Tasa de natalidad disminuyó durante la pandemia

    515

    Aunque se creía que el confinamiento provocaría más embarazos, no fue así. A diferencia de 2019, hubo 123.491 nacimientos menos.

     

    Si fuiste de los que apostó que con el confinamiento provocado por la Covid-19, habría más embarazos, te equivocaste. Los datos oficiales muestran que no hubo un ‘baby boom’, término que se usa para referirse al incremento de la tasa de natalidad.

    Según el Ministerio de Salud Pública (MSP), durante 2020, se registraron 162.336 nacimientos a escala nacional, un número menor al de 2019, cuando hubo 285.827 nacimientos y a 2018, en el que nacieron 293.980 bebés.

    “De existir un repunte de natalidad habría que esperar al menos al primer trimestre de este año”, dice la ginecóloga Yadira Grijalva.

    Menos atenciones

    El MSP detalla que se encuentra cotejando las cifras, por lo que al momento no disponen de datos oficiales de los nacidos en 2021.

    Para Grijalva, un indicador fuerte de que no habría un ‘baby boom’ es la cantidad de atenciones gineco-obstétricas, que al igual que los nacimientos, es menor en relación a 2018 y 2019: durante 2020, el MSP registra un promedio de 1’289.968 atenciones. Mientras que en 2019 fueron 1’697.519 y en 2018, 1’789.964. “Si entre todo lo que ha pasado con la pandemia se puede destacar algo, es que los servicios de neonatología no pararon durante la pandemia”, dice Grijalva.

    Además de las maternidades, hubo áreas dedicadas a la atención de los menores. Por ejemplo, en el Hospital General Docente Calderón, se recibieron a 708 neonatos en el área de cuidados intensivos, entre enero y diciembre de 2020. “El trabajo de esta área no paró durante la emergencia”, agrega Grijalva, la coordinación zonal 9 de Salud.

    En total, en esa casa de salud se recibió a 4.088 bebés durante 2020. Mientras que en el Hospital Gineco Obstétrico Isidro Ayora, desde el inicio de la emergencia sanitaria hasta el 31 de diciembre de 2020, se atendieron 4.416 partos.

    La natalidad disminuye y es generacional

    Que haya menos nacimientos tiene varias explicaciones, dice Alicia Navarrete, activista feminista. “Las parejas han pospuesto sus planes de convertirse en padres por el impacto de la pandemia. Pero también las nuevas generaciones de mujeres ya no tienen como objetivo principal convertirse en madres únicamente”.

    Esto se ve reflejado en los datos del Instituto Ecuatoriano de Estadísticas y Censos (INEC), que detalla que hasta 2018 el promedio era de dos hijos por mujer. Mientras que en 1999 fue de 3,4; en 1994, de 3,6 y en 1989 de 3,8.

    La mortalidad sube y la natalidad baja

    “Lo que hemos experimentado lamentablemente es que el 2020 fue un año con menos nacimientos y más mortalidad”, dice Grijalva.

    El Registro Civil muestra que en 2020, en Ecuador, se emitieron 114.799 certificados de defunción (por todas las causas), mientras que en 2018 se emitieron 71.300 y en 2019 73.717.

    El promedio de aumento de muertes anual del país, antes de la pandemia, era de 2.417, es decir, que en 2020 debían fallecer 76.134, lo que deja un exceso de muertes de 38.665 muertes. (AVV)

     

    Nacimientos en Ecuador

    **2021: MSP se encuentra cotejando datos

    Servicios neonatología

    ¿Qué pasó con la natalidad en otros países?

    El panorama de nacimientos en pandemia en otros países no es diferente al del Ecuador. Un reportaje publicado por la BBC detalla que “los estudios muestran que Estados Unidos se enfrenta al mayor descenso de nacimientos en un siglo y en algunos lugares de Europa el declive es aún más pronunciado”.

    El artículo cita una encuesta sobre planes de natalidad en Europa, que mostró que el 50% de las personas en Alemania y Francia que habían planeado tener un hijo en 2020 iban a posponerlo.

    En Italia, el 37% aseguró que había abandonado la idea por completo.

    Unicef pide no detener la lactancia

    ¿Qué pasa si me contagio de Covid-19 durante la lactancia?, es la duda de Joselyn Proaño, quien en mayo, se convertirá en mamá.

    Según Unicef, es importante que las madres sigan amamantando a su bebé “incluso si están infectadas o sospechan que podrían estarlo, ya que el virus no se ha encontrado en las muestras de leche materna”.

    Para hacerlo, las que padezcan Covid-19 deben ponerse mascarilla para dar de amamantar, lavarse las manos antes y después y lavar y desinfectar las superficies con frecuencia.

    Unicef también recomienda a los padres seguir recibiendo atención médica, incluidas las inmunizaciones rutinarias, después del nacimiento del bebé.

    DATO: Si tienes dudas sobre la lactancia materna llama al 171 opción 2 o acude al centro de salud más cercano.