Estabilidad

    Ángel Polibio Chaves

    Cuando parecería que lo peor de la tormenta ha pasado, aunque debemos todavía mantenernos alertas y seguir cuidándonos, debemos comenzar a mirar un poco más allá de la proa de nuestra frágil embarcación y guardar una actitud que nos permita no solo sentirnos contentos porque no hemos naufragado, sino tener conciencia de que es necesario mantener una conducta coherente, para evitar desembocar en un nuevo   episodio de dolor y desesperanza.

    Parecería entonces que hoy día, la palabra clave es la estabilidad. Estabilidad política, para permitir al gobernante elegido mayoritariamente dedicar toda su atención a la solución de los gravísimos problemas que enfrentamos; dejemos para más tarde las reivindicaciones grupales que, con ser justas, pueden esperar un poco frente a la reivindicación general de orden para la reconstrucción.

    Estabilidad laboral; dejemos que quienes tienen trabajo puedan disfrutar del privilegio de tenerlo frente a una enorme mayoría que carece de él; no demos paso a la idea absurda de pretender este momento una desvinculación masiva de personal del Estado a cuenta de racionalización del gasto público; dejemos que se propicien oportunidades de trabajo para quienes no lo tienen, aún si es necesario que transitoriamente puedan estar sujetos a un régimen laboral flexible.

    Estabilidad tributaria; no podemos continuar con reformas tributarias frecuentes; no caben nuevos impuestos; si requerimos más ingresos, ajustemos los mecanismos para evitar la evasión y la elusión tributaria. No habrá ambiente propicio para la inversión si no mantenemos reglas claras y permanentes en esta materia.

    Estabilidad social; no cabe propiciar el ahondamiento de las condiciones de miseria y marginalidad que afectan a una mayoría de compatriotas; la pandemia nos enseñó que o nos salvamos todos o todos perecemos, por ello, con enorme solidaridad, volquemos hacia esa mayoría nuestra mayor preocupación, pero al mismo tiempo desterremos el discurso del odio y la revancha.

    Evidenciemos que hemos aprendido la lección.