viernes, junio 18, 2021

Tungurahua Retención de agentes en comunidades indígenas genera controversia

Retención de agentes en comunidades indígenas genera controversia

Cientos de habitantes de las zonas altas de Pasa, en Ambato, participaron en la asamblea comunitaria convocada para tratar la retención a un agente de tránsito.

Al parecer el uniformado fue parte de un operativo de control en el que se generó un conflicto.

El agente permaneció más de 24 horas retenido en la comunidad en custodia de los habitantes.

Los comuneros aseguraban que se trataba de un conflicto por la supuesta persecución que sienten en el control de tránsito.

Aseguraban que no lo liberarían hasta que las autoridades de la ciudad y la provincia escuchen sus peticiones.

Explicaban que el caso se resolvería mediante la justicia indígena.

Este caso ocurrió este 8 de mayo, pero no es el primero donde se registra la retención de agentes de tránsito, pues en julio de 2020 sucedió en la comunidad de Pilahuín.

Mientras que otro caso se registró en la zona alta de Ambatillo al norte de Ambato.

 

Malestar

Esta situación, en las comunidades indígenas, no solo pasa con agentes de tránsito, sino también con miembros de la Policía Nacional. Así se evidenció cuando en abril de este año, tres uniformados fueron retenidos en una comunidad de Pilahuín.

Franklin, nombre protegido, aseguró que varios altercados se suscitan en los sectores indígenas al momento de realizar los procedimientos policiales.

“Cuando hay un choque no se puede hacer el trabajo porque los esconden, o simplemente se oponen a la investigación, pero si se trata de algún fallecido no permiten el levantamiento del cadáver”, dijo.

 

EL DATO
De acuerdo con las autoridades de tránsito al menos dos denuncias 
formales se han levantado por este tema ante las autoridades competentes.

 

Conflicto

Fernando Torres, director de la Agencia de orden y Control Ciudadano del Municipio de Ambato, dijo que la situación es compleja en este tema.

Explicó que es preocupante esta interpretación de la resolución de conflictos ya que se desarrolla en medio de agravios.

“Los agentes estaban cumpliendo su trabajo a través de una orden de control debidamente ejecutada y bajo la Ley”, aseguró.

El funcionario aseguró que los agentes sienten mucha molestia pues tienen la orden de hacer cumplir lo que establece la Ley, pero al tener estos altercados no pueden trabajar.

“Necesitamos que nos permitan trabajar, es nuestra función y seguiremos haciéndolo”, comentó.

Al no ser la primera vez que se retiene a uniformados contra su voluntad, se indicó que hay ya procesos que están siendo investigados, con denuncias formales, ya que puede caer en un delito.

Para Jorge Chagmana, presidente del Movimiento Indígena de Tungurahua con sede en Atocha, la molestia surge debido a las constantes detenciones y la supuesta persecución a los productores del sector rural.

Es por ello que desarrolla la resolución de conflictos como lo establece la Constitución bajo la modalidad de justicia indígena.

 

Análisis

Pedro Tisalema, fiscal de Asuntos Indígenas, explicó que se debe entender que el Ecuador es un Estado Constitucional de derecho y de justicia, en el que se reconoce los derechos de los pueblos y nacionalidades indígenas.

En el artículo 171 se establece que “las autoridades de las comunidades… ejercerán funciones jurisdiccionales con base en sus tradiciones ancestrales y su derecho propio, dentro de un ámbito territorial…”.

Con ello están facultados a la resolución de conflictos. “Siempre y cuando garantizando los derechos humanos”, dijo.

El Fiscal aseguró que falta mucho por trabajar en la capacitación sobre el principio de la justicia indígena.

Lo cual empuja a que se cometan errores, así por ejemplo el cobro de alguna sanción pecuniaria.

“Pero se debe comprender que el principio de esta es netamente sanar, purificar y retomar el equilibrio”, aseguró.

Tisalema resaltó que la facultad de las comunidades se circunscribe solo en su territorio.

Además, no pueden tomar injerencia en las muertes. “Ellos no pueden tomar decisiones, aunque se haya dado en su jurisdicción”, comentó.

A este criterio se suma Segundo Poalacin, presidente del Movimiento Indígena de Tungurahua, quien aseguró que hace falta un trabajo coordinado con dirigentes, ciudadanía y autoridades a fin de que no se den este tipo de inconvenientes. (FCT)

Noticias relacionadas

La Hora TV

Publicidad