Tener un presidente en primera vuelta es una opción poco viable

    238
    VOTO. El 7 de febrero los ecuatorianos elegirán presidente, vicepresidente, asambleístas y parlamentarios andinos.

    El exceso de candidatos y la indecisión de los votantes son factores que provocarían una segunda vuelta.

    Faltan cuatro días para elegir al nuevo presidente y el número de candidatos ha marcado un récord en el país, jamás se había tenido una cantidad exorbitante: 16. Si retrocedemos, en 2006 por ejemplo, los aspirantes eran 13 y en 2009, 2013 y 2017 se mantuvieron en 8.

    Según expertos, el tener tantos candidatos genera dispersión y restaría votos a quienes se catapulten como favoritos, dificultando la posibilidad de una victoria en primera vuelta.

     Incluso, aunque las encuestas demostraran que podría haber un ganador el 7 de febrero, en los días posteriores al levantamiento de esa información cualquier cosa podría suceder y esa información variaría radicalmente, como explica el decano de la facultad de Comunicación de la Universidad de las Américas, Carlos Jijón.

    Un laberinto

    Además de tener 16 candidatos presidenciales, hay electores que deciden su voto incluso cuando están frente a la urna, dice Jijón.

    Con esto coincide Simón Pachano, director Ciencias Políticas: “Es una conducta histórica ecuatoriana, de que exista mucha indecisión hasta el día de la elección. Hay un 20% que deciden su voto el último día. No es algo que llame la atención”.

    La indecisión en esta ocasión podría estar marcada por: el número de candidatos, la crisis de los partidos políticos e inclusive la crisis de pandemia, que lleva a la gente a pensar en otras cosas, como buscar trabajo o mantenerlo, dejando a la política de lado, asegura Pachano.

    ¿Se necesita ‘depurar’?

    El artículo 142 de la Constitución detalla lo que se necesita para ser candidato a la Presidencia: “ser ecuatoriano por nacimiento, haber cumplido treinta y cinco años de edad a la fecha de inscripción de su candidatura, estar en goce de los derechos políticos y no encontrarse incurso en ninguna de las inhabilidades o prohibiciones establecidas en la Constitución”.

    13’099.150 personas están convocadas a sufragar de manera obligatoria. Ante esos requisitos básicos, ¿limitar el número de candidatos sería una opción? Jijón cree que no; desde su punto de vista, lo que debe existir son criterios más estrictos con respecto a los requisitos para inscribir candidaturas. Sin embargo, Pachano no comparte la idea y dice que se estaría violando el derecho democrático de que cualquier ciudadano tenga derecho a elegir o ser elegido.

     Asimismo, Jijón cree que otro de los problemas es la asignación de los recursos por parte del Estado para las campañas. “Se planteó la idea pensando en que no era justo que solo quienes tengan dinero se postulen, con lo que se buscó ampliar el concepto de que cualquier ciudadano podría hacer política y ahora estamos viendo las consecuencias: 16 candidatos y solo 3 con opción real”.

    Por su parte, Pachano cree que el financiamiento estatal es positivo; sin embargo, afirma que la manera en la que se reparten los fondos debe cambiar. “Entregar los recursos directamente a los partidos no es lo adecuado, por ejemplo, para la publicidad en televisión se debería dar un espacio en cadena nacional pagado por el Consejo Nacional Electoral para todos los candidatos, para que no sean los candidatos quienes negocien con los medios”, agregó. (DC)

    Porcentajes para proclamar un ganador

    El Código de la Democracia estipula que para ganar en primera vuelta se necesita, al menos, el 40% de los votos válidos y una diferencia mayor a 10 puntos conceptuales del binomio ubicado en segundo lugar.
    Los votos nulos o blancos no entran al conteo.

     

    Te puede interesar:

    8.307 reclusos ejercieron su derecho al voto

    Simulacros ponen a punto los equipos para el día de elecciones

    Sin garantías que miembros de mesa electoral no tengan Covid-19