Importadora Alvarado lanza sus escuelas vacacionales de baloncesto y fútbol

Los entrenamientos de las escuelas de fútbol y baloncesto de Importadora Alvarado se realizan en la quinta Santa Bárbara, sector avenida Manuelita Sáenz, en Ambato.
Actividad. Los entrenamientos de las escuelas de fútbol y baloncesto de Importadora Alvarado se realizan en la quinta Santa Bárbara, sector avenida Manuelita Sáenz, en Ambato.

La academia de Importadora Alvarado por segundo año consecutivo contará con escuelas vacacionales de fútbol y baloncesto.

Importadora Alvarado comienza sus escuelas vacacionales de baloncesto y fútbol para niños y adolescentes desde los 5 hasta los 16 años el próximo sábado 29 de junio bajo la supervisión de cuatro entrenadores tungurahuenses y la presencia del estratega uruguayo Mario Andriolo, quien es el actual DT del equipo principal en la Liga Básquet Pro.

Estos cursos vacacionales buscan fomentar la práctica del deporte en los jóvenes de Ambato y Tungurahua por el periodo de 30 días, donde los deportistas podrán desarrollar y mejorar sus condiciones basquetbolistas y futbolistas a la par de combinar diferentes actividades en las áreas verdes que posee la institución ambateña.

 

LA CIFRA
75 DÓLARES es el valor de las escuelas vacacionales tanto de baloncesto como de fútbol.

 

Visión

Por segundo año consecutivo se abrirán los escuelas vacacionales en la academia del equipo ‘Importador’ y el objetivo es que perdure a lo largo de los años para que en  estos espacios salgan jugadores como Abraham Barahona, que puedan ser la base del equipo profesional de baloncesto y también un semillero de los equipos ambateños de fútbol profesional.

“Es una actividad de un mes, vamos a tener la escuela de fútbol en el complejo Santa Bárbara y otra cancha por el Paseo Shopping. De la misma manera en baloncesto se darán las clases en el complejo y el coliseo de la Universidad Católica, ya que tenemos una trayectoria amplia en este deporte y esperamos sacar jugadores como el chico Abraham Barahona que juega profesionalmente y en algunos años va a jugar en Europa”, manifestó Hugo Alvarado, gerente de la academia Importadora Alvarado.

 

Baloncesto es uno de los deportes que se enseñará en estas vacaciones.
DIVERSIÓN. Baloncesto es uno de los deportes que se enseñará en estas vacaciones.

 

Además, mencionó que el objetivo es formar a los jóvenes para inculcarles la práctica del fútbol o del baloncesto y puedan ser personas de bien en la vida.

“Nosotros hacemos que el chico escoja uno de los deportes y que lo practique para su vida. Tenemos profesionales probados y que son los mejores dentro de su área para que en la provincia tengamos jugadores de buena calidad, ya que vamos a trabajar en conjunto con nuestras escuelas permanentes”, finalizó Alvarado.

 

TOME NOTA 
Las personas interesadas en las escuelas vacacionales de Importadora Alvarado pueden hacerlo llamando a los números 09 95 53 55 55, 09 60 12 09 09, 09 61 23 40 40 o consultar por las redes sociales Academia Importadora Alvarado.

 

Trabajo

El estratega tungurahuense Carlos Pérez, quien dirigió el equipo profesional del equipo ambateño y salió vicecampeón nacional en la temporada 2011-2012, es el principal responsable de la escuela vacacional de baloncesto y con su experiencia tiene como objetivo que más jóvenes se enamoren del básquet.

“Tenemos los materiales necesarios para que los niños y jóvenes vengan motivados a divertirse todos los días con nosotros. Somos un equipo que realiza trabajos planificados dependiendo la edad de los chicos, acá tenemos seguridad y mucha experiencia para desarrollar las habilidades de los chicos”, comentó Pérez.

 

EL DATO
El entrenador del equipo profesional de Importadora Alvarado, Mario Andriolo, también estará presente en algunos entrenamientos de las escuelas vacacionales.

 

De la misma manera, el ambateño Carlos Infante, quien es el principal responsable del fútbol, cree que la parte clave para que los deportistas aprendan y se diviertan es saber elegir los ejercicios técnicos de acuerdo a las edades de los mismos.

“Vamos a trabajar con niños de 5 a 10 años pierdan el miedo a la pelota y les vamos a dar trabajos para que se diviertan con el balón. De ahí con los más grandes vamos a pulir los conocimientos técnicos del fútbol para que desarrollen sus habilidades. Lo más importante es que les guste un deporte y sigan practicándolo en su vida”, dijo Infante. (JR)