fue complicada”, comentó Mejía.

 

CIFRA 
Una bebida alcohólica estándar contiene entre 12 y 15 gramos de alcohol. Para la OMS un consumo excesivo es cuando una mujer ingiere más de 40 gramos y el hombre, 60 gramos.

 

La profesional comenta que la vagina es un órgano que absorbe muy bien los medicamentos, con lo que se pretende conseguir los mismos efectos con dosis menores y por ello el problema de absorción de alcohol es que no se pueden medir sus niveles en la sangre.

Cuenta que lo mismo ocurre con los hombres que usan tampones de alcohol a través del ano, por lo que también pueden sufrir intoxicación debido a que no se sabe cuánto alcohol logró asumir su organismo.

La médico general Zonnia Paredes, menciona que entre otras consecuencias graves que puede causar que los jóvenes se sometan a estas prácticas está la muerte celular en la zona lastimada, trombosis profunda, necrosis y sepsis. (NVP)