Tacones y bici

    Por: Diana Luzuriaga Vera

    67

    “Usó pantalones”, decía un titular en una popular revista de hombres. El vehículo de dos ruedas o “la máquina de la libertad” como se la llamó desde 1896 a la bicicleta ha sido una herramienta fundamental en la lucha de la mujer por la igualdad. Subir a una bici para las mujeres fue todo un desafío, ya que la sociedad en aquella época lo consideraba poco decoroso, peligroso para la unidad familiar, y la salud, le fueron atribuidos problemas como: esterilidad, aborto, y de tipo moral (la excitación sexual de la mujer mientras conducía “tema tabú”).

    Este vehículo de dos ruedas fue toda una revolución para el hombre moderno, pero todavía más para la mujer, convirtiéndose en un símbolo de libertad que permitió romper con paradigmas y roles impuestos sobre la mujer. Gracias al esfuerzo de varios colectivos sociales el ciclismo femenino logra tener un auténtico boom. La imagen de la mujer en bicicleta ha dejado de ser extraña, traspasando barreras para formar parte del entramado urbano de nuestras ciudades.

    En este amplio contexto de historia y lucha, surge una iniciativa ciudadana donde los tacones y la bicicleta se unen como emblema para promover el uso de la bici por mujeres de manera cotidiana, como medio de transporte alternativo y ecológico, demostrando que su uso es tan viable que se puede ejecutar con zapatos de tacón. En el marco del día internacional de la Mujer es esencial impulsar políticas públicas que generen nuevos patrones culturales en el ámbito del respeto y la equidad, que permitan la apropiación del espacio público. Para esto, es necesario acotar que debemos debatir sobre las brechas que todavía persisten y cómo podemos superarlas.

    diluve2005@yahoo.com