miércoles, diciembre 8, 2021
Tungurahua Conoce cómo identificar la urticaria por estrés

Conoce cómo identificar la urticaria por estrés

Si bien es cierto que la urticaria puede también ser una manifestación de reacciones alérgicas, en la mayoría de los casos no siempre es así.

Cuando los pacientes presentan urticaria se examinan con el diagnóstico de alergia, sin tomar en cuenta muchas veces que puede ser una condición emocional.

Pero no todas las reacciones cutáneas que aparecen en la piel y generan picazón son por algún tipo de alergia.

El estrés

La urticaria por estrés es una afección frecuente de la piel no contagiosa: una de cada cuatro personas la padece al menos una vez a lo largo de su vida, pudiendo presentarse a cualquier edad y con mayor tendencia de aparición en adolescentes y adultos jóvenes.

Se manifiesta con lesiones en la capa superficial de la piel en forma de ronchas ligeramente elevadas que pueden desaparecer en horas sin dejar rastros y surgir nuevamente en otras áreas del cuerpo.

Dichas lesiones pueden ser de tamaño variable y resultan molestas debido a que suelen ocasionar una intensa picazón.

En los casos crónicos, sobre todo si se trata de jóvenes o adultos, menos del uno por ciento es causado por alergia a proteínas alimentarias.

Si bien este origen sólo se presenta en niños pequeños, los conservantes o aditivos utilizados en la industria alimentaria y en establecimientos gastronómicos deben considerarse como probabilidades.

Las recomendaciones

Existen alimentos o bebidas que se recomienda que el paciente con urticaria evite, aun cuando no se conozca la causa.

Uno de ellos es el alcohol, por su acción vasodilatadora en la piel, bebidas con colorante, frutos secos, chocolates, pescados y mariscos, quesos estacionados, comidas preparadas comercialmente y alimentos y/o medicamentos que surjan como sospechosos por haber sido ingeridos previo a episodios de exacerbación.

A su vez, las urticarias crónicas pueden ser inducibles, es decir, provocadas por estímulos que a la mayoría de la población no le genera reacciones cutáneas, tales como el frío, el sol, el calor, el agua, la presión o el contacto físico.

Es recomendable practicar ejercicios, comer bien y tomar pausas para que el estrés no se refleje en afecciones como la urticaria. (CNS)

Noticias relacionadas

La Hora TV