Trabajadores con Covid-19 denuncian que les exigen seguir trabajando

    249
    Norma. Los lineamientos del Ministerio de Trabajo y de Salud detallan que todo caso sospechoso debe mantenerse aislamiento. (Foto ilustrativa)

    Les piden un resultado PCR para que se aíslen, pero el Ministerio de Salud lo entrega en una semana. Otro problema es la validación de certificados médicos en el IESS.

     “Tenía miedo de seguir contagiando. Le dije a mi jefe que no avanzo a caminar. Fuimos cinco de una misma oficina los que nos contagiamos”, es el relato de Fabián (nombre protegido), de 37 años, quien el 11 de diciembre presentó síntomas de Covid-19; pero tuvo que seguir trabajando.  “Me dijeron que si no asistíamos nos iban a poner una sanción. El sábado 12 estuve mal y el 13 asistí al IESS”, dice.

    Pasaron cinco días hasta que pudo aislarse, pues en el Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS) se detectó que era un caso sospechoso. Sin embargo, le dijeron que vaya a sacar un turno para hacerse la prueba PCR. Los resultados, que dieron positivo, tardaron una semana en llegar.

    Práctica peligrosa

     El Ministerio de Trabajo señala que, debido a la emergencia sanitaria nacional, se han publicado diferentes documentos, entre ellos: La Guía y Plan General para el retorno progresivo a las actividades laborales versión 6.2’, ‘La Guía de actuación para la prevención y control de COVID-19, durante la jornada presencial de trabajo’ y ‘El Protocolo de Seguridad y Salud en el Trabajo para el sector público y privado’.

    En estos documentos se definen los casos como sospechoso, descartado y confirmado (ver recuadro), y la forma en la que se debe actuar. La cartera de Estado destaca que todos los casos sospechosos se mantendrán en aislamiento preventivo obligatorio (APO), a la espera del resultado de la prueba RT-PCR y se iniciará la búsqueda de contactos directos o estrechos. 

     Sin embargo, existen empleadores que no cumplen con esto.

    Pruebas que tardan y un virus que se expande

    Cinco días después de que Fabián presentara síntomas, su esposa también tuvo fiebre, dolor muscular y otras complicaciones. La doctora del trabajo le dio reposo médico, pero su directora (jefa) no le dejó. “Le dijo a mi esposa que no puede darle permiso, porque tenía mucho trabajo pendiente”.

    La esposa de Fabián se hizo la prueba el 21 de diciembre y el 23 le dijeron que era positivo. Sin embargo, Fabián cuenta que con el aviso no basta, pues los empleadores requieren del certificado médico emitido por el IESS que señala que el aislamiento es por Covid-19. Ese certificado llegó el 28 de diciembre, “sin eso yo tenía que asistir a trabajar”.

    Fabián, además de sentirse débil por la enfermedad, estaba preocupado, pues su miedo era contagiar a más personas.

    Ahora hace teletrabajo, pero planea, junto a su esposa y otros compañeros, poner una queja en recursos humanos, por el manejo del coronavirus en la institución pública donde trabajan. “No es posible que a pesar de estar con sintomatología nos obliguen a ir a trabajar”.

    El Ministerio de Trabajo detalla que el empleador o el representante legal deberá asegurar la vigilancia epidemiológica de casos y contactos en el centro de trabajo, así también la realización de la evaluación de salud previo al reintegro laboral.

    Las sanciones se establecerán de acuerdo a lo estipulado en los Reglamentos Internos de Trabajo y de Higiene y Seguridad. Dependiendo del caso y su magnitud puede ser una multa de 3 a 20 salarios básicos.

    DETECCIÓN. Tomar muestras para descartar Covid es ideal para evitar la propagación

    Poca información

    Mónica (nombre protegido), ejecutiva de talento humano de una empresa privada, dice que la política de la compañía es que ante cualquier síntoma se deje de asistir al trabajo, “incluso un trabajador con gripe, no debe acudir”.

    Pero detalla que no se les ha socializado una norma que sancione a los empleadores por no aislar al personal. “Nosotros lo hacemos por un tema de ética y de cuidar la salud”, agrega.  (AVV)

     “Estoy con oxígeno. Doy cinco pasos y me desmayo, y me dijeron que a razón de qué no puedo hacer teletrabajo”, empleado público de Quito.

    El ‘Curso Virtual de Capacitación del Protocolo de Seguridad y Salud en el Trabajo Para Prevenir y Controlar la COVID-19 en el Ámbito Laboral’ está disponible en la plataforma de e-learning del Ministerio del Trabajo.

    Validación de certificados en medio de la enfermedad

     Adrián (nombre protegido) habla pausado, pues respirar no es fácil, por eso, desde hace más de 15 días usa un tanque de oxígeno debido a la Covid-19.

    Sin embargo, tiene que hacer teletrabajo, porque en el IESS no validaron el certificado que un médico privado le entregó, aduciendo que ya había cumplido 14 días de aislamiento. “Me dicen: ‘¿cómo así te vamos a dar más tiempo, si tu puedes teletrabajar?”.

    El proceso de validación es presencial. Como Adrián no puede caminar, un amigo llevó el certificado a una unidad del IESS en la Marín. Sin este documento, el trabajador continuará en reposo, pero tomando sus días de vacaciones o una licencia sin sueldo. “Soy afiliado, pero mi esposa decidió que no me vaya al IESS, yo he asumido los gastos médicos (…). El lunes hice un poco de teletrabajo”.

    ¿Se validan las pruebas PCR?

    En el IESS explican que las pruebas PCR no deben ser validadas, sino el certificado médico, ya que si una prueba PCR da positivo, es el certificado médico el que detalla si el paciente puede o no teletrabajar, ese es el documento que necesita validación, más no la prueba.

     

    Acudir a lo privado

    Samantha (nombre protegido), se hizo una prueba rápida el 21 de diciembre. El resultado era confuso, por eso le dieron 10 días de aislamiento y debía hacerse una prueba PCR en el Ministerio de Salud Pública de su ciudad, Quevedo.

    El MSP tardó siete días en hacerle la prueba, “porque no había cupo”, dice la mujer. Como los resultados tardaron cinco días, decidió hacerse una prueba cuantitativa privada. “Si no tenía $50 para esa prueba yo habría seguido con la incertidumbre”, dice.

    Fabián pasó por lo mismo. En el IESS le dijeron que para darle de ‘alta’ debía realizarse una prueba cuantitativa que defina su carga viral. “Entre mi esposa y yo gastamos $64, buscando lo más económico, porque queríamos saber si teníamos carga viral y en el IESS nos dijeron que no tienen estas pruebas”.

    Fabián volvió al trabajo pese a que su carga viral sigue alta.  (AVV)

    VACUNA. En este mes se espera que lleguen 50.000 dosis al país

    43 muertes en 24 horas

    Hasta ayer, en el país se reportaron 1.294 nuevos contagios de la Covid-19, después de que en la víspera se registraran más de un millar diarios, y suma 217.377 casos acumulados desde que se declaró la pandemia, informó el Ministerio de Salud Pública.

    De acuerdo al parte oficial diario el número de fallecimientos en las últimas 24 horas fue de 43, por lo que ascendieron a 14.146 los decesos acumulados desde que comenzó la pandemia, entre los 9.565 confirmados y los 4.581 probables.

    Por provincias

    En cuanto a la situación en las 24 provincias del país, la Cartera sanitaria desglosó que Pichincha es la que mayor incidencia de casos registra, con 76.996, 478 nuevos respecto a la víspera.

    Le sigue Guayas, que sumó 195 contagios en el último día, para totalizar 28.000 casos de covid-19 desde el pasado 29 de febrero, cuando se inició el registro oficial de la pandemia.

    A continuación suceden las provincias de Manabí con 15.292 casos, Azuay con 13.943 contagios, El Oro con 8.547, Loja con 7.743, Tungurahua con 7.689, Imbabura con 6.239, Santo Domingo de los Tsáchilas con 6.040, Cotopaxi con 5.831, Esmeraldas con 5.084 y Los Ríos con 4.990.

    Cantones

    Quito es la ciudad más afectada con 71.011 contagios, 450 más que el lunes, seguida de Guayaquil con 19.636 (159 nuevos), Cuenca (11.199), Loja (5.747) y Ambato (5.243).

    Proceso de vacunas

    Lenín Moreno, presidente, anunció que tiene previsto viajar a Washington la próxima semana para gestionar con diferentes farmacéuticas la posibilidad de incrementar el suministro de vacunas anticovid-19.

    Confirmó asimismo que las primeras 50.000 dosis de las vacunas llegarán al país el 18 de enero y serán administradas “de forma inmediata” al personal de primera línea como médicos, enfermeros, trabajadores sanitarios, auxiliares, militares y policías.

    La segunda gran entrega está programada para marzo, y en esa fase las vacunas serán administradas a bomberos, profesores, militares, efectivos de seguridad, personas con enfermedades catastróficas y con discapacidad.

    Está programado un plan logístico que incluye un potencial de 400 puntos de distribución en todo el país y 10.000 de vacunación.

    Para activar protocolos de prevención de riesgos en caso de Covid-19

    • Caso Sospechoso:

    Persona con enfermedad respiratoria aguda grave (que requiere hospitalización) y en ausencia de otro diagnóstico, en ausencia de otra etiología que explique el cuadro clínico.

    Persona con enfermedad respiratoria aguda (fiebre y al menos un signo o síntoma respiratorio, por ejemplo: tos, fatiga, dificultad para respirar y anosmia, ageusia, trastornos digestivos como diarrea, odinofagia, dolores musculares, cefalea), y un historial de viaje o residencia en un país con transmisión comunitaria, durante los 14 días anteriores al inicio de los síntomas.

    • Caso Confirmado:
    Caso sospechoso con prueba de laboratorio RT-PCR positiva para infección COVID-19, independientemente de los signos y síntomas.
    Caso Descartado:
    Caso sospechoso con investigación completa y con resultado de laboratorio negativo para infección de COVID-19.

    Todos los casos sospechosos se mantendrán en aislamiento preventivo obligatorio (APO) a la espera del resultado de la prueba RT-PCR y se iniciará la búsqueda de contactos directos o estrechos. 

    Una vez, que se ha identificado el caso sospechoso de SARS-CoV-2 en los centros de trabajo del sector público o privado, se procederá a realizar la notificación obligatoria y de manera inmediata al área de epidemiología del Ministerio de Salud Pública a través del distrito de salud que corresponda

    El empleador o representante legal deberá:

    Reportar como accidente de trabajo aquellos casos de trabajadores y servidores contagiados en los que se pudiera establecer de manera científica o por métodos adecuados a las condiciones y a las prácticas nacionales, el vínculo directo entre la exposición a agentes biológicos que resulte de las actividades laborales, como lo establece la Resolución MDT-2020-023.
    Reportar los resultados de la investigación del evento.
    Asegurar la vigilancia epidemiológica de casos y contactos en el centro de trabajo, así también la realización de la evaluación de salud previo al reintegro laboral, con el propósito de verificar que el estado de salud es el adecuado para retomar las actividades laborales asignadas.
    Asignar los recursos materiales, recursos humanos y tecnológicos para realizar la gestión de seguridad, salud en el trabajo y gestión integral de riesgos.