Monday, April 12, 2021

Editorial Columnistas Nacionales Superar la escasez de agua

Superar la escasez de agua

Martha Rojas Urrego

El consumo de agua dulce ha superado durante mucho tiempo el ritmo de reposición. Los investigadores advierten que este recurso natural esencial se está agotando. Si queremos invertir esta tendencia, nuestra mejor esperanza es invertir en soluciones naturales.

Menos del 1% de toda el agua de la Tierra es agua dulce accesible o utilizable. La mayor parte se encuentra en humedales interiores, como ríos, lagos, pantanos, turberas y acuíferos subterráneos.

Un suministro suficiente de agua podría estimular el crecimiento económico, reducir los conflictos y aliviar el estrés medioambiental.

El consumo de agua dulce se ha sextuplicado en los últimos 100 años; la agricultura, la industria y la energía representan el 90% del total. En 2050, más de la mitad de los habitantes del mundo carecerán de agua.

La inseguridad del agua potable es una realidad potencialmente mortal para la población. Prácticamente todas las fuentes de agua dulce están ahora contaminadas en alguna medida; ni siquiera las cumbres nevadas del Everest se salvan.

Casi el 90% de los humedales han desaparecido desde la Revolución Industrial, y la pérdida se acelera con la globalización.

Los humedales son especialmente vulnerables porque a menudo se consideran terrenos baldíos que se convierten para la agricultura y el desarrollo.

Hay opciones para aumentar nuestro suministro de agua, pero ninguna es ideal. La desalinización del agua de mar crea más problemas de los que resuelve, así como la siembra de nubes y la construcción masiva de plantas de captación de agua, que requiere una inversión considerable y perturba las economías locales.

Dado que la mitad del PIB mundial depende de los servicios de los ecosistemas, salvar los humedales debería ser una prioridad absoluta en la recuperación de la crisis del Covid-19.

La revitalización de los antiguos humedales de Chennai, en la India, para evitar otro “día cero” -como el de 2019, cuando el agua de la ciudad se agotó- ofrece un modelo para otros. Reino Unido recompensa a los agricultores que se centran en la administración del agua y la conservación de los humedales.

Debemos repensar la agricultura, que es el mayor consumidor de agua, para obtener más “cosecha por gota” y eliminar incentivos a la producción intensiva que no considera los humedales, la contaminación del agua y la biodiversidad.

También la industria debe participar. Danone y otras empresas se han comprometido con la administración del agua y la protección de las cuencas hidrográficas, otras empresas han comprometido fondos para la gestión sostenible de los humedales con el fin de satisfacer la creciente población. Gracias a este tipo de fondos para el agua, el río Tana de Nairobi ha generado 27 millones de litros más de agua al día en sólo tres años.

Los humedales son la mejor solución del planeta a la cuestión existencial del suministro de agua dulce. Podemos tener suficiente aquí en la Tierra sin necesidad de buscarla más allá de ella. Lo único que debemos hacer es proteger las soluciones naturales que ya tenemos y utilizarlas con sabiduría.

* Secretaria General de la Convención de Ramsar sobre los Humedales.

©Project Syndicate, 2021.

Artículo anteriorEntusiasmo por lo absurdo
Artículo siguienteLasso vs. Arauz
- Advertisement -

Más columnistas

- Advertisement -

La Hora TV