miércoles, agosto 4, 2021
Tungurahua 20 pistas para reconocer si su jefe es un psicópata

20 pistas para reconocer si su jefe es un psicópata

EFE Salud · La figura del psicópata se ha relacionado con aquellos asesinos en serie, que matan sin piedad y sin sentir ningún tipo de remordimiento.

Personajes que las películas narran como sanguinarios, como terrores nocturnos que envenenan y se comen a sus víctimas. Esta percepción, que todavía está presente en la sociedad, fruto del cine y de los libros, va más allá.

Y es que la sociedad está inmersa en una confusión de lo que es realmente un psicópata, una situación que permite a estos personajes mimetizarse entre la población para llevar a cabo sus ataques.

Así lo afirma el doctor Iñaki Piñuel, especialista en acoso psicológico, en su último libro ‘Mi jefe es un psicópata (Ed. La esfera de los libros), que lleva por subtítulo ‘Cómo el poder transforma a las personas. Detéctalo a tiempo’.

Realidad

Uno de las principales razones por la que Piñuel ha escrito este libro, explica, es porque cada vez hay más psicópatas dentro de una sociedadnarcisista” que está fomentando su aumento.

El objetivo realmente es concienciar a una sociedad cada vez más dormida y anestesiada moralmente, que va camino de convertirse en una sociedad, ya no solo narcisista, que ya lo es, sino en una psicopática, comenta el autor.

Aunque ya había publicado otros libros relacionados con los psicópatas, Piñuel ha decidido dar un toque de actualidad a su ejemplar, añadiendo, además, las consecuencias que ha traído consigo la pandemia.

Personas que se están volviendo policías, acusadores de sus vecinos… cosas que no pensábamos que pudiese ocurrir y lo cual estamos viendo en la pandemia”.

Según su experiencia, no solo existen aquellos que ya nacen con esta falta de moral, sino que el poder, el éxito y el dinero también pueden crear a un psicópata experto.

A pesar de que parezca que se trata de un trastorno mental, Piñuel 
asegura que no lo es. De hecho, el autor detalla que son personas 
que saben lo que hacen y son plenamente imputables.

La sociedad de la imagen

Nos encontramos en una sociedad que vive de la imagen pública, las redes sociales, la imagen que causamos a los demás, que vive del éxito, del dinero y de la apariencia externa. En opinión del autor, esa es una sociedad donde se camufla muy bien la psicopatía.

Características propias del narcicismo, pero también de la psicopatía, pues, tal y como dice el autor, “son grandes narcisistas malignos”.

Esto es especialmente peligroso. Muchas veces se confunde un problema de psicopatía con un mero problema de narcicismo. Lo es cuando hablamos de personas que no les tiembla el pulso si quieren eliminar a alguien que les estorba”, detalla Piñuel.

Por esta razón, el autor ve imprescindible la divulgación de una información de este calibre.

Yo llamo al psicópata el amigo de todos los niños. Es un personaje del que todo el mundo habla bien y al que todo el mundo le cae bien. Y solo sus víctimas van a ser capaces de ver la verdadera naturaleza que se oculta detrás de la máscara”, asegura.

Asimismo, estos psicópatas, como explica Piñuel, saben perfectamente qué tipo de máscara ponerse con cada persona. Gracias a ello, consiguen identificarse con quien tienen delante y esa persona con el psicópata.

Pero, ¿por qué lo hacen? El especialista habla de aburrimiento y del descubrimiento de un gran poder de seducción y manipulación. Esto, añadido a una carencia de moral y empatía, insiste el autor, llega a ser altamente eficaz a la hora de abusar y vaciar a alguien.

«Generalmente son personajes que se aburren mucho y que solo están motivados por el poder que han descubierto en algún momento de sus vidas, su gran capacidad de seducción y manipulación de los demás», precisa.

 

¿Cómo reconocer a un jefe psicópata?

1. Superficial capacidad de encanto.
2. Frialdad, procedente de su incapacidad de empatía.
3. Tiende a explotar a los demás. Vive del trabajo de sus “esclavos”.
4. Personalidad egocéntrica y presuntuosa que no corresponde con la realidad de sus logros.
5. Miente “sin pestañear” de manera sistemática y compulsiva.
6. Carece por completo de remordimientos o sentido de culpabilidad.
7. Manipula eficazmente, consiguiendo que los demás hagan lo que él desea
8. Experto en ganarse la confianza de los demás y en defraudarla.
9. Elevada capacidad camaleónica.
10. Vive con la sensación de que puede hacerlo todo y que nada puede pararle.
11. Experto en identificar los puntos débiles o vulnerables de las personas.
12. Le excita la vulnerabilidad y se ensaña con los trabajadores más débiles.
13. Pensamiento simple, incapaz de hilar más de dos o tres frases eruditas.
14. Sus emociones son inexistentes, superficiales o artificiales.
15. Con sus adversarios, los compara mediante prebendas, ofertas o promesas. O los “elimina” con técnicas más manipuladores y destructivas.
16. Suele transgredir las normas y las leyes.
17. Argumentos morales finalistas o teleológicos. El fin conseguido justifica el medio para alcanzarlo, sea cual sea.
18. No tiene cura o remedio.
19. Construye a su alrededor clanes, facciones o mafias.
20. Es perfectamente consciente de sus actos. Simplemente no le importa nada emocionalmente el sufrimiento emocional que causa en los demás.

Noticias relacionadas

La Hora TV